Necrológicas
  • Humberto Faustino Mayorga Ovalle
  • Héctor Hugo Pérez Ojeda

En el sector de bahía Grande, isla Tierra del Fuego: 4 toneladas pesa la nueva boya pilar que se instalará en el Estrecho

Por La Prensa Austral Lunes 2 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
153
Visitas

Recientemente la tripulación del remolcador Lautaro de la Armada apoyó la primera fase de instalación de una nueva boya pilar en las cercanías de la isla Contramaestre, sector de bahía Grande en la isla Tierra del Fuego. Así se busca renovar la red de ayudas a la navegación existentes en la Región de Magallanes y Antártica Chilena.

Para ello se trasladó a personal especialista del Centro Zonal de Señalización Marítima de Punta Arenas, buzos de la partida de salvataje de la base naval y gobernación marítima de Punta Arenas, así como oficiales subalternos del Fuentealba, Cabrales y del Isaza con el objetivo de adquirir experiencia en la compleja maniobra de fondeo de boyas pilares.

Desde la Armada se explicó que a diferencia de las boyas convencionales que marcan un área de peligro, las boyas pilares marcan un punto específico en la ruta de navegación, requiriendo precisión en su ubicación y un coordinado trabajo de instalación que involucra a distinto tipo de personal naval especialista en la operación. Estos elementos forman parte del proyecto Fénix, el cual ha incorporado nuevos implementos y tecnología a la ayuda a la navegación existente en el territorio nacional.

El desplazamiento del remolcador Lautaro a la zona de trabajo fue en la tarde del pasado lunes 26 de julio, coordinando los diferentes equipos involucrados en las respectivas tareas, viéndose el cumplimiento de las medidas sanitarias vigentes en el actual contexto de pandemia, así como lo correspondiente a la seguridad en las diferentes áreas de trabajo, las cuales consideraban labores en cubierta, buceo, operaciones en botes de goma.

En la mañana del 27 de julio el primer grupo de trabajo se dirigió a la boya pilar realizando personal especialista el proceso de eco sondaje con instrumentos portátiles y ratificación de posición con GPS. Esto con el objetivo de determinar la profundidad de la base de la estructura para los trabajos de los buzos y verificar si la boya pilar contaba con un desplazamiento de su ubicación, en relación a lo determinado en los registros de ayuda a la navegación establecidos por estudios hidrográficos anteriores.

La nueva boya pilar que será instalada -en reemplazo de la anterior que cumplió su vida util- tiene un peso de 4 toneladas para ser conectada a la estructura submarina, sumando un total de 31 toneladas.