Necrológicas

Aplican multa por $1.225 millones a salmonera por incumplimientos incurridos entre 2016 y 2018

Por La Prensa Austral Viernes 10 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
86
Visitas

Superintendencia del Medio Ambiente aplicó multas a la empresa por ocultamiento de la información y manejo de mortalidades, existiendo incluso una diferencia cercana a los 20.000 kilos de pescado de los que se desconoce su destino final en su centro de cultivo Aracena 19.

A dos años que la Superintendencia de Medio Ambiente iniciara un proceso sancionatorio en contra de la empresa Nova Austral, tras haber incurrido en infracciones por ocultamiento de información y manejo de mortalidad en uno de los centros de cultivo de salmones y que significó la salida de cinco ex ejecutivos, se falló con la aplicación de multas por $1.225 millones que corresponden a cinco cargos.

El primero de ellos es calificado de gravísimo y la multa es de 1.013 Unidades Tributarias Anuales (Uta) y otras cuatro multas por faltas leves por un total de 928,2 Uta, todas aplicadas a la empresa Nova Austral, de capitales noruegos, y que cambió totalmente su administración luego de los hechos conocidos en 2019 y que ocurrieron en el centro de engorda de salmónidos Aracena 19, situado en el área del Parque Nacional Alberto de Agostini.

Los incumplimientos que se sancionaron dicen relación con el ocultamiento de información evitando que la SMA ejerciera sus atribuciones fiscalizadoras; inadecuado manejo de mortalidad y de residuos sólidos, incumplimiento de medidas preventivas en su Plan de Contingencias, además de un pretil de plataforma de ensilaje que presentaba daños estructurales.

Respecto al cargo gravísimo, la infracción se imputó debido a que el titular no remitió copia digitalizada de bitácora de control diario de mortalidad sometida a ensilaje en el centro, correspondiente al ciclo productivo 2016-2018.

En relación con los cargos leves, uno de ellos tiene relación con inadecuado manejo de las mortalidades generadas en el Centro en los ciclos productivos 2013-2015 y 2016-2018, manifestada en las discrepancias numéricas existentes entre la mortalidad extraída desde las jaulas del centro Aracena 19 y las sometidas al sistema de ensilaje. Este cargo evidenció que debido a esta discrepancia numérica, entre lo que el titular reporta que extrae de mortalidad y guardan para llevar, existe una diferencia cercana a los 20.000 kilos de salmones que se desconoce su destino final.

Otro aborda el “inadecuado manejo de residuos sólidos”, mientras que el tercer cargo se formuló debido a que el “pretil de plataforma de ensilaje presenta una abertura a nivel de base de 15 x 7 centímetros”. El último cargo leve es por “incumplimiento de medidas preventivas (realización de actividades y contar con determinados equipos) establecidas en los planes de contingencia ante focos de floraciones algales nocivas; sin redes de enmalle necesarias ante escape masivo de peces; no realizar verificación semestral del estado de los módulos del Centro Aracena 19; y no contar con certificados anuales sobre las condiciones de seguridad de los módulos de cultivo y de fondeos.

La empresa sancionada puede presentar ante la SMA un recurso de reposición en un plazo de cinco días hábiles contados desde el momento que sean notificados. La interposición de este recurso suspenderá el plazo para reclamar de ilegalidad, siempre que se trate de las mismas materias sancionadas.

Asimismo, el titular puede presentar reclamo de ilegalidad ante el Tribunal Ambiental dentro del plazo de 15 días hábiles, contado desde la notificación de la resolución.

Nova Austral analiza la resolución

Desde la empresa salmonera se señaló ayer que se están revisando los alcances de esta resolución por hechos ocurridos bajo otra administración y que no se relacionan con el trabajo desarrollado en el presente.

Se expresó que “Nova Austral está analizando los antecedentes de esta resolución que surge a raíz de este proceso sancionatorio iniciado en 2019. Desde hace dos años la compañía reestructuró completamente la gestión interna, sumando y recuperando certificaciones internacionales que garantizan los máximos estándares medioambientales, de sostenibilidad y cumplimiento en sus operaciones, lo que se alínea con el compromiso de desarrollar el cultivo y procesamiento del salmón en armonía con el entorno y las comunidades con las que se relaciona”.