Necrológicas
  • Javier Pardo Ojeda
  • Paulino Vásquez Argüelles

Ahora todas las miradas llevan a Provoste-Narváez

Por La Prensa Austral Martes 20 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
89
Visitas

La carrera presidencial sigue en marcha

Tanto la DC como el PPD prefirieron marginarse y esperar el resultado de las Primarias. La interrogante es, entonces, ¿cómo los deja el actual escenario luego de lo ocurrido el domingo?

Terminado el proceso de las Primarias, buena parte de las miradas se direccionan ahora hacia las decisiones que deberán adoptar ésta o, a más tardar, la próxima semana los partidos integrantes del pacto Unidad Constituyente. O, para que mejor se entienda, los “sobrevivientes” de la Nueva Mayoría o emblemáticos de la fenecida Concertación.

La decisión del atribulado PPD, la incierta decisión de la DC, la expectativa del PS y la observancia del PR son parte del escenario que deberá definirse una vez que la carta de la Democracia Cristiana, Yasna Provoste, ratifique su decisión en cuanto a si será presidenciable y en qué términos. Un acuerdo partidario o una consulta ciudadana (ya no primarias legales) aparecen en el horizonte; sin embargo, el tiempo apremia y las condiciones ya no parecen ser las mismas luego que la carrera de Daniel Jadue se esfumó de manera clara y contundente (tal cómo el mismo lo expresó) con el triunfo del frenteamplista Gabriel Boric.

Para la presidenta regional de la DC, Gloria Chodil, el tiempo es acotado y reconoce que apremia una decisión. “Nosotros a nivel de regiones estamos listos para dar el vamos a la campaña, sólo resta el acuerdo en cuanto a cuál será el mecanismo de definición. Eso se conversó en reunión con nuestra camarada presidenta”, enfatizó.

La alusión tiene que ver con el encuentro que sostuvieron los dirigentes regionales con la presidenta nacional Carmen Frei, oportunidad en que participó Provoste y en donde quedó clara la intención de proclamar a la actual presidenta del Senado como su abandera presidencial el próximo 21 de agosto en el marco de su junta nacional. El punto es que eso ocurrirá a 48 horas del cierre de las inscripciones presidenciales, desestimando de ser así cualquier posibilidad de ejercicio electoral con al precandidata Narváez.

Y mientras la DC parece correr con colores propios, el PPD vive dos escenarios distintos, uno donde un grupo de militantes instala la idea de poner fin a lo que en su origen fue un partido instrumental (1987), y otro donde se intenta ser alternativa presidencial con la figura de Paula Narváez.

Una cosa de “factores”

El conflicto entre ambas colectividades tiene la complejidad extra de los resultados de las Primarias del fin de semana.

Los resultados dejaron en claro que las encuestas que han venido sustentando a Provoste estuvieron lejos de la realidad e, incluso, parecieron factor de distorsión para una realidad que dio cuenta que ni Daniel Jadue ni Joaquín Lavín tenían la carrera ganada.

Y si esas cuentas no son alegres para muchos, surge otro elemento que ayuda poco y nada, en este caso a la DC: el “factor Sichel”, que representa a buena parte de dicho sector, tomando en cuenta además que el propio ex ministro de Sebastián Piñera militó en la falange.

El problema tampoco es menor en el Partido Por la Democracia. Su abanderada, Paula Narváez, intenta mantenerse firme en la campaña de desgaste que asumió Provoste, sumando ahora el “factor Boric”, que parece despojarla de buena parte de un sector importante para sus aspiraciones: el Partido Socialista.

Sin embargo, la posibilidad de diálogo entre Narváez y Boric va más allá de sentarse a comer sopaipillas (ocurrió en Concepción a principios de este mes). Ya lo esbozó el referente PPD, Francisco Vidal, tras el triunfo de Gabriel Boric: “Tenemos muchos puntos en común con el programa del Frente Amplio y dialogar es una posibilidad”.

El propio ex ministro de Michelle Bachelet y Ricardo Lagos reconoció que los partidos tradicionales de la oposición cometieron el error de no efectuar una primaria, “invisibilizando” a sus candidatas Narváez y Provoste, y prolongando lo que a su juicio fue una “noche maldita” (el 19 de mayo) cuando una parte del sector quiso alinearse con el Frente Amplio y el Partido Comunista, mientras otro insistió en una Primaria en la Unidad Constituyente. Finalmente, no hubo ni lo uno ni lo otro.

Quien también reconoció como un error el no sumarse a las Primarias fue el secretario nacional de la DC, David Morales, quien ayer también adelantó que la candidatura única de la Unidad Constituyente tiene que quedar definida esta semana y que si en una segunda vuelta les toca apoyar a Gabriel Boric, lo harán “con total convicción”.