Necrológicas
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Raúl Rodas Roca
  • Josefina Alicia Uribe Rodríguez
  • Carolina Higueras Koock

To you… “Navy”… (Diana Ross en Punta Arenas)

Por Marino Muñoz Aguero Domingo 18 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
85
Visitas

Fines de 1988: no recuerdo cómo, ni a través de quien supe que la cantante estadounidense Diana Ross vendría a Punta Arenas en un viaje “secreto”. El motivo era netamente familiar: acompañar unos días a su marido Arne Naess, armador y escalador noruego, antes que éste partiera a la Antártica con el objetivo de llegar al Polo Sur. La artista estuvo casada con Naess entre 1985 y 1999. El explorador murió en un accidente de alta montaña en 2004, era sobrino de Arne Dekke Eide Naess, ​ el más importante filósofo noruego del siglo XX.

Enterado de ello, fui a ver a mi amigo Juan Vargas que trabajaba en la Agencia de Turismo del Hotel “Cabo de Hornos” (pues de ser cierto el rumor, cabía la posibilidad que la cantante se alojara en dicho hotel). El motivo de la visita fue solicitarle que -de ser posible- consiguiera que alguno de los o las empleadas del hotel que tuviera contacto con la cantante le pidiera una dedicatoria o autógrafo en un cassette que yo tenía hacía un tiempo (“Diana Ross Golden Greats”) de esos que vendían en la Zona Franca, que no traían ninguna información de autores, año de grabación, ni nada de eso. Mi amigo Juan, además, era un admirador desbordado de la diva -lo es hasta el día de hoy- y estaba al tanto de todos los detalles de su carrera: “que hacía poco había suspendido un concierto en el Central Park de Nueva York por la lluvia y que la presentación continuó al día siguiente” y cosas de ese tipo. A mí me gusta Diana Ross, aprecio su tremenda calidad artística y su invaluable aporte a la historia de la música, pero no soy un “fan” a todo evento. Eso sí, tenemos el recuerdo de haber visto por allá por 1977, su película “Mahogany” en el Cine “Gran Palace” de nuestra ciudad.

El rumor resultó ser efectivo y de ello dan cuenta los diarios de la época que cubrieron la visita. La cantante arribó a la ciudad el miércoles 8 de noviembre de 1988 a las 21,30 hrs., permaneciendo en la zona hasta el sábado 12. Ese día, luego de hacer algunas compras en la Zona Franca tomó el avión de regresó a Santiago a las 13,30 hrs.; su marido se quedó en Punta Arenas (“La Prensa Austral”, eds. 10, 11 y 12 noviembre de 1988; “El Magallanes” ed. de 13 de noviembre de 1988).

La historia del cassette tuvo su final feliz. A mi amigo Juan Vargas lo designaron chofer y asistente de Diana Ross. Entre las tareas encomendadas, le correspondió ir a buscarla al aeropuerto y me contaba que la cantante abordó el vehículo con una asistente (esa era toda su compañía). Diana Ross ocupó el asiento del copiloto, en tanto, su acompañante el asiento trasero junto con el otro chofer asignado. Juan recuerda que la cantante no pronunció palabra alguna en el trayecto a la ciudad, no obstante, fue muy deferente en todo momento, y pudo percibir en ella un dejo de preocupación por encontrarse en un lugar absolutamente desconocido.

El mismo día del regreso, mientras la diva ordenaba su documentación en una dependencia del hotel con la ayuda de mi amigo, éste le formula la solicitud de la dedicatoria, ante lo cual Diana Ross accede amablemente, consultándole a nombre de quien la hace; “to Marino”, respondió Juan. Sin embargo, la cantante no entendía el nombre, ante lo cual y luego de un tercer intento, a Juan se le ocurre traducirlo a “Navy” y la dedicatoria quedó finalmente como: “To you “Navy”. Diana Ross. Nov. 12 Th / 88”. El cassette lo conservamos hasta la fecha y su carátula ilustra esta crónica. La dedicatoria tiene la misma fecha de la nota de agradecimiento que la artista dejó en los libros del hotel y que se reproduce en la edición del domingo 13 de noviembre de 1988 en el diario “El Magallanes”.

En 1988 Diana Ross estaba en el pináculo de su carrera, los detalles de su trayectoria son lo suficientemente conocidos. Cantante, actriz y productora, se inició en la década de 1960 en el Trío “Las Supremas” para luego, en la década siguiente, emprender una exitosa carrera solista, manteniéndose vigente hasta la actualidad. En el plano musical incursiona en el soul, pop, blues, jazz y música disco. De las estrellas musicales de las cuales se tiene conocimiento público que hayan pasado por la región, sin duda, Diana Ross es la más importante.

Notas:

1.- Agradecemos la colaboración de don Víctor Hernández en cuanto a la revisión de los diarios de la época. También las interesantes conversaciones con don Drasenko Vlastelica, en su condición de gerente del Hotel Cabo de Hornos al momento de la visita de Diana Ross.

2.- En el nombre de esas amistades de toda la vida, dedicamos esta crónica a nuestro amigo Juan Vargas.

P.S. To you Diana. “Navy”. July 18 Th / 21.