Necrológicas

Con temperatura de -10 grados se bailó primer pie de cueca en la Antártica

Por La Prensa Austral Viernes 17 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
212
Visitas

También hubo otro pie de cueca en la Base O’Higgins del Ejército, sumándose así al aniversario patrio las dotaciones destinadas este año en el continente blanco.

La difusión en redes sociales y medios de comunicación de dos videos que mostraban dos pies de cueca que se bailaban sobre el suelo nevado en la Antártica fue el primer homenaje con el que las dotaciones asignadas este año en las Bases Arturo Prat y O’Higgins, de la Armada y Ejército respectivamente, anticipaban su saludo al nuevo aniversario patrio.

El primer pie de cueca ocurrió el miércoles en la Base naval Arturo Prat y bajo una condición climática marcada por poco más de -10 grados de temperatura. Allí el cabo primero, meteorólogo Juan Andrés Burgos Solar, bailó ante el pabellón patrio la cueca “La consentida”, luciendo su uniforme de gala y alzando su pañuelo blanco con sus movimientos ondulantes al cielo. Mientras bailaba lo grabaron sus compañeros de la base, quienes así quisieron testimoniar su homenaje a la patria desde aquel aislado rincón de nuestro territorio.

El cabo Burgos es conocido por sus resúmenes periódicos de condiciones meteorológicas, los cuales son difundidos por redes sociales de la Armada de Chile, llamando la atención los registros extremos de temperatura donde esta dotación realiza sus labores.

Ayer jueves, un poco más al sur, desde la base antártica Bernardo O’Higgins del Ejército, ocurrió otro pie de cueca a cargo del sargento primero Carlos Contreras, quien vestido de huaso con espuelas y botines, sombrero y manta, realizó un baile a la bandera a las afueras de la base antártica, en donde honró al pabellón, cumpliendo así con el cometido de realizar el pie de cueca más austral del presente año.

El video también fue elaborado por la dotación de la base quienes acompañaron al solitario bailarín, quien bailó en momentos que la temperatura llegaba a los -4,8 grados.