Necrológicas
  • Javier Pardo Ojeda
  • Paulino Vásquez Argüelles

Nueva Ruta Patrimonial incorporará oficialmente los hitos para alcanzar la cumbre del Monte Tarn

Por La Prensa Austral Lunes 9 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
3,434
Visitas

La región de Magallanes cuenta desde el 2006 con ocho Rutas Patrimoniales abarcando diferentes tópicos
naturales y culturales tales como la ciudad de Punta Arenas y el circuito de los Dientes de Navarino.
A ellas se sumará una nueva, llamada “Estrecho de Magallanes, circuito Monte Tarn”.

Fue en el verano de este año, luego de un ascenso al Tarn por parte de la seremi de Bienes Nacionales, Francisca Rojas, junto a la encargada de Gestión Patrimonial, María José Fernández y el geógrafo de la Unidad de Catastro, Ronald Larenas, que fue adjudicada a Racolab la realización del estudio “Diagnóstico, diseño y gestión del sendero al monte Tarn, BNP Cabo Froward”, financiado por el Gobierno Regional vía F.N.D.R.

La iniciativa, enmarcada en el Programa de Rutas Patrimoniales, culmina en septiembre y tendrá entre sus resultados el primer trazado oficial para ascender el legendario monte escalado por Charles Darwin en 1827, abriendo paso a consolidar la “Ruta Patrimonial Estrecho de Magallanes, Circuito Monte Tarn”.

La seremi de la cartera recordó que el Programa de Rutas nació al interior del Ministerio de Bienes Nacionales el año 2001 con el circuito en Dientes de Navarino. “Hoy existen otras 76 topoguías a lo largo del país, siendo algunas de tipo natural y otras culturales. La Estrecho de Magallanes sería la novena en Magallanes y responde al interés ciudadano que nos llevó a proponerla al Gobierno Regional para así contar con senderos adecuados y una señalética oficial para esta área de alto potencial turístico”. Puntualizó.

Racolab con
corazón fueguino

“Estamos con toda la motivación, no solo profesionalmente, sino porque tenemos un vínculo personal y emocional que va más allá del trabajo. Yo nací en Porvenir y pretendo relevar el patrimonio natural y cultural de esta región en todo Chile”, dice David Valdés, abogado de la consultora Racolab.

La consultora trabaja con doce especialistas multidisciplinarios de la región y la coordinación científica de la bióloga Bernardita Cádiz. Hace unos años diseñaron el plan de visitación a los parques nacionales de la Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos y de dos senderos interpretativos para el Parque Nacional Yendegaia.

“Esa experiencia nos vinculó a la potencialidad y destino de estas áreas naturales que tienen todo por crecer en Patagonia, impactando positivamente a las comunidades que hoy están a la vera del turismo de intereses especiales” señala Valdés.

Relata que a partir de febrero la consultora ascendió el Monte Tarn haciendo un primer mapeo y evaluación del estado del sendero y terrenos adyacentes. Luego se realizaron dos talleres de participación ciudadana, uno con actores públicos y otra con privados, ligados principalmente a la actividad turística. Entre estos últimos, el guía de montaña, Marcelo Noria, quien impulsa que la educación al aire libre esté incorporada en el futuro modelo de gestión de la Ruta Patrimonial.

“El estudio del uso público del circuito al Tarn integra a la comunidad de Punta Arenas, relevando la potencialidad turística, pero también el respeto ambiental que merece la zona. Nos debemos tanto al desarrollo sostenible del Bien Nacional Protegido de Cabo Froward como a su condición de hábitat único para especies como el Huemul y el abejorro. Y más allá de ello, nos interesa entonces proponer una oferta segura para los visitantes que quieren conocer la Península Brunswick posicionando actividades al aire libre”.

El primer trazado del circuito al Tarn

Para David Valdés, desarrollar el circuito implica al turismo como rama económica, pero también “lo espiritual y educacional con impacto positivo en las comunidades, con productos sencillos que encierran historia, patrimonio cultural y ambiental”.

De esa manera se establece un track que tendrá cuatro tramos, agrupando ocho hitos que van desde el Estero James (donde inicia el recorrido), pasando por el llamado “Bosque Lento”, el sector de quebradas y lagunillas, y la cumbre, completando 5 mil metros lineales.

Cabe destacar que la investigación propondrá un mapa, a ser publicado en la web del programa de Rutas de Bienes Nacionales, pero su habilitación deberá ser zanjada posteriormente. Junto a ello se plantearán mecanismos de administración, proyección de circuitos adicionales e interpretativos, señalética, planes para la mitigación de la erosión del terreno, infraestructura del tipo miradores y pasarelas, entre otros productos.

El Tarn se ubica en un territorio definido como un valioso patrimonio natural y estratégico que suma casi 10 mil hectáreas fiscales administradas por el Ministerio de Bienes Nacionales desde el 2006.