Necrológicas
  • Javier Pardo Ojeda
  • Paulino Vásquez Argüelles
Al fijarse un tope de 2.100 unidades de fomento

Recorte presupuestario a futuras viviendas sociales las dejará con un dormitorio menos

Por La Prensa Austral Jueves 5 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
4,405
Visitas

Director regional del Servicio de Vivienda y Urbanización, Dubalio Pérez, explicó que se trata de un ajuste que no mermará la calidad de la vivienda y que el tercer dormitorio quedaría proyectado en la ampliación.

Las diferentes agrupaciones de pobladores que aspiran a la casa propia están en alerta luego que algunas de ellas, en reuniones con personal del Servicio de Vivienda y Urbanización, fueran informadas que las casas que proyectaban recibir tendrán algunos cambios, como la supresión de uno de los tres dormitorios y de la pintura interior.

Se les planteó que podrían evitar aquello si ellos aportaran recursos más allá de lo previsto inicialmente, con sumas de hasta $6 millones, lo cual visualizan totalmente inviable.

Hace dos meses se destacó la aprobación del nuevo convenio de programación entre el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) con el gobierno regional, estableciéndose un monto global de $357 mil millones, de los cuales un 73,4% será aportado por el Minvu y un 26,6%, por el Gore en el periodo 2021-2026.

Con este acuerdo, se proyecta construir poco más de 6.700 viviendas en un periodo de seis años y se beneficiará no sólo a las grandes comunas, sino que alcanzará a todas, incluyendo las más pequeñas que por años han quedado postergadas de nuevos planes habitacionales.

Sin embargo, lo que no se sabía es que este nuevo convenio fija un tope en el costo final de la casa social que no puede exceder de las 2.100 unidades de fomento. Así lo explicó ayer el director regional del Servicio de Vivienda y Urbanización, Dubalio Pérez, quien dijo que el convenio de programación anterior no tenía un tope definido en el valor de la vivienda y se estaba llegando a sumas de 2.700 unidades de fomento por parte de las entidades patrocinantes o constructoras que se adjudican las obras.

“El convenio de programación suscrito entre Minvu y gobierno regional fijó un tope de 2.100 unidades de fomento para la vivienda social y este tope deben mantener las empresas. Con las alzas de los materiales y costos que ha sufrido el tema igual está sobrepasando el monto y eso tenemos que verlo con el gobierno regional para ver si se suplementa la diferencia de 200 unidades de fomento, porque el costo estaría bordeando hasta las 2.300 UF”, explicó Dubalio Pérez.

El directivo del Serviu insistió que acá más que nada hay un ajuste y recordó que el Minvu aporta cerca de 1.500 unidades de fomento, mientras el gobierno regional acude con poco más de 550 UF y las familias beneficiarias con 30 UF.

“Las viviendas actuales se estaban entregando con tres dormitorios, pero los recursos ahora alcanzarían para dos dormitorios y dejar proyectada la ampliación para un tercer dormitorio. Ese sería el ajuste que realizan las empresas. Todo lo otro se mantiene como la calefacción central, las ventanas termopaneles, aunque también no habría pintura interior”, señaló el director regional del Serviu.