Necrológicas
  • Javier Pardo Ojeda
  • Paulino Vásquez Argüelles
Cruzada por la Rehabilitación se hará el 12 y 13 de noviembre

Las historias de los tres embajadores que liderarán las Jornadas

Por La Prensa Austral Lunes 26 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
217
Visitas

Víctor Cortez Zambelich, Marianela Martínez Escobar y José Aguilar Ojeda son los tres embajadores que liderarán la versión Nº34 de las Jornadas por la Rehabilitación en Magallanes. Una cruzada solidaria que busca mantener el funcionamiento de las tres sedes, a las que se sumará el proyecto en Puerto Williams. Igual que la edición anterior, no habrá una meta definida aunque se busca alcanzar al menos lo logrado durante 2020.

A sus 40 años, Víctor es el embajador de la sede Punta Arenas. Vivió la rehabilitación en primera persona al ser diagnosticado con un cáncer benigno en la médula espinal, que fue tratado mediante un procedimiento quirúrgico, del cual quedó con secuelas y muchas dificultades para moverse. “A los 18 años me fui a estudiar a la Región de Valparaíso, allá hice mi vida. Pero volví para tener rehabilitación acá”, confiesa con optimismo, porque para él Magallanes está marcando los episodios más esperanzadores.

Declara que la rehabilitación es un proceso difícil, para cualquier persona que no tiene sus funciones normales. “Esto es un golpe duro, pero con paciencia es superable. Sin embargo, levantarse fue el resultado de un largo proceso no exento de malos momentos”, señala.

“Tuve una depresión. No tenía ganas de moverme, pero todo depende de uno, aunque hay condiciones que no son recuperables. A otros pacientes les diría que no se rindan, pero depende mucho de las personas. Asumí ser embajador porque no lo vi como algo para mí, lo vi como algo o un testimonio para los demás, una forma de ayudar, para que otras personas entiendan que si quieren van a poder. Este es un tema más mental que físico. Por eso quiero decirle a todo Magallanes que nos sumemos a las Jornadas de este año”.

Marianela Martínez Escobar (48) es la embajadora de la sede Puerto Natales. Padece de una discopatía cervical y lumbar, además de fibromialgia. “Mi día a día depende del grado de dolor con el que pueda despertar. La fibromialgia es un dolor generalizado en todo el cuerpo. Es como si te hubieran apaleado el día anterior, y despertaras machucada entera. Y si no está ese dolor, dan pinchazos en las rodillas, duelen las manos. Siento dolor en los brazos o sobre todo en la espalda”.

Si bien ella ha vivido con estos dolores por casi 7 años, hace tan sólo uno recibió un diagnóstico más claro, lo que le ha permitido optar por el proceso de rehabilitación en la sede de Puerto Natales.

“La rehabilitación es un proceso largo. Con la ayuda del Centro de Rehabilitación se puede. La fibromialgia no es algo que vaya a desaparecer. Y el centro, pese a que es muy chiquitito, ha llevado todo muy bien. Atienden a muchas personas, porque Natales ha crecido mucho y con la pandemia habrán más casos que necesitarán terapia. El mismo caso de las personas que han tenido Covid y que han terminado intubadas, serán derivadas al Centro de Rehabilitación. Por eso es tan necesario que sigamos manteniendo vivo nuestro centro. Hoy más que nunca”, enfatizó esta usuaria.

Por último, José Aguilar Ojeda (54) es el embajador de Porvenir. En su caso enfrentó un accidente laboral que se complicó por su diabetes y que a la postre le significó que le amputaran ambas piernas, y también perdió a su compañera de vida. Quedó postrado en silla de ruedas, pero hoy da sus primeros pasos para volver a caminar, gracias a las prótesis que le han permitido soñar con volver a trabajar. José se radicó en Porvenir hace dos años, cuando llegó desde Chiloé. Desde entonces recibe terapias kinésicas en el Centro de Rehabilitación fueguino.

“Lo más lindo que uno puede recibir es una sonrisa. Ellos saludan con cariño a todos los pacientes”, señala mostrando entusiasmo y confianza en el proceso de rehabilitación comenzado en la isla. “Me gusta Porvenir, es un lugar tranquilo para vivir, la gente es amable. La rehabilitación es un paso para hacer la vida más placentera, para poder movilizarse”.

Durante el tiempo que lleva en rehabilitación, asegura haber encontrado algo más que atención física. “No todo es ejercicio, no todo es terapia, uno tiene una persona con la que dialogar, a la que contarle sus cosas. Como uno está solo acá, esa es una forma de ver para fuera. Uno encuentra a un amigo en el terapeuta y una persona segura en la que se puede confiar. Con los ejercicios uno puede salir a flote, poco a poco”, complementa.

Rehabilitación
en cifras

La misión de la Corporación de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur es contribuir a mejorar la calidad de vida de personas, de todas las edades, en situación de discapacidad.

El año pasado se realizaron 126.007 atenciones administradas a 3.233 usuarios. Pese también al complejo escenario sanitario mundial, ingresaron 1.125 usuarios nuevos.

Para cumplir con su tarea rehabilitadora pusieron en marcha innovadoras formas de atención, usando redes sociales y avances tecnológicos para estar cerca de las personas en situación de discapacidad por medio de la telerehabilitación. Y, es que de las 126 mil atenciones, 83 mil de ellas fueron por telerehabilitación.