Necrológicas
  • Héctor Hugo Pérez Ojeda
  • Rubén Barrientos Figueroa
  • Luis Alberto Bórquez Sánchez

Homenaje al Piloto Luis Pardo Villalón

Por Agencias Domingo 29 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
96
Visitas

Después de 105 años de una hazaña de carácter mundial, se inauguró un monumento en homenaje al marino chileno que rescató a los integrantes de la expedición británica de Shackleton.

Por Anelio Aguayo Lobo
Hermandad de la Costa de Chile, Nao de Punta Arenas.
Rotary Club Punta Arenas Austral.
Centro de Estudios Hemisféricos y Polares.
Fundación Valle Hermoso, Valparaíso

Se levanta el Monumento al Piloto 2° Sr. Luis Pardo Villalón, (Tnte.1°) en la ciudad de Punta Arenas, Chile, después de 105 años de la hazaña del marino mercante chileno, al rescatar a los náufragos ingleses de la isla Elefante, Shetland del Sur, durante la Primera Expedición Antártica Chilena, 27 de agosto al 2 de septiembre de 1916.

Introducción

Para una mejor comprensión de la demora en reconocer la histórica hazaña del Sr. Luis Pardo Villalón y levantar un Monumento a su Memoria, debemos informar primero, brevemente, sobre la Expedición Inglesa de Ernest Shackleton, denominada Expedición Transantártica Imperial Británica de 1914-1917 y segundo, acerca del rescate de los ingleses de la isla Elefante, durante la Primera Comisión Chilena a la Antártica en el año de 1916.

Expedición Inglesa 1914-1917

El explorador inglés dividió su expedición, para atravesar el Continente Antártico, a través del Polo Sur, a pie, en dos buques: el Endurance navegando hacia el mar de Weddell y el Aurora navegando hacia el mar de Ross. El primer grupo, comandado por Shackleton en el Endurance es el que seguiremos nosotros.

Zarparon de Plymouth en agosto de 1914, navegaron el Océano Atlántico y llegaron a Buenos Aires y siguieron al sur a islas Georgias del Sur. Desde aquí zarparon hacia el Mar de Weddell el 5 de diciembre de 1914.

A mediados de enero de 1915, el Endurance quedó atrapado en los hielos en el mar de Weddell, antes de arribar al continente antártico.

Permanecieron a bordo, hasta que el hielo marino destrozó el buque y los ingleses permanecieron en un Campamento sobre el hielo a la deriva, durante casi un año, hasta que el hielo empezó a desaparecer bajo el campamento. Subieron a dos botes que habían salvado y navegaron en busca de la tierra más cercana, isla Decepción, pero la corriente los desvió hacia la isla Elefante, Shetland del Sur. Desde aquí la única manera de solicitar ayuda a Inglaterra era llegar primero a isla Georgias del Sur, donde había una planta ballenera Noruega, habitada todo el año.

Shackleton y 5 compañeros arreglaron un bote salvavidas denominado James Caird y luego navegaron 15 días por el mar de Drake, soportando grandes penurias, como frío y hambre, para arribar extenuados a isla Georgias del Sur.

Desde esta localidad, solicitaron ayuda Internacional, y el primer país en responder fue Australia, en el mes de mayo de 1916, pero su ayuda nunca llegó. Los Balleneros Noruegos de isla Georgias del Sur, fueron los segundos en ofrecer ayuda, pero el hielo impidió que el buque-ballenero pudiera llegar a isla Elefante. Uruguay respondió después, en dos oportunidades, también sin éxito. Argentina ofreció ayuda, también sin éxito.

Shackleton desesperado pide ayuda a la colonia Británica de Punta Arenas, quienes pusieron a su disposición la Goleta Emma, la cual tampoco tuvo éxito. Shackleton pide ayuda al gobierno de Chile, país que respondió afirmativamente, con un buque de la Armada de Chile, La Yelcho, un antiguo ballenero, transformado en un Escampavía de la Armada, y su voluntaria tripulación, al Mando del Piloto 2° Luis Pardo Villalón. Esta fue la Séptima solicitud del explorador inglés y la que tuvo éxito.

Primera Expedición Chilena a la Antártica, agosto-septiembre de 1916.

El Presidente de Chile, Sr. Juan Luis San Fuentes, a través del Sr. comandante en jefe de la Armada, almirante Sr. Joaquín Muñoz Hurtado, puso a disposición para el rescate de los náufragos ingleses, la mencionada y gloriosa Yelcho, y llamó a marinos voluntarios para cumplir esta Comisión Antártica. Respondió afirmativamente el Piloto 2° Luis Pardo Villalón, mencionando dos consideraciones, que vale la pena recordar. Primero dice Pardo: “Si logramos llegar a la isla Elefante, salvar a los exploradores ingleses” y, segundo, si lo consiguiera me consideraría feliz, pues daría renombre a mi Patria, realizando lo que otros no pudieron alcanzar”.

La Yelcho tenía un motor a vapor de 350 caballos de fuerza (HP) y un andar de 10 nudos. Había sido un buque ballenero chileno, transformado en Escampavía, por la Armada de Chile. Desplazaba 467 toneladas. No tenía energía eléctrica, no tenía calefacción, no tenía doble fondo en el casco, y no tenía radio. Comandar ese antiguo buque para atravesar el mar de Drake era muy riesgoso. Pues bien, ese fue el peligro que se atrevió a enfrentar Pardo y toda la Tripulación.

Zarparon el 25 de agosto de 1916 desde Punta Arenas, y el 27 desde isla Picton, Pardo, Shackleton y la tripulación de la Yelcho, rumbo al sur, bajo el mando del comandante Luis Pardo, avistando la isla Elefante el 30 de agosto, después de navegar entre bandejones de hielo, bajo la mano firme de su comandante. Los náufragos ingleses saltaron de alegría, cuando bajo Shackleton y la tripulación de una chalupa de la Yelcho con la orden de abordar el buque lo más pronto posible y así evitar la reunión de nuevo de los témpanos de hielo.

Regresaron a Río Seco, localidad situada 10 kilómetros norte de Punta Arenas, el día 2 de septiembre en la mañana. Desde Río Seco Pardo se comunicó telefónicamente con sus Superiores informando: “Labor cumplida mi almirante y sin novedad la tripulación y el buque. Felicitaciones Pardo y muchas gracias”, respondió el almirante, jefe de la Armada en Punta Arenas. En la tarde del mismo día, todos fueron recibidos con mucho júbilo en Punta Arenas y días después en Valparaíso y en Santiago.

Así terminó la heroica hazaña, del comandante Luis Pardo Villalón y la Primera Comisión Chilena a la Antártica.

Monumento al Piloto Luis Pardo Villalón. 1916-2020.

Primeros esfuerzos

Según el historiador Mancilla (2015) la primera Institución, en Punta Arenas, que acordó recordar la hazaña del comandante Luis Pardo Villalón fue el Ejército de Chile, al enviar una Comisión a visitar a la Sra. Laura Ruiz, viuda de Pardo, en el año 1940, 24 años después del heroico viaje a la Antártica de su marido. Los oficiales del Ejército rindieron un homenaje al Sr. Luis Pardo Villalón en casa del matrimonio Pardo-Ruiz.

La Hermandad de la Costa de Chile, con su Nao de Punta Arenas, la Nao de los 50 bramadores fundada en el año anterior, tuvo la iniciativa de trabajar para que en esta Ciudad-Puerto, se erigiera un monumento al Piloto 2° Luis Pardo Villalón, en honor a su gloriosa hazaña antártica. Integraban esta cofradía de hombres libres, amantes y respetuosos del mar, algunos oficiales de la Armada, y un rotario, el escritor, Sr. Osvaldo Wegmann, quien se convirtió en el más entusiasta de los Hermanos de la Costa, en esta tarea.

La idea de monumento, demoró varios años en empezar a materializarse, pues en el año 1968 se logró ubicar el lugar, en la plazoleta que enfrenta al Liceo de Hombres, Luis Alberto Barrera, elaborándose también una maqueta por el arquitecto Sr. Alejandro Pónticas (Martinovic, 1921).

Pasaron otros dos años, y en 1970, cambió la ubicación el lugar, Playa de la Avenida Colón y el Monumento, pues ahora había que agregar la Proa de la Yelcho que estaba en Asmar de Valparaíso. Este traslado se pudo realizar con la ayuda entusiasta del Sr. comandante en jefe de la Armada Sr. Jacobo Neuman. Se colocó la primera piedra del monumento, por la alcaldesa de Punta Arenas, Srta. Nelda Panicucci acompañada por las Autoridades de Punta Arenas, civiles, militares y religiosas, siendo el orador principal el escritor Sr. Osvaldo Wegmann. Se unieron así, la I. Municipalidad de Punta Arenas y la Cormag, la que otorgó un aporte de 10,000 Escudos de ese tiempo. Como no hubo más aportes económicos, la Proa de la Yelcho se envió a Puerto Williams, para una mejor ocasión.

Llegamos al año de 1973 y el proyecto de monumento se archiva para mejor ocasión, pues en el país hay otras prioridades.

En 2004 se retoma
el proyecto

En el año 2004, vuelve la idea del Monumento a la Hermandad de la Costa, Nao Punta Arenas con la ayuda de La Prensa Austral, con la Capitanía del Hermano Francisco “Kraken” Ayarza, y el trabajo del Hermano Honorario Norberto “Gruñón” Rodríguez, quien también había presenciado la Ceremonia de la Primera Piedra. Pasan varios años y con las singladura de los Capitanes Hermanos Patricio “El Germano” en 2007-8 y Anelio “Antártico” en 2010-2011-2012, se reinician de nuevo los preparativos para hacerle un seguimiento de la Hermandad de la Costa, y con la ayuda de La Prensa Austral, al Monumento al Piloto Pardo.

Se solicita apoyo al nuevo comandante en jefe de la Tercera Zona Naval, Almirante Sr. José Miguel Rivera Sariego y se trae desde Puerto Williams la Proa de la Yelcho y se conversa con los alcaldes, Sres. Juan Morano C., y Vladimiro Mímica C., para que la Municipalidad presente el Proyecto de Monumento, con un nuevo diseño, ahora con el Piloto Pardo de cuerpo entero, señalando con su brazo al sur, hacia la Antártica y, se solicita también el apoyo económico del Gobierno Regional y del Ministerio de Relaciones Exteriores. En ese tiempo, llega a Chile, Valparaíso y Punta Arenas, un sobrino de Don Luis Pardo Villalón, quien se une a la Hermandad de la Costa, desde los Estados Unidos, para sumarse al esfuerzo de materializar el Monumento a su pariente.

Pasan por la región, los almirantes Sres. Felipe García Huidobro, 2013-2015; Ivo Brito Sánchez, 2016-2018; Ronald Baasch Barbieris, 2019-2020; y Leonardo Chávez Alvear, 2021-2022;  y los Sres. alcaldes Emilio Boccazzi C., 2012-2016; y Claudio Radonich Jiménez, 2016 hasta la actualidad, así como las singladuras de los Hermanos Adrián “Krill”, Nolberto “Chino III” Javier “Pata de Palo”, e Iván “Iván el Terrible”, 2020-2021, y de los Intendentes Sres. Jorge Flies A., Christian Matheson, Sra. María Teresa Castañón, Sr. José Fernández D., y Sra. Jenniffer Rojas y, en diciembre 3 de 2020, el Sr. alcalde Claudio Radonich, muestra con orgullo, a un grupo de autoridades, el flamante monumento, ahora hecho una realidad y, se paga así una deuda histórica a un héroe nacional.

Referencias

Mancilla González, Pablo. 2015. La Hermandad de la Costa y el Monumento a Luis Pardo en Punta Arenas, 1941-1983. ¿Un proyecto inconcluso? Pags. 61-101 En: Consuelo León W. y Mauricio Jara F. (Editores). El Piloto Luis Pardo Villalón, Visiones desde La Prensa. Centro de Estudios Hemisféricos y Polares. Fundación Valle Hermoso. Valparaíso.

Martinovic Andrade, Dusan. 2021. Monumento al Piloto Pardo, historia de otra travesía. Pag. 8. El Magallanes 1° de agosto de 2021.

Agradecimientos

La Hermandad de la Costa, junto con el Rotary Club Austral Punta Arenas y la Fundación Valle Hermoso, Valparaíso, agradecen profundamente, a todas las Instituciones Regionales y Nacionales, sus largas gestiones para que nuestro País, pueda mostrar con satisfacción la deuda histórica saldada al Marino Ejemplar, Luis Pardo Villalón, y en especial las gracias a la Ilustre Municipalidad de Punta Arenas; al Gobierno Regional de Magallanes y Antártica Chilena; al Ministerio de Relaciones Exteriores; a la Armada Nacional, a la Fundación Piloto Pardo; y a la difusión permanente de La Prensa Austral.