Necrológicas
  • Gladys Antonia Gallardo Gómez
  • Armando Serón Osorio
EDITORIAL

Primeros balances de convencionales

Por La Prensa Austral Lunes 9 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
44
Visitas

La semana pasada se cumplió un mes desde la instalación -compleja, por decir lo menos- de la Convención Constituyente y el inicio de sus funciones.

Desde entonces, hemos presenciado cómo la mesa directiva ha buscado garantizar un mínimo funcionamiento, navegando en simultáneo en aguas que a ratos se tornaron muy turbulentas para lograr la ampliación de este ente directivo.

También con no menos esfuerzo, la mesa, encabezada por Elisa Loncón y secundada por Jaime Bassa, bregó porque llegara a buen puerto el acuerdo sobre un número de comisiones de trabajo y, luego, la composición de las mismas.

En lo que todos coinciden, es que no ha sido fácil ni liderar ni mantener a flote la convivencia de 155 constituyentes elegidos por votación popular, que tienen disímiles puntos de vista.

De hecho, desde la galería hemos seguido con no poco temor ciertos episodios de la convención y, con hastío, aquellos momentos de duros intercambios y, derechamente, de descalificaciones entre los integrantes de este cuerpo colegiado.

Capítulo aparte se merece este gobierno que ha sido desprolijo a la hora de organizar la instalación de la Convención y de garantizar las condiciones mínimas para su funcionamiento.

Pero, pasando por alto todo aquello, no deja de ser alentador que constituyentes magallánicos que están en esferas distantes políticamente opten por remarcar todo lo positivo, dejando atrás los momentos muy grávidos.

Primero, han apuntado que el trabajo de la Convención Constituyente no puede ser medido por la cultura de la inmediatez a la que tanto nos han acostumbrado.

Segundo, se han asido de la esperanza de la gente, la cual sigue estando viva en la labor que realicen y en el texto que logren consensuar.

Y tercero, han hecho ver que el éxito de este proceso histórico requiere sí o sí del compromiso de todos y de mantener la disposición al diálogo y a un intercambio elevado de ideas.