Necrológicas
  • Ines Ruiz Ruiz
  • Zoraida Vera

Bendecido!!!

Por Emilio Boccazzi Campos Lunes 2 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
132
Visitas

Bendecido le señalé, al flamante gobernador regional de Magallanes y Antártica Chilena, Jorge Flies, en la primera y única reunión que hasta hoy hemos sostenido como consejeros regionales con la nueva autoridad regional recientemente electa por los ciudadanos de Magallanes.

Bendecido, pues claramente tendrá la oportunidad, una nueva oportunidad, una segunda o tercera oportunidad, de resolver, entre otros, al dilatado problema de darle un adecuado y pronto uso, a las dependencias del ex Hospital Regional de Magallanes, abandonado a su suerte desde el 4 de octubre del año 2011.

Ese día, es decir hace casi 10 (diez) años, se produjo el traslado a las nuevas dependencias de lo que hoy se denomina Hospital Clínico de Magallanes. Maravillosamente y con la decisión política del ex Presidente Lagos de adquirir los terrenos y desarrollar los primeros trabajos y los estudios previos, luego de la ex Presidenta Bachelet en su primer mandato de desarrollar los diseños definitivos y la construcción, se produjo durante la primera administración del Presidente Piñera la inauguración del nuevo Hospital Clínico, de 44.000 m2 de construcción. Reemplazó al viejo hospital de calle Angamos de 18.000 m2.

Hasta ahí, todo bien. Lo necesario, lo que requería la región y el austro, de tener un centro hospitalario y con características de Hospital Clínico, lo que hoy permite que las primeras generaciones de médicos formados en Magallanes, hayan tenido junto a la formación académica, su formación clínica y hospitalaria allí, en el nuevo Hospital Clínico. Ojalá desarrollen y devuelvan sus conocimientos a la comunidad magallánica.

Pero volvamos al viejo hospital, a ese que hoy, es lugar de deterioro, de afectación a un vasto sector del barrio Prat y su entorno inmediato, y que es testigo mudo de la incompetencia que hasta ahora hemos tenido como magallánicos, en especial y medalla de oro en esto, de todos los ex intendentes, que han mediado desde el 4 de octubre de 2011, es decir desde el día en que se puso en marcha el nuevo Hospital Clínico y con ello el cierre definitivo del recordado Hospital Regional de calle Angamos y de su “Posta de Atención de Urgencia” en calle Condell.

Desde esa fecha, l@s ex intendent@s Arturo Storaker, Mauricio Peñailillo, Claudio Radonich, Jorge Flies, Christian Matheson, Maria Teresa Castañón, José Fernández, Jenniffer Rojas pasaron sin dar siquiera pasos conducentes, a que en la realidad y lejos de las disculpas, que a estas alturas agravan la falta, solucionaran definitivamente esta mancha que significa haber tenido en sus manos casi unilateralmente, la cartera de inversión regional y, la INICIATIVA de dar la prioridad, de resolver esta materia postergada por espacio de 10 años.

Hoy, quien he señalado, es bendecido con la oportunidad de dirigir el Gobierno Regional, haciendo historia, al ser, el primer gobernador electo democráticamente por la ciudadanía. Tiene una nueva oportunidad, de resarcir tanta inacción, y de dar un uso eficiente y eficaz a un recurso público, que se encuentra depreciado, sitiado, tomado, y en franco deterioro, lo que afecta no sólo a los vecinos directos de esa inmensa estructura inutilizada, sino que afecta también el ánimo de la gestión pública y en general, es otra razón más para que la gente no dé confianza a las autoridades y a sus decisiones políticas.

¿Cuántas ex autoridades, quisieran tener la oportunidad y, el tiempo, un nuevo tiempo, para resolver materias que ellos mismos tuvieron la oportunidad de resolver, pero que quizás, por otras razones y decisiones hicieron que esa materia no la hayan podido resolver en su primera oportunidad? Pues hoy, el nuevo gobernador, tiene la oportunidad y casi la obligación de resolver esta asignatura pendiente, que definitivamente no se puede seguir postergando. Las miradas están puestas en él. Claramente, cada uno de nosotros cumplirá los roles secundarios que permitan poner nuevamente en valor, un bien público, de tremenda historia y enorme superficie, y que en términos estructurales puede ser re-utilizado, reciclado para ponerlo en valor para la gente de Punta Arenas y de Magallanes. Dejémonos de andar botando y olvidando la vieja infraestructura, pues recordemos que seguimos siendo un país modesto y esforzado, que requiere la visión y decisión de sus autoridades.

Bendecido por tener una segunda oportunidad!!!