Necrológicas
  • Rosa Elena Sánchez Hernández
  • Marcela Coñocar

Meses de investigación del OS-7 develaron historial de pareja que traficaba droga

Por La Prensa Austral Sábado 11 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
8,650
Visitas

El hombre fue enviado a la cárcel y la pareja quedó con arresto nocturno, al ser formalizada como “cómplice”.

El 28 de diciembre de 2020, el día de los inocentes, ingresó una llamada anónima al Fono Denuncia de Drogas. Los antecedentes los recogió personal del OS-7 de Carabineros.

La persona llamó para alertarlos sobre un sujeto apodado “El Toché”, o “Pato Loco”, que compraba grandes cantidades de marihuana a una mujer. Y cocaína a ciudadanos extranjeros, principalmente de nacionalidad colombiana, droga que luego dosificaba y vendía a distintas personas de Punta Arenas.

El informante les aportó otro dato no menor. Que el sujeto vivía cerca de la cárcel, en una casa de tres pisos, muy vistosa que destaca sobre otras en la vecindad, en Avenida Circunvalación Nº2213.

Y que en el patio la custodia está a cargo de tres perros pastores alemán.

Y lo último que narró antes de colgar fue que este sujeto venía hace años realizando estas prácticas,

Investigación

El OS-7 transmitió la información al fiscal encargado de los delitos de droga, Manuel Soto Bassauren, quien les pidió indagar a fondo la veracidad de la denuncia.

El 20 de enero los policías le entregaron un informe policial. Soto lo leyó detenidamente. El hombre que vivía en la llamativa casa de tres pisos resultó ser José Luis Aguilar Ule, apodado “El Toché”.

Constataron que registraba antecedentes penales. Que cumplió 6 años de cárcel por uso malicioso de instrumento mercantil reiterado. Posteriormente fue detenido por otros delitos, principalmente hurtos. Entre medio una condena por conducir en estado de ebriedad provocando daños y otra por robo en una vivienda. Todas las penas las cumplió con cárcel efectiva.

Y la pareja resultó ser Kateryn Vanesa Sánchez Nahuelcar, que en su extracto de filiación figura con varias condenas por hurto y una por tráfico de pequeñas cantidades de droga.

Lo que también llamó la atención de la policía fue que “El Toché” figurara con a lo menos cuatro vehículos de alta gama a su nombre, algunos lujosos, con precio de mercado sobre los 30 millones de pesos.

La pareja desconocía por completo que estaban bajo la mira policial. En los meses que duró esta investigación, Carabineros logró verificar que la pareja ocupaba los vehículos.

Todo confirmado

Lo que partió como una denuncia terminó confirmándose con la autorización judicial para interceptar los teléfonos celulares, a partir del 5 de febrero de este año, práctica que permite la Ley de Drogas.

A propósito de los seguimientos y escuchas, los policías lograron determinar la práctica permanente de tráfico de drogas del imputado. Incluido brazos operativos, “entre ellos su pareja Kateryn Sánchez, Juan Ojeda Levicoy, apodado Juanito y Raúl Alvarado Fore, apodado “El Rata”, dando cuenta de las transcripciones de la venta permanente y periódica de este tipo de sustancias, preferentemente cocaína y Cannabis sativa”, indicó ayer el fiscal Manuel Soto, durante la audiencia de formalización de cargos.

Tanto Ojeda como Alvarado prestaron declaración en la policía en calidad de imputados.

Incluso, el informe policial del OS-7 sobre la red de tráfico da cuenta de contactos telefónicos entre un tercero, que habría participado en el cuantioso robo a una joyería a Zona Franca en abril, y José Aguilar. Para el fiscal esto deja al descubierto que este imputado estaba al tanto de lo ocurrido en el recinto franco.

En un informe policial posterior, del mes de mayo, en las conversaciones de la pareja, Aguilar y Sánchez, aparecen vinculados a compras de terrenos y bienes raíces.

Uno de los testigos que declaró como imputado dijo que a “El Toché” lo conoció en la cárcel.

Muchas de las escuchas telefónicas confirmaron la venta de droga en el domicilio de Circunvalación. Incluso un día llegó a abastecerse, para su consumo personal, un sujeto que cumple arresto domiciliario total. “Esto, dijo el fiscal, es muy llamativo”.

Detención

Estos antecedentes llevaron al fiscal a solicitar al juez una orden de entrada y registro a la vivienda de Avenida Circunvalación, la que se concretó el jueves en la tarde, y ayer pasó a control de detención la pareja.

El hombre ingresó a la cárcel y la mujer, por tener la calidad de “cómplice”, y el cuidado de cuatro hijos, quedó con arresto domiciliario nocturno. El juez no dio lugar al arresto domiciliario total para ella.

Operativo

Como consecuencia del operativo, Carabineros logró la incautación de 110 gramos 400 miligramos de marihuana, un gramo y 400 miligramos de cocaína. Además de 96 contenedores de nylon con residuos de clorhidrato de cocaína y un plato y cucharas las que fueron utilizadas para dosificar y transportar la cocaína, incluyendo una gran cantidad de dinero efectivo oculta en cajas de zapatos y de licor, sumando la cantidad de $4.231.000.

Además incautaron una Hammer, un Subarú Impresa, un Toyota Supra, un Nissan Skuline, un Nissan 370 Z, todos de gran valor comercial.

La mujer señaló al término de la audiencia que el dinero era del retiro del 10 por ciento de la AFP, que sacó su pareja para el tratamiento médico de un hijo. Versión que en ese momento no pudo acreditar.

Amenazas de muerte

Mientras que José Aguilar tuvo un último pedido al magistrado Juan Villa. Que por favor lo ingresaran a la sección de Enfermería del penal debido a que ha recibido amenazas de muerte proveniente de internos de la cárcel.