Necrológicas
  • Javier Pardo Ojeda
  • Paulino Vásquez Argüelles

Una enfermera cuida a 21 pacientes

Por La Prensa Austral Jueves 15 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
802
Visitas

Según el estándar internacional, cada profesional no debe estar a cargo de más de diez enfermos.

Hay una brecha en salud que debe sanar”. Así abordaron desde la Asociación Nacional de Enfermeras (Asenf) Magallanes el estudio realizado en nuestro país por la Universidad de Los Andes, que señala que en Chile una profesional del área cuida a 14 pacientes durante el turno de día y a 16 en turno de noche como promedio. En la región, esta relación es una enfermera(o) por cada 21 pacientes.

El malestar en Chile por las desigualdades ha subrayado la necesidad de mejorar los hospitales públicos y se ha pasado por alto como una solución a los problemas de calidad, acceso y la dotación de personal de enfermería es insuficiente. Y, es que según los estándares internacionales la relación debería ser de una enfermera (o) por cada 8 ó 10 pacientes.

Este mismo estudio menciona que disminuiría los costos institucionales y aumentaría los beneficios significativamente para los pacientes, a su vez se asocia con una menor mortalidad hospitalaria, una mayor satisfacción del paciente, menos reingresos y estancias hospitalarias más cortas, lo que sugiere que una mayor inversión en enfermeras podría generar una atención de mayor calidad y mayor valor.

El directorio de Asenf Magallanes, a cargo de la enfermera Patricia Vásquez, se mostró satisfecho con este estudio, lo que demuestra con evidencia científica lo que hace bastante tiempo han venido reclamando, frente a la importancia de contar con una dotación adecuada de enfermeras, porque impacta directamente en la salud de los pacientes y en “Magallanes lamentablemente vemos lejos que se cumpla esta evidencia”.

Recuerdan que en septiembre de 2019 un estudio realizado por Asenf Magallanes sobre complejidad de camas y brechas de las mismas, fue presentado en diferentes instancias a las autoridades locales, regionales y ministeriales con el fin de subsanar esta brecha mediante un aumento de la dotación de enfermeras en los servicios clínicos con condiciones laborales dignas a través de contrataciones que es clave para mantener la estabilidad de la institución, esta profunda necesidad que va directamente relacionada con el ejercicio propio de su profesión al gestionar los cuidados y los recursos que estos requieren, favoreciendo el acceso, oportunidad, seguridad y calidad en la atención de los pacientes a través de los diferentes procesos que requiere una hospitalización desde su ingreso hasta el alta.

En el actual contexto sanitario en que se encuentra el país y que sin duda se mantendrá posterior a la pandemia, Patricia Vásquez visualiza que no cambiará la complejidad asistencial que se presentaba como necesidad antes de que irrumpiera el Covid. Si bien el estudio fue realizado antes de esta catástrofe y entregaba dicha sugerencia, hoy han visto una sobrecarga asistencial mayor donde los propios pacientes han sido testigos en los distintos servicios (médicoquirúrgico) que ha requerido aumentar el esfuerzo en la reconversión de camas de estos mismos a unidades con mayor demanda de atención, aumentando con ello los requerimientos de las gestiones del cuidado de cada usuario en forma particular.