Necrológicas
  • Graciela del Carmen Mancilla Bustos
  • Alvaro Millalonco Saldivia
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Silvia Hidalgo Huerta

A los 86 años murió Abimael Guzmán, el fundador del grupo terrorista Sendero Luminoso

Por La Prensa Austral Domingo 12 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
97
Visitas

El fundador y líder de la banda terrorista Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, murió a los 86 años mientras cumplía cadena perpetua por terrorismo en la Base Naval del Callao, en Perú.

Guzmán, de quien no se precisó la causa exacta de su deceso, presentaba una serie de problemas de salud en las últimas semanas por las cuales fue atendido en la prisión de máxima seguridad donde cumplía su sentencia.

Sin embargo, se había negado a ser transferido a un centro de salud, después de rechazar ingerir alimentos por algunos días.

La primera autoridad en comentar la noticia fue el ministro de Salud, Hernando Cevallos, quien declaró a la prensa que “nadie desea el fallecimiento de nadie por más delitos que haya cometido”, pero que “es lamentable como cualquier persona que fallece en cualquier circunstancia”.

En un breve comunicado, el Instituto Nacional Penitenciario de Perú informó que Guzmán perdió su vida a las 6,40 horas de este sábado “debido a complicaciones en su estado de salud”.

“El jefe de ese Centro de Reclusión hizo de conocimiento al Comité Técnico del Cerec sobre este hecho, y conforme corresponde se ha comunicado al Ministerio Público para las diligencias de ley”, acotó.

La organización conocida desde 1980 fue señalada por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR) como la responsable de la muerte de unas 69.000 personas en Perú a raíz de la violencia terrorista desatada por este grupo entre 1980 y 2000.

En los últimos años, diversos brazos políticos de Sendero promovieron la idea del indulto y la excarcelación de Guzmán y los líderes senderistas sentenciados en pos de una reconciliación, pero el tema no fue acogido por la opinión pública ni los sectores políticos.

Guzmán acabó sus días como el preso más famoso de Perú, sin concretar su aventura de reproducir en Perú a sangre y fuego el modelo de su ícono Mao.