Necrológicas
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Raúl Rodas Roca
  • Josefina Alicia Uribe Rodríguez
  • Carolina Higueras Koock

Las nueve fronteras

Por Alfredo Soto Martes 10 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
91
Visitas

El Dr. Johan Rockström, hace tiempo nos venía enseñando de manera muy didáctica de cómo la humanidad venía descendiendo como un bólido moderno, por una carretera llena de curvas y con grandes desfiladeros por sus costados, en una noche oscura y sin luces, es decir, directo a una desgracia mayor de desbarrancarnos en cualquier momento, una analogía de cómo la humanidad ha venido transitando estas últimas décadas. La única solución es disminuir la velocidad y encender las luces para evitar caer al vacío. ¿Quién es el que disminuye la velocidad?… nosotros mismos, la humanidad, toda la sociedad, su gente, sus autoridades, sus niños y jóvenes, en un trabajo en conjunto y participativo para aumentar las escasas esperanzas de poder continuar en este bello planeta, nuestra casa, la única casa que tenemos. ¿Y quienes encienden las luces?… la comunidad científica, que la viene haciendo hace tiempo, dándonos a conocer los riesgos que se nos presenta a esa velocidad y de no poner atención al encendido de luces que nos puedan orientar de manera preventiva y asegurarnos mantenernos en esta carretera de la vida.

Esta es la década decisiva para nuestro futuro, miremos y seamos conscientes de la gran responsabilidad que tenemos, que lo que hagamos en esta década, depende mucho el futuro de nuestros hijos y nietos. Ha sido dramático recibir y leer el ultimo informe del IPCC que presenta una evaluación de donde estamos ubicados hoy día, con respecto al clima. Partimos pensando que teníamos tiempo hasta fines del siglo, luego las indicaciones fueron al 2050, pero este informe actualizado y que se cruza con lo que estamos viviendo en nuestro país y en el mundo, sólo nos habla de una década, lo que significa un esfuerzo claramente planetario. Creo que el ejercicio de la pandemia de tener una comisión gubernamental planetaria en constante alerta, enlazada estrechamente con la misma figura de cada uno de los países para ir teniendo el avance, los alcances y toma de decisiones ante la pandemia. Según el Dr. Rockström, y de acuerdo a sus acciones en conjunto y de manera colaborativa haciendo fuerzas como equipo, diferentes investigadores de diversos países, generaron una clasificación planetaria de nueve límites que regulan en la medida que avancemos en zonas verdes a tener un planeta sano y por los cuales trabajar de manera directa y con claridades absolutas de que así como humanidad, nos ponga en alerta ante los riesgos que corremos al cruzar estas fronteras, de ahí que hay que hacer algo, primero tener conciencia de cuales son estos límites, reconocerlos, asociarlos a nuestros entornos inmediatos. Los nutrientes, el agua, los bosques, la biodiversidad y el clima, son cinco grandes sistemas que regulan el planeta sano y que están directamente relacionados con nuestra propia seguridad como humanidad y que dependemos de ella, pero lo lamentable que la ciencia indica que ya pasamos esta frontera o este límite y será muy difícil volver a una posición más cómoda para resetear y recomenzar.

Dentro de las nueve fronteras las que efectivamente aún no han llegado a una zona roja, es la acidificación de los Océanos pero que aún estamos a tiempo de revertir tal situación y la otra es la capa de ozono, único ejemplo de cómo se puede trabajar juntos y conseguir resultados positivos para toda la humanidad, lo que nos indica que si podemos hacer algo,  que nos demuestra que cuando hay voluntad y un ejercicio a gran escala, con la participación de líderes mundiales nos permite tener esperanzas que sí se puede hacer algo. Los menos comprendidos y menos estudiados y es increíble que no se haya trabajo ni estudiado como debiera, es a las diferentes manifestaciones de polución y contaminación, en la que esta inserta nuestra incidencia directa en relación al control de la basura, a consumir menos, a vivir de una manera moderada siempre anteponiendo la sensibilidad de tener presente la salud del planeta para permitir prevenir nuestra propia supervivencia y de quienes mas amamos y queremos.