Necrológicas
  • Ines Ruiz Ruiz
  • Zoraida Vera

Emotiva despedida brindó el Insafa a funcionaria que se jubila después de 42 años y que sobrevivió a un grave accidente

Por La Prensa Austral Miércoles 25 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
1,078
Visitas

En uno de los tantos videos que le exhibieron a Ana María Cárdenas Vargas, en uno de los patios interiores del Instituto Sagrada Familia, sobresalió uno en que sus hijos tomaban con incredulidad la noticia de que se jubilaba, y bromeaban al respecto.

Tantas veces oyeron lo mismo, que pensaban que ahora iba a ocurrir la misma historia e iba a regresar a sus funciones en el establecimiento. Pero no, ahora la despedida era real.

Con prácticamente todo su alumnado, el Insafa organizó una despedida muy especial, ya que Ana María Cárdenas Vargas dedicó 42 de sus 69 años de vida al establecimiento. Entre las religiosas, directivos, docentes, funcionarios y estudiantes hubo numerosas palabras de agradecimiento, mientras que las estudiantes le ofrecieron su cariño. Esto quedó demostrado en el recorrido que la ahora ex funcionaria realizó por los pasillos de cada uno de los ciclos.

“Todos los años me iba, desde hace como nueve años, me iba y siempre volvía. Yo estudié acá cuando era preparatoria, después me fui al liceo, me pilló la reforma, así que ha sido mi casa toda la vida. Trabajé en la Universidad de Magallanes, Duoc, laboratorios clínicos, porque yo soy enfermera de profesión, después estudié Pedagogía en Educación Tecnológica y soy profesora de Religión. El año 2019 me iba, junto con otra colega, y la hermana me pidió que me quede un año más, acepté, porque me siento bien, pero ya tengo que velar por mis hijos (Graciela y Rodrigo), que es hora de estar más con ellos, y una nieta que cumple 13 años y este es el primer año que podré celebrar con ella. Pero esto me llena, estar al servicio de las jóvenes, los apoderados, compartir con las hermanas, mis colegas, que son parte de mi familia salesiana”, resumió Cárdenas, que durante la pandemia siguió yendo al establecimiento, para entregar canastas de alimentos a las estudiantes.

El accidente que cambió su vida

Coincidencias de la vida, Ana María Cárdenas recordó que hace exactos ocho años, estuvo a punto de morir en un accidente vehicular, en el que murió su acompañante. “Nos chocaron a 120 kilómetros por hora. La persona que iba manejando el auto, falleció y yo quedé viva, con todas las costillas fracturadas, dos me perforaron el pulmón izquierdo, una el hígado, otra el bazo, un Tec cerrado, fractura en la parte posterior de la cabeza; estaba desahuciada por los médicos. Me operaron tres veces, tuve mucha gente a mi alrededor, que fue a donar sangre y 1.900 personas en una cadena de oración. Dios fue tan generoso conmigo que escuchó los ruegos de tanta gente orando, que decidió dejarme más tiempo en la Tierra, porque mi labor no se ha cumplido todavía. Empecé a trabajar al mes y medio, hasta ahora, qué más puedo pedirle a la vida. Hoy (ayer) es el Día de la Virgen María Auxiliadora y son ocho años de mi accidente”.

Es por ello que agradece especialmente a las Hijas de María Auxiliadora, “que han sido un pilar fundamental cuando falleció mi marido (Jerónimo España Bórquez) hace diez años; si no hubiese tenido la posibilidad de seguir en este colegio, no estaría muy bien anímicamente. Desde 1979 empecé a trabajar, tuve jefaturas de curso, fui jefa de nivel, enfermería la cual creé en el año 2000 y cuando falleció mi marido, tomé el Programa de Alimentación Escolar hasta ahora”.

Además de asistir al cumpleaños de su nieta Rafaella, Ana María Cárdenas seguirá trabajando en los Cooperadores Salesianos, que atiende a adultos mayores vulnerables, en la población Lord Cochrane “y también me uniré a las ex alumnas, por lo que siempre estaré ligada, es un colegio que no se puede olvidar. Aquí crecí como persona y profesional”, finalizó la funcionaria.