Necrológicas
  • Héctor Hugo Pérez Ojeda
  • Rubén Barrientos Figueroa
  • Luis Alberto Bórquez Sánchez

Caída del Fondo E, ¿nuevo pago de Chile?

Por Emilio Boccazzi Campos Lunes 30 de Agosto del 2021

Compartir esta noticia
157
Visitas

Cuando se crearon los multifondos previsionales en 2002, se diseñó un sistema que se nos dijo, buscaba escalonadamente ir pasando del mayor riesgo a la eventual mayor rentabilidad que podían aportar los fondos A y B, y progresivamente desde los fondos C al E, donde habría menos riesgo y consecuentemente menores rentabilidades.

Se diseñaba por parte del Estado de Chile, un sistema progresivo, que obligaba a las personas que iban avanzando en edad cronológica y por lo tanto acercándose a su edad de jubilación a ir ubicándose en los fondos de mayor resguardo o más conservadores de manera, que no se pusiera en riesgo sus futuras jubilaciones. Es decir, el Estado de Chile, diseñaba un modelo que teóricamente cuidaba a sus futuros jubilados (teoría que demuestra en la realidad sólo teoría).

Esos futuros jubilados, son hoy, adultos mayores que se encuentran en la puerta de la jubilación este 2021 y en el corto plazo. ¿Y qué ha ocurrido con los fondos más conservadores de las Administradores de Fondos de Pensiones, definidos como Fondo E, en los últimos 12 meses? Ha caído más del 10% en las distintas AFP, configurando una profunda herida a los trabajadores que luego de una vida de labor, deben jubilarse próximamente.

La explicación que se ha dado para esta desastrosa baja, que impacta a personas con nombre y apellido y que para variar son personas que contribuyeron en algunos casos por 40 años al “sistema”, es que una de las causas se debería, por los 3 retiros de los fondos previsionales, conocidos como los “retiros del 10%”.

Si esto fuera así, llama la atención la poca visión y previsión del gobierno y de los parlamentarios, que se ven más preocupados de caerles bien a la opinión pública y usar esto como slogans de estar junto al pueblo, y no ocuparse de los más afectados, es decir, los que ahora y en pocos meses pasarán a engrosar la larga lista de pobres y más pobres, como son los jubilados de éste país.

Malditamente, volvemos a conjugar como país, la frase “El Pago de Chile”, que es, ni más ni menos, el olvido y la traición para con quienes abandonan la “vida activa” o dejan de “aportar al sistema”, que tiene divididos y en desesperación a miles de chilenos.

Adulto mayor, que más o menos en Chile equivale a entrar definitivamente a la pobreza y, en algunos casos a la indigencia, es la forma como Chile trata a su gente mayor, a los que entregaron su esfuerzo, trabajo y sacrificio para sacar adelante un país que hoy está lleno de demandas, algunas en vías de solución pero que sigue tirando a la fosa común, a quienes “colaboraron” como se diría en la jerga popular, y que ya no le sirven al “sistema”.

Por otro lado, desde el inicio de la pandemia, la política populista del Parlamento y un gobierno deslegitimado, congelado, estupefacto por los hechos, han sido incapaces de sacar adelante reformas importantes y de urgencia, mientras se decide o no, una cirugía mayor, para el sistema previsional. Reformas que protejan a los más débiles, que son quienes pronto caen o caerán al pozo de la miseria.

Si se insiste que los retiros de los fondos de pensiones han sido esencialmente los culpables de hacer caer los fondos más conservadores (D y E), los distintos retiros del 10% debieron y debieran (si se aprueba un cuarto retiro), que el Estado genere un mecanismo de protección de al menos, los fondos más conservadores. Algunos ya proponen un fondo F, (renta fija), pero es increíble, casi inconcebible, qué durante el último año (2020 Y 2021), nadie haya puesto indicaciones en forma de mecanismos para cuidar, que el fondo diseñado por el Estado, como el más conservador del sistema, no pase a ser quien pague el “Pato de la Boda” y tenga una pérdida irrecuperable de más de un 10% de la rentabilidad de sus (y nuestros) fondos.

Parlamento con innúmeros asesores de todo tipo y especialidades (pagados por todos los chilenos incluidos los próximos a jubilar), gobierno encargado de prever, y de gobernar (conducir o dirigir) y, que ha sido incapaz de tomar medidas mitigadoras y previsoras para este segmento de adultos mayores o cerca de éste segmento etario y, que otra vez recibirá (recibiremos) el maldito “Pago de Chile”.