Necrológicas
  • Ines Ruiz Ruiz
  • Zoraida Vera

¿Qué podríamos esperar de las nuevas autoridades?

Por Dr. Ramón Lobos Miércoles 14 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
38
Visitas

Hoy se completa la instalación de todos los elegidos en los procesos eleccionarios de mayo recién pasado. El perfil de quienes estén trabajando desde los municipios, encabezando los gobiernos regionales y el Consejo Regional, así como los constituyentes son la expresión del trabajo más cercano a las personas y a los distintos territorios. Todos ellos han sido elegidos para representar el sentir de la población en la toma de decisiones que afectan a todos los que vivimos en este territorio. Ellos encarnan la importancia del desarrollo de Magallanes y sus distintas comunas. Fueron elegidos pensando en el bienestar común de la región.

Las políticas nacionales tienen su impacto en las comunas y son los municipios los llamados a ejecutar estos lineamientos a través de proyectos o programas con financiamiento nacional o con aporte regional. La importancia estriba en que estas decisiones sean del ámbito local y de allí lo significativo de elegir un gobernador regional que no responda al gobierno de turno sino que a las personas que lo eligieron y que buscan ese bienestar de la mayoría. Partiendo por aquellos que tienen menos obviamente.

Un grupo importante de ellos lo constituyen los adultos mayores y sus necesidades crecientes, tanto por el incremento de los mayores en la estructura generacional de la región -una de las más envejecidas del país- como también el empobrecimiento que va asociado al envejecimiento, ya que las pensiones en su actual dimensión no son capaces de financiar un envejecimiento satisfactorio o al menos cubrir las necesidades básicas de una parte importantísima de los adultos mayores.

Las políticas nacionales tienden a buscar la optimización de los recursos y por ende buscan la maximización de los resultados, pero lamentablemente van dejando gente fuera que no es beneficiaria de esos programas ya sea porque sobre califican o bien porque son necesidades tan importantes y tan diversas que no hay un programa único que pueda resolver toda su problemática y es allí donde se falla como Estado. Se parte de la base que un o una ciudadana debe recibir el beneficio de una sola institución o programa, generalizando las respuestas y no personalizándolas de acuerdo a sus necesidades, por ello la articulación de distintos programas a nivel de los municipios permite optimizar los recursos, mejorar su ejecución y en definitiva generar cruces virtuosos para esas personas más necesitadas. Aquellos alcaldes o concejos comunales que no lo entiendan así y vean a los mayores sólo como un grupo que se reúnen al alero de las uniones comunales de clubes de adultos mayores, no ha entendido la problemática del envejecimiento. Es necesario ir más allá y avanzar, mientras más longevos, nuevas y distintas necesidades se van generando en los mayores

En Magallanes llevamos años de programas pilotos o experiencias que se van desarrollando como islas en un mar de necesidades, hoy es cuando se necesita extender puentes entre los distintos programas que permitan dar mayor cobertura o respuesta a las necesidades de las personas. Por eso la ejecución de estos programas de intervención sobre los adultos mayores u otros grupos vulnerables como es la infancia también, deben y necesitan ser ejecutados no por distintos entes desconectados entre sí, sino que articulados por un mismo operador con base en el territorio, que lo conozca y que sea capaz de articular: en los territorios esos son los municipios. Es el agente territorial del Estado más cercano a la gente y a quien primero se recurre frente a las problemáticas de nuestra población por lo tanto allí debe centrarse y no en otros grupos aislados que se limitan a cumplir sólo el rol para el cual está destinado el programa y van dejando de lado a muchos mayores o a muchos que requieren de más intervención. En definitiva se profesionalizan en hacer una intervención. Los mayores, los niños y niñas y otros grupos requieren varias de esas intervenciones simultáneamente. No de a una. Es un trabajo multisectorial coordinado.

Cuando se necesita ejecutar y trabajar así en un territorio definido: sólo una municipalidad lo puede lograr. Para el financiamiento o para el enfoque regional está la mano y el trabajo del gobernador regional, y el Consejo Regional para el financiamiento de tales políticas diferenciadas que no cubre el programa nacional. Base del trabajo. Han sido años en que los gobiernos regionales han invertido en cemento y tecnología. Es el momento de intervenir sobre las personas, buscar el lado social de la mejor región que requerimos y necesitamos todos.

Además los constituyentes tendrán la gran tarea de hacer posible que muchas miradas comunes o programas de intervención desde las municipalidades de la región sean posible y si es factible que queden como iniciativas locales refrendadas en nuestra nueva Constitución; es un gran desafío que se está gestando a partir de la elección de las autoridades que recientemente han asumido su rol. Es nuestra esperanza y es nuestra misión en los próximos meses. Este proceso de renovación sigue siendo de todos y debemos todos trabajar por una mejor región. Por eso no basta con votar hay que seguir participando y entregando ideas y trabajo para una mejor región. Tarea con y por todos.