Necrológicas
  • Graciela del Carmen Mancilla Bustos
  • Alvaro Millalonco Saldivia
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Silvia Hidalgo Huerta

Gabriel Boric y Sebastián Sichel tras sus aplastantes victorias ahora apuntan a La Moneda

Por Agencias Lunes 19 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
39
Visitas

Tras las elecciones primarias presidenciales realizadas ayer en el país, Gabriel Boric y Sebastián Sichel se alzaron con el triunfo en Apruebo Dignidad y Chile Vamos, respectivamente.

Con el 99,90% de las mesas escrutadas, el candidato presidencial del Frente Amplio, Gabriel Boric, y el independiente Sebastián Sichel, derrotaron a Daniel Jadue (PC) y Joaquín Lavín (Udi), respectivamente, quienes eran los que contaban con mayores apoyos en las últimas encuestas.

En Apruebo Dignidad, Boric se alzó con el triunfo con un 60,43%, frente al 39,57% del candidato comunista.

Por su parte, en Chile Vamos, Sichel logró un 49,08%, superando a Lavín, que obtuvo un 31,31%, Ignacio Briones, con un 9,81% y Mario Desbordes, con 9,80%.

De esta forma, Sichel y Boric anotaron sus nombres en la papeleta de noviembre, de cara a las elecciones presidenciales, a la espera de lo que suceda con Paula Narváez (PS-PPD, PL y Nuevo Trato), Carlos Maldonado (PR) y Yasna Provoste (DC).

En su discurso, Boric destacó que “hemos hecho una campaña de propuestas, convocante, que ha superado las expectativas”.

Además, el diputado agregó que “estamos con la alegría de esta victoria alcanzada, pero con la conciencia de que para ganar en noviembre necesitamos ser muchos más”.

“La responsabilidad de cambiar Chile es colectiva. Agradezco ante todo el país a nuestro compañero Daniel Jadue, con quien tal como dijimos, vamos a trabajar desde esta noche y con todas las fuerzas de Chile Digno”, continuó Boric.

En ese sentido, planteó que “no le tengan miedo a la juventud para cambiar este país… Si Chile fue la cuna del neoliberalismo, también será su tumba”.

“Nos vamos a disponer a trabajar sin duda y sin pausa para que Apruebo Dignidad sea el próximo gobierno de Chile”, complementó el abanderado del Frente Amplio.

Además, el parlamentario aseguró que “no estamos concentrando poder, queremos distribuirlo”, afirmando que de ser elegido Presidente desea terminar su mandato con menos poder “del que comencé”, para poder distribuirlo en las regiones.

También hizo un llamado a “quienes aún dudan, a quienes luchan hace muchos años por cambiar el modelo: acá encontrarán las puertas abiertas en una candidatura que sabe escuchar”.

Para finalizar, parafraseó a Salvador Allende, diciendo que “mucho más temprano que tarde, en todas las regiones de Chile se abrirán las grandes Alamedas donde pase el hombre y la mujer libre”.

Sichel: “Sí se pudo”

Entre vítores y aplausos y al son del “¡sí se pudo!”, el independiente Sebastián Sichel dio su primer discurso como flamante ganador de la primaria presidencial de Chile Vamos, garantizando sus intenciones de promover cambios “para un país más justo”, pero “en paz y en libertad”.

Tras recibir en su comando la visita de quienes fueron sus rivales, quienes fueron a felicitarlo, el nominado de la coalición oficialista sólo tuvo palabras de halago para con ellos: “Agradecerle a Joaquín por lo que ha dado por la política. Igualmente a Mario, cuando fui ministro, fue un gran socio, un gran aliado, tiene una percepción de la clase media y entiende mucho lo que está pasando en Chile. A Ignacio y Evópoli por su rigor técnico, por su capacidad de defender siempre sus convicciones”.

“Ahora Chile Vamos es uno solo, partidos, independientes, gente de la calle, somos una coalición que se prepara para ganar la elección presidencial porque sentimos que el proyecto que representamos para Chile, de justicia y libertad, es el mejor proyecto para los chilenos, y vamos a ganar en noviembre y en diciembre”, sostuvo en sus primeras expresiones como vencedor.

Posteriormente ofreció un discurso más elaborado, en el que destacó su campaña: “Durante meses dijimos una y otra vez que esto no era contra nadie, era por amor a Chile, por amor a un país que necesita cambios, pero en paz, en libertad y en democracia. Por un país que amamos su historia, pero amamos mucho más su futuro, por un país que queremos construir colectivamente”.

Agradeció a sus votantes “por confiar, creer y soñar que puede haber una mejor política cuando son las perdonas lo importante”, a la vez que remarcó que “ser de centro nos pone orgullosos, y ser reformistas es una forma de mirar el mundo”.

En ese sentido, formuló “un gran llamado al mundo de Chile Vamos: no ganamos nosotros y perdieron los otros, sacamos una tremenda votación que nos permite pensar, cuando otros creían era imposible, que podemos ser gobierno y que vamos a gobernar para la mayoría de los chilenos”.

Para ello, abogó por una nueva forma de hacer frente a los desafíos que vienen. “Adiós a la política de las corbatas, bienvenida la política de los bototos. Adiós a la política de la confrontación, bienvenida la política de la colaboración. Adiós a la vieja política que divide el mundo en dos, bienvenida la política que quiere unirnos, hacer un país juntos y mirar a los ojos a los chilenos y decirles ‘vamos a hacer todo lo humanamente posible por mejorar su vida, por trabajar por ustedes’”, manifestó.