Necrológicas
  • Luis Alberto Bórquez Sánchez
  • Patricia Ximena Alvarado Muñoz
  • Ramón Villarroel Gutiérrez
  • Gloria Jorquera Vda. de Bravo
  • Mateo Sarunic Telesmanic

Pedidos postergados y alza en precios de materiales deja la pandemia a las ferreterías

Por La Prensa Austral Sábado 17 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
947
Visitas

-Valores de algunos productos se han duplicado y la disponibilidad en stock desde los proveedores se ha limitado por la alta demanda.

Nada de fácil ha sido en el mundo de los ferreteros poder cumplir a veces con la demanda de los compradores porque no siempre los productos están o éstos han subido de precio.

Los efectos de la pandemia en el mundo, que ralentizó las producciones de diferentes materiales y productos, sumado a la escasez en la disponibilidad de contenedores para los fletes marítimos, han repercutido en la demora de envíos e, incluso, en el alza de precios porque el transporte marítimo también ha experimentado alza.

Mario Drpic, propietario de ferretería San Marcos, en el barrio Prat, dice que en el último año y siete meses marcado por la emergencia sanitaria ha sido fuera de lo normal porque cambió la forma de atender al público al considerar los protocolos sanitarios y aforo en la cantidad de gente al interior del local.

Señala que ellos hace tiempo dejaron de trabajar con materiales de construcción y su línea de negocios la han orientado a productos en aluminio como ollas, fondos, sartenes. También tienen toda la línea de alimentos para mascotas, especialmente para perros, gatos, conejos y aves de corral. La otra línea de productos bien tradicional es la orientada a siembras con variedad de semillas y fertilizantes, además de plásticos y mallas para la confección de huertas y de invernaderos. A ello suman la línea de máquinas para gastronomía donde han tenido una demanda.

Drpic reconoce que lo difícil en este tiempo también ha sido lograr que los productos lleguen en el tiempo deseado porque hay proveedores que han tenido dificultades en sus manufacturas en otras ciudades del país cuando han debido estar en cuarentena. Incluso han enfrentado demoras cuando la mercadería se va a dejar a las bodegas para su embarque y a veces no es entregada en el tiempo previsto por demoras en atenciones o aforos limitados.

“Como no vendemos materiales de construcción, quizás no nos hemos enfrentado a ese otro escenario. Sin embargo, igual nos hemos topado a veces con las dificultades de transporte, pero al menos las ventas este año están mejores que el año pasado”, dice Mario Drpic, quien destaca que incluso habilitaron un servicio de delivery que funciona en el whatsapp número +56-9-67596732, que ha permitido que muchas dueñas de casa que no quieren exponerse en acudir al local optan por hacer su pedido de alimentos para sus mascotas u otros materiales.

Escasez de materiales
de construcción

Mauricio Pardón, vendedor de la barraca de fierros de Comercial Chelech, de calle Armando Sanhueza esquina Balmaceda, describe: “Vamos para el segundo año de la pandemia. Cuando ocurrió la primera cuarentena hubo una baja en la venta, pero en la segunda cuarentena, la más larga, no fue tan estricta y a eso se sumó que la gente estaba con ingresos ya sea por el 10%, otros por haber obtenido bonos y otros que no redujeron sus ingresos a pesar de la pandemia. Había circulante y eso provocó un alto consumo de materiales de construcción a nivel particular”.

Recuerda que una de las empresas fabricantes de pintura bajó su producción el año pasado por la pandemia y las cuarentenas a lo largo del país. Sin embargo, la gente comenzó a arreglar sus casas, a pintar, y eso causó que no estaba toda la disponibilidad en variedad de pintura.

“Hubo una sobredemanda en materiales de construcción que se asoció incluso a que cuando partió la pandemia en China se produjo allá una detención en la manufactura de diferentes materiales y artículos. Hubo un cese de producción de cuatro a cinco meses allá y que vino a repercutir en nosotros los compradores a comienzos de este año”, explica Mauricio Pardón.

El vendedor sostiene que este alto consumo por materiales de construcción también ha estado asociado a un alza del precio que no se origina por una mayor marginación del comercio local, sino que por reajustes desde los puntos de origen.

A modo de ejemplo recuerda que en tiempo normal compraban cuatro mil planchas de fierro galvanizado y era cosa de tomar el teléfono, enviar la orden al proveedor y era embarcado a la semana siguiente. Ahora ha pedido mil planchas y le responden que quizás le puedan conseguir 300 para enviarlas en un mes porque el producto es trasladado vía marítima desde el mercado asiático y la gran mayoría de la carga ya está vendida.

“El 90% de la carga o materiales viene de China. El consumo masivo está marcado por el rubro de casa y quien está invirtiendo en ello necesita planchas de techo, planchas para forrar la casa, metalcom”, agrega Pardón, quien afirma que planchas de 1,22 por 2,44 metros que antes estaban entre 9 mil y 10 mil pesos han subido a valores que oscilan entre los 15 mil y 23 mil pesos en el mercado local.

Incluso, a modo de anécdota, dice que en un momento pidió al fabricante de pintura el envío de pintura de calor para pintar calentadores o chulengos y le respondieron que aunque tenían el producto, no tenían los tarros para envasarlo porque esos los traen desde China. “Aún hay escasez. A nosotros nos llegó un contenedor con planchas de acero y esa mercadería duró una semana”, dice.

Zamira Chelech, encargada de Comercial Chelech en Punta Arenas, sostiene que también venden artefactos y materiales para el rubro gastronómico y experimentaron un alza en la demanda porque mucha gente se reinventó y armó emprendimientos para preparar comidas. “Las ventas están casi normalizándose este año”, agrega.

La Prensa Austral intentó obtener opiniones de otros locales como Crosur y ferretería El Aguila, pero sus encargados no quisieron participar en la preparación de esta nota.