Necrológicas
  • Humberto Faustino Mayorga Ovalle
  • Héctor Hugo Pérez Ojeda

Licitación de pasaportes: dos empresas recurrieron a tribunal para anular a un inversionista chino

Por La Prensa Austral Martes 17 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
229
Visitas

Durante las primeras horas de este lunes se conocieron al menos dos reclamos en contra de la empresa china Aisino. Esta es apuntada por sus competidores de no cumplir los requisitos técnicos y administrativos en una multimillonaria licitación chilena para confeccionar importantes documentos personales como los pasaportes en Chile.

En total son cinco las empresas que compiten por confeccionar las cédulas y pasaportes de los chilenos por los próximos 10 años, cuya iniciativa se arrastra hace más de un año y se conoce como “Licitación del nuevo modelo de sistema de identificación, documentos de identidad y de viaje”. La inversión de este proyecto supera los US$525 millones.

De las cinco empresas en competencia, Idemia compite con una propuesta de US$245 millones; Sonda se presentó con un valor de US$261 millones; Telefónica Chile con una propuesta de US$303 millones y Veridos, de origen alemán, con una propuesta de US$379 millones. Estas ofertas económicas incluyen no sólo lo monetario sino que aspectos técnicos de los documentos y administrativos.

Sin embargo, a poco más de dos meses de que esta licitación concluya, la competencia por quedarse con esta torta se ha dirigido al Tribunal de Compras Públicas (TCP), que admitió a tramitación dos reclamos en contra del Servicio de Registro Civil e Identificación (SRCEI). Una fue presentada por la empresa Idemia y la otra por Sonda, administrada por Andrés Navarro, amigo del Presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Las empresas responsables de estos reclamos acusan a la Comisión Evaluadora del servicio de identidades de cometer “anomalías” al permitir que otros competidores entraran a la carrera, como Telefónica y Veridos.

Sin embargo, los reclamos de Idemia y Sonda se centraron en contra de la organización china Aisino quienes presentaron la propuesta más barata (US$222 millones), dando un golpe al resto de la competencia. Los antecedentes presentados indican que Aisino “no cumpliría” con lo exigido por las normas del sistema biométrico que anula la usurpación de identidad, además no habría una certificación internacional que lo verifique.

Según ha comunicado este lunes BioBioChile, ha despertado curiosidad en esta licitación el cambio sin previo aviso de las bases del proyecto. Cuando se abrió el concurso, hace ya más de un año, a la oferta económica se le asignaba un 50% de importancia. De un día para otro, este número cambió al 65%, mientras que el aspecto técnico subió a un 35% y el 5% restante a temas administrativos.

Además se decidió que los competidores no entreguen materialmente las cédulas. La revisión de estas será según certificaciones extranjeras.

El hecho que cambiará el número de la oferta económica a un 65% despertó aún más la competencia entre los participantes para tener mejores números, lo que ayudaría al Estado chileno a invertir menos dinero.

BioBioChile también citó a fuentes anónimas para manifestar que Estados Unidos estaría manifestando su preocupación a las autoridades chilenas frente a la ventaja de Aisino con sus competidores.

Ante a la competencia comercial entre China y Estados Unidos, este último tiene temor a que el gigante asiático obtenga la fabricación de los pasaportes o cédulas de identidad, ya que estos podrían ser usados en “espionaje tecnológico de Beijing”.