Necrológicas
  • Ines Ruiz Ruiz
  • Zoraida Vera

“Magallanes es una zona interesante para el desarrollo del handbol”

Por La Prensa Austral Jueves 12 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
142
Visitas

Enrique Menéndez, técnico argentino de la Selección juvenil chilena femenina, hizo una “radiografía” del balonmano local tras entrenar con jóvenes del programa “Promesas Chile” en el gimnasio Fiscal.

Esperanzador asoma el futuro del balonmano magallánico en palabras de Enrique Menéndez, técnico de la Selección juvenil chilena femenina, quien en reciente visita a Punta Arenas trabajó durante una semana con jóvenes del programa “Promesas Chile” en el gimnasio Fiscal.

El DT oriundo de Buenos Aires tiene vasta experiencia al frente de importantes procesos de selecciones tanto en nuestro país (donde además es segundo DT de las damas adultas y juniors), como en Argentina y Paraguay.

En esta primera visita que realizó a Magallanes el objetivo fue “entregar contenidos, entrenar y hacer una evaluación de las jugadoras para convocarlas a entrenamientos de la preselección”.

De hecho, las puntarenenses Agustina Lira y Catalina Cárdenas están en Santiago desde el pasado lunes participando en una concentración para jugadoras sub-20 y también algunas sub-18, de cara a los desafíos internacionales que se avecinan.

HAY MATERIAL

Menéndez partió enfatizando que los entrenamientos en el Fiscal “fueron mucho más de lo que yo esperaba, una situación óptima; el lugar es muy bueno, el gimnasio, la sala de musculación, todo hace que sea un recinto muy apto para entrenar”.

Las prácticas fueron con damas entre 14 y 18 años, y, en esa línea, desde su perspectiva el
handbol magallánico tiene materia prima. Así lo explica: “Por su geografía, los deportes invernales, en recintos cerrados, tienen un atractivo en la zona. No siempre un deporte ‘indoor’ como el handbol se puede desarrollar en las ciudades, porque hay muchos atractivos fuera del gimnasio, pero en este caso se da y es bueno para la actividad”.

“Segundo, hay una genética en la población, una amalgama de razas que ha hecho que tengan un buen biotipo y, tercero, por el tipo de sociedad, los jóvenes realizan actividad física, están en contacto con la naturaleza. No son ‘de departamento’ y tienen un muy buen desarrollo motriz, por lo tanto, son muy aptos para participar en actividades deportivas”, complementó.

LA OTRA CARA

Entre las desventajas para el desarrollo del handbol en nuestra región, Menéndez enumeró un par. “No tiene un desarrollo interno que le permita una estructura competitiva acorde a lo que se requeriría. Es decir, el  nivel de competencia que tienen es muy poco. También hay un tema de política y los grupos de ‘Promesas Chile’ no pueden competir, entonces tienen que hacerlo por otras vías”.

“Si bien existe un buen nivel de entrenadores, hay buena calidad de entrenamientos y volumen de horas adecuadas, le está faltando al balonmano magallánico un nivel de competencia para desarrollarse. Es el parámetro justo para determinar qué es lo que nos falta o qué aprendimos bien”, profundizó el técnico bonaerense.

GENETICA

Menéndez se detuvo “el papel muy importante que juega la genética” en esta disciplina “en cuanto a biotipo, estatura, envergadura y también en cultura deportiva, porque hay cuestiones que se transmiten genéticamente”.

“Por ejemplo -enfatizó- los hijos de jugadores de handbol tienen mayor predisposición para ser buenos jugadores, entonces, todo esto hace que Magallanes sea una zona interesante para el desarrollo del handbol”.

CHARLA CON
ENTRENADORES

El técnico de la Selección juvenil también tuvo contacto con los entrenadores locales. “Fue una charla libre de dos horas, que terminó siendo un poco más. Hablamos con técnicos o profesores de la región que tenían inquietudes acerca del desarrollo de conceptos ofensivos en la primera etapa de la formación”, destacó Menéndez, agradeciendo de paso al IND y la Seremi de Deportes “que estuvieron a disposición del proyecto”.

Asimismo, dejó abierta la puerta a la posibilidad de efectuar en Punta Arenas una concentración del seleccionado chileno que, de concretarse, sería para fines de octubre o los primeros días de noviembre.