Necrológicas
  • Javier Pardo Ojeda
  • Paulino Vásquez Argüelles

Basquetbolista magallánica parte becada a Estados Unidos

Por La Prensa Austral Miércoles 25 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
1,606
Visitas

El baloncesto le abre puertas a Ayleen Rodríguez Villarroel, quien con apenas 12 años se radicará en Atlanta. “Espero ir a una universidad y ser profesional. Me gustaría seguir oncología y en lo deportivo ojalá llegar a la WNBA”, sueña en grande.

La promisoria basquetbolista magallánica Ayleen Rodríguez está próxima a cumplir un sueño largamente acariciado y cuenta las horas para comenzar a vivirlo en propiedad.

Ya en 2018, con sólo 9 años, sorprendía afirmando en las páginas de La Prensa Austral que su objetivo era jugar baloncesto en Estados Unidos. Y hoy tiene todo listo para dar el gran salto.

Ayleen Milagros Rodríguez Villarroel nació un 27 de diciembre de 2008 en Punta Arenas (12 años), mide 1,60 y juega de conductora.

Ha cursado la enseñanza básica en el Colegio Alemán y paralelamente venía defendiendo los colores del Español cuando se confirmó la gran noticia.

Sus primeras canastas fueron a los 4 años, dando inicio a una pasión que a mediados de septiembre próximo la llevará becada a Estados Unidos para jugar básquetbol y continuar sus estudios en el Shiloh Hills de Atlanta, estado de Georgia.

CONTACTO

La participación de Ayleen en dos campamentos de básquetbol, en Miami y Atlanta, fue clave para abrir puertas. El entrenador Oscar Lozano, su técnico en el club hispano, hizo los contactos para que viaje a Estados Unidos.

El primer paso fue en Miami, en 2019, cuando entrenó en un campamento de dos semanas (Miami Tropics). “Esa vez viajamos como familia y gracias a los entrenadores que conoció allá la llamaron a Atlanta para participar en junio de este año en un campamento de diez días en el Shiloh Hills y compartir con jóvenes de América Latina y Europa”, cuenta Soledad Villarroel, mamá de Ayleen.

Fueron dos grandes experiencias de las que la talentosa jugadora magallánica salió muy bien evaluada. De hecho, la eligieron “mejor campista” en Miami y MVP (Most Valuable Player, jugadora más valiosa) en Atlanta.

“Todo surgió por contactos, me vieron en campamentos, las habilidades y empezaron las ofertas. El de Miami me gustó mucho, pero mucho más el de Atlanta, porque era más físico y se trabajaba de todo”, comenta Ayleen.

DOS OPCIONES

En ese contexto surgieron dos opciones de becas, justamente en Miami y Atlanta, optando finalmente por esta última.

Se trata de una beca por 4 años. “Viaja el 11 de septiembre a Santiago para los trámites de visa y embajada y, dependiendo de eso, el 13 parte a Estados Unidos”, apunta su hermano Nicolás Muñoz Villarroel (22 años), quien también ha sido un pilar fundamental para Ayleen, entrenándola y acompañándola incondicionalmente desde sus inicios.

“Continuará sus estudios allá (a partir de séptimo básico) con una beca de un 80 por ciento por cuatro años. Va a una casa del colegio y participará en la liga escolar del estado de Georgia (Varsity Division)”, complementa, acotando que la familia financiará el viaje y otros gastos generales.

Nicolás subraya el respaldo del Colegio Alemán, “que siempre fue fundamental, tanto en el tema de las evaluaciones como las asistencias, siempre pendiente de que Ayleen pueda cumplir su sueño”.

Soledad, en tanto, resalta el apoyo de basquetbolistas como Javiera Novión y Patricio Briones, quienes le han brindado un espaldarazo importante cada que vez que la basquetbolista puntarenense lo ha necesitado, lo mismo el ex jugador local William Torres.

UNA “GUERRERA”

Por estos días, Ayleen disfruta las últimas semanas en nuestra capital regional junto al grupo familiar que encabeza su padre Alan Rodríguez.

Eso sí, no deja de lado las prácticas. “Quiero dar gracias a Patricio Pacheco, quien me está haciendo entrenamientos personalizados hasta que me vaya y también agradecer a mi club, el Español, por enseñarme lo que soy. También gracias a todos los entrenadores que tuve y a mis compañeras. Estoy muy ansiosa, ya quiero irme y que salga todo bien”, se entusiasma Ayleen.

Como jugadora dice que, “para mi corta edad, creo que soy buena y sobre todo muy competitiva y guerrera. Tengo buena visión de juego, soy rápida defensivamente y también atacando”.

Desde muy niña, Estados Unidos es el horizonte soñado de Ayleen. “Siempre me llamó mucho la atención ir allá, porque acá el ‘basket’ no se ve mucho, pero en cambio allá se puede dar más, la competitividad, todo, es un país muy grande”.

FELICITACIONES
DEL CONSULADO

Mientras tanto, el pasado 17 de agosto, Ayleen recibió un reconocimiento del Consulado General de Chile en Miami.

“Felicitamos a Ayleen Rodríguez Villarroel, puntarenense de 12 años, quien gracias a sus grandes habilidades deportivas jugando básquetbol en dos campamentos, se ha ganado la oportunidad de estudiar en Atlanta GA”, comienza el texto.

“Ayleen se transformó rápidamente en MVP y en su paso por Miami también hizo lo suyo y viajó como mejor campista en su rango”, agrega el oficio, resaltando que “juega baloncesto desde los 4 años en el club Español de Punta Arenas y fue alumna (hasta ahora) del Colegio Alemán de esa hermosa ciudad”.

“Desde Miami a Punta Arenas y desde Punta Arenas a Atlanta GA, nuestro aplauso y deseos de grandes éxitos académicos y deportivos. Felicitaciones”, cierra el consulado chileno en Miami.

A LO GRANDE

Ciertamente, la marcada convicción de Ayleen llama la atención para su corta edad. De hecho, hace cuatro años tiene claro qué estudiar -asegura su madre- y hace tres ya manifestaba la intención de jugar en Estados Unidos.

“Espero ir a una universidad y ser profesional. Me gustaría seguir oncología y en lo deportivo ojalá llegar a la WNBA (Women’s National Basketball Association, versión femenina de la NBA). Me encantaría ser la primera chilena en lograrlo”, enfatiza.

Vivir lejos de su familia no parece un obstáculo para la promisoria basquetbolista magallánica. “La convivencia no es complicada, las veces que fui me adapté al tiro, así que, todo súper. Además, ya conozco a dos de Guatemala y tres de El Salvador que también van a llegar con becas”, finaliza Ayleen.

Así, tejiendo ilusiones a lo grande, está a un paso de transformarse en la primera representante nacional que se suma al Shiloh Hills, donde a partir de septiembre el emblema patrio de nuestro país tendrá reservado un lugar especial, pues -como reza la tradición local- Ayleen, en su calidad de alumna extranjera, deberá llevar la bandera chilena para que sea instalada en su nueva casa estudiantil.