Necrológicas
  • Graciela del Carmen Mancilla Bustos
  • Alvaro Millalonco Saldivia
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Silvia Hidalgo Huerta

Carlos Bianchi y su decisión de reunir firmas para pasar del Senado a la Cámara Baja: “Será la ciudadanía la que decida, con la fuerza del lápiz, si soy el nuevo diputado independiente de Magallanes”

Por Elia Simeone Domingo 15 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
367
Visitas

Fastidio. Eso es lo que le provoca a Carlos Bianchi Chelech el que un grupo de “personas que no tienen peso político específico o de influencia” le critiquen por criticar. Esto, ante su decisión de reunir firmas para inscribir su candidatura a diputado por el distrito 28 de Magallanes, mientras su hijo, Karim Bianchi, aspirará a reemplazarlo en el Senado.

Por este eventual enroque parlamentario, le han llovido los cuestionamientos, al hablarse de la “Pyme política familiar”, de nepotismo, silla musical, entre otros. Pero, Bianchi sigue su camino propio.

Buscando cerrarle la boca a quienes especularon sobre negociaciones para ir como independiente al alero de un pacto político, Bianchi afirma: “Lo cierto es que, por imaginación, ganaron premio. Finalmente, son los hechos los que hablan por sí mismos y aquí estoy, en proceso de reunir firmas para ponerme a disposición de la ciudadanía y que sea ella, con la fuerza de un lápiz, la que decida si soy el nuevo diputado independiente de Magallanes”.

– Pero Carlos, convendrá que no se ve bien este verdadero enroque que buscan con su hijo. Se habla de nepotismo.

– “El nepotismo tiene estrictamente que ver con la instalación de familiares en el aparato público, pero, en mi caso lo que hago es someterme absolutamente a la decisión de las personas y lo mismo hará Karim. No coacciono ni uso ninguna influencia. Estoy muy lejos de aquello. Serán las personas, como siempre, las que tomen la decisión respecto de si debo o no continuar en el Congreso”.

– ¿Y qué responde a quienes lo acusan de jugar a la sillita musical?

– “Esta crítica no viene de los votantes. Estos cuestionamientos provienen de quienes quieren tener los cargos y lo más fácil es criticar. Son otros los que están dentro de la estructura y juegan a la sillita musical, pero no lo reconocen. Lo que estamos haciendo con Karim es someternos absolutamente a la voluntad de la gente. ¡Es lo más democrático que existe! Esto de la silla musical llega de personas que no han ganado elecciones y que quisieran que no nos presentáramos más”.

– También se ha comenzado a hablar que los Bianchi se han transformado en una “Pyme política familiar”.

– “Primero, mi gran respeto a las Mipymes. Fui un emprendedor, sé lo que significa y no es aceptable la caricatura para estas instancias políticas, más aún por la delicada y compleja situación que están enfrentando humana y comercialmente.  Dicho esto, siempre es importante verificar quién emite la opinión o la crítica. En el Parlamento, por ejemplo, para formar leyes se requiere opiniones de distintos estamentos y en el caso de opiniones especializadas se recurre a destacados académicos o reconocidos profesores en el área según se legisle. Haciendo esa similitud y guardando las proporciones, ninguno de quienes hacen me hacen esas críticas tiene alguna legitimidad para hacer siquiera esa ‘caricatura’”.

Bianchi ahonda en el punto, acotando: “Si analizamos el escenario local, las ‘Pymes políticas familiares’ tienen otros domicilios políticos. Por ejemplo, hay un matrimonio que por años ha buscado controlar el PPD en la región, ahí no escucho ni leo críticas de Mipymes políticas. En tanto, en la derecha dura y extrema en la última elección municipal los familiares de un ex diputado, empresario, financista de campañas, controlador de medios de comunicación y que además maneja prácticamente de manera monopólica la fibra óptica en la zona, llevó a su prima (directora de un servicio público) de candidata a concejal por Punta Arenas, perdió. Llevó a su primo que le dirige su medio de comunicación como candidato a concejal en Laguna Blanca y así sucesivamente. ¿Alguien ha leído alguna crítica al respecto?”.

Bianchi insiste que en su caso y el de su hijo son los resultados electorales los que valen. “Tal es el respaldo a nuestro trabajo que, en la última elección con la Lista Regionalismo Ciudadano Independiente, obtuvimos la primera mayoría tanto en listas de convencionales como en resultado individual. Hemos construido y mantenido una fuerza política real, no porque tenemos clientelismo o caudillismo, sino porque se ha concretado un trabajo parlamentario y legislativo que creemos responde a las demandas de las personas, así por lo menos lo percibo en mi contacto diario y mientras recorro las calles de las comunas de mi región”, remarca.

– Se le objeta su afán por continuar como parlamentario, porque, si gana ahora, será diputado y completará 20 años en el Congreso.

– “En política y democracia, hay dos principios y derechos fundamentales: elegir y ser elegidos. En Magallanes, todos nos conocemos y sabemos dónde crecimos, dónde nos educamos y qué intereses representamos y defendemos. Cada uno tenemos una historia conocida. En ese contexto, creo que esas críticas no sólo son equivocadas, sino que derechamente malintencionadas y quienes las emiten saben que así es. Reflejan su frustración política, que, al no poder ganar en el escenario electoral, optan por estas declaraciones destempladas, sin contenido con el único afán de poder acceder a un espacio mediático…

“Con el paso del tiempo, ya es parte del día a día leer o escuchar a opinólogos regionales que no han sido ningún aporte a la región, simplemente están en cafés o como dije tienen un espacio en un medio de comunicación para infructuosamente atacar mi trabajo. En resumen, son los mismos que se pasan los días ‘comentando’ el trabajo que otros realizamos. Con humildad, pero también con firmeza quiero decir que hay quienes comentan la historia. Otros hemos preferido concentrar nuestro trabajo en escribir la historia”.