Necrológicas
  • Javier Pardo Ojeda
  • Paulino Vásquez Argüelles

Ministra de las Culturas descarta reducción del presupuesto del proyecto de Biblioteca y Archivo Regional

Por Cristian Saralegui Domingo 25 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
54
Visitas

– Además de las actividades que la trajeron a la región, la secretaria de Estado abordó la difícil situación en el mundo artístico, producto de la pandemia del Covid-19.

La restitución de piezas del pueblo yagán al Museo Martín Gusinde de Puerto Williams, la inauguración de las exposiciones por los 500 años de la primera circunnavegación completa de la Tierra y el homenaje al personal del Hospital Clínico, fueron las principales actividades de la agenda que cumplió la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés Chadwick.

La secretaria de Estado abordó temas como el proyecto de Biblioteca y Archivo Regional, cuyas obras se iniciarán a principios de 2022 en la ex cárcel pública, además de las postulaciones a proyectos Fondart y la creación de un Registro de Agentes Culturales, con el fin de implementar políticas públicas.

Sobre el proyecto que involucra a la ex cárcel y que se ha postergado por años, la ministra asegura que en febrero comenzarían las obras, para ser inaugurada en 2024.

“Son 15 mil millones de pesos, de los cuales la mitad los aporta el gobierno regional, un 25% la Subdere y el otro 25% el ministerio a través del Servicio Nacional del Patrimonio. No hubo disminución en este caso, la inversión se mantuvo en el caso de la biblioteca, porque uno de los legados es mejorar y aumentar la infraestructura cultural en el país. El tema es hacer obras que sean permanentes”.

Aunque recalca que el proyecto se mantiene tal cual fue planificado, “la licitación ha demorado porque ha habido muchas visitas y reconsideraciones, pero en febrero se pondría la primera piedra. Y los compromisos de financiamiento se mantuvieron. Estamos contentos, porque ha habido problemas aquí con las bibliotecas. Lo que rescato en este tema es que es un espacio irremplazable y un centro cultural también, y estamos con una política de impulsar la lectura en el país. Es un lugar que congrega muchas actividades y espacios”.

Restitución de piezas

La restitución de objetos y piezas a las comunidades yaganes también fue muy valorada por la ministra, pues “era un tema pendiente, que venía conversándose, pero que había que ejecutar. Este es el tercer viaje que hago con restitución de bienes. Son objetos cuyo origen está aquí y en Santiago, nuestro Museo de Historia Natural, donde por cierto están muy bien conservadas estas piezas, son colecciones inactivas, porque no están vistas por sus comunidades, por sus antepasados y es legítimo que vuelvan aquí. Lo otro interesante de estas piezas es que fueron recolectadas por el antropólogo Martín Gusinde y está la documentación fotográfica y relatos orales asociados con los objetos y le da un valor agregado, que enriquece mucho más el objeto”.

La reactivación post pandemia

Aunque aún es muy prematuro pensar que la pandemia ha quedado en el pasado, las cifras favorables en Magallanes han llevado a que se retomen algunas actividades culturales. “Me da un gusto enorme ver la luz al final del túnel, comienza la reapertura y la reactivación, que es tan necesaria para toda la cadena de valor de la cultura, desde los creadores, artistas, gestores, distribuidores, hasta la ciudadanía. Necesitamos la presencialidad, que es irremplazable. Se han hecho enormes esfuerzos para ofertas digitales culturales, pero nada reemplaza la presencialidad”.

En esa línea, el Ministerio lanzó esta semana el proceso para postular a los Fondart y que repartirá $30 mil millones, pero el total de este año es $64 mil millones, destacó Valdés.

“Son cifras inéditas en el presupuesto del ministerio, pero la idea es reforzar, porque es un sector severamente golpeado”, comentó la ministra.

A los Fondart se suman otros fondos: Emergencia, otro para organizaciones culturales colaboradoras, también uno destinado al patrimonio, al mejoramiento integral de museo, mejoramiento de bibliotecas públicas, entre otros.

“No me quiero jactar, pero fuimos el primer ministerio que lanzó un fondo de emergencia, en abril del año pasado, por $15 mil millones, para revisar aquellas actividades que no se podían realizar por la pandemia, como giras y festivales, que los reorientamos en acciones directas para ayudar al sector”, destacó Consuelo Valdés.

Sin embargo, en el ambiente cultural regional hubo críticas, precisamente por no contar con ayuda para solventar su labor cultural en pandemia, expresada, por ejemplo, por el Sindicato de Actores y Actrices de Chile, Sidarte. Al respecto, la seremi Katherine Ibacache, mencionó que tuvieron reuniones con los gremios, “y el año pasado, Crearte en Casa fue una iniciativa que salió muy atingente, llegando a 109 realizadores, que se financió con Fortalecimiento de la Identidad Cultural, fondos regionales”, ejemplificó.

Respecto a este tema, la ministra recalcó que “puede que parezca insuficiente para todos los requerimientos, pero hemos hecho todos los esfuerzos y trabajando directamente con los gremios y organizaciones, para ver que ellos nos ayuden a definir las líneas de apoyo, además de los protocolos dentro del plan Paso a Paso, y el año pasado abrimos una unidad de intermediación legal, para orientar al sector cultural en todos estos temas para acceder a distintas medidas del gobierno”.

Registro de artistas

Una de estas orientaciones está relacionada a la creación del Registro de Agentes Culturales y Patrimoniales. “La información que existe hoy es incompleta y está desactualizada. Tenemos algunos registros que cruzamos con el Ine, pero no son coincidentes; esta es una deuda histórica. Y ahora estamos iniciando ese registro, que entren a nuestra página, porque ya llevamos 5 mil personas inscritas y si este registro lo hubiésemos tenido en marzo del año pasado, habríamos llegado a mucha más gente. A mejor información, mejores políticas públicas del Estado. Son tres meses, es un cuestionario muy sencillo y está abierto para toda persona que se considere un trabajador cultural, individual o colectivo. Dentro del contenido del formulario hay preguntas muy importantes, respecto de temas previsionales y de salud, porque ese es otro tema, la precariedad previsional y de salud de nuestros artistas”, reconoció, finalmente, la ministra Consuelo Valdés.