Necrológicas
  • Carlos Alberto Cárdenas Bahamonde

Cuestionario presidencial magallánico n° 2

Por Emilio Boccazzi Campos Lunes 20 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
131
Visitas

En función de lo enunciado la semana pasada, respecto de efectuar una inducción a manera de cuestionarios a [email protected] [email protected] presidenciales, que han sido [email protected] formalmente por el Gobierno Regional para que, en las próximas semanas, se reúnan, siendo aún candidatos, con el Consejo Regional de Magallanes. Para que se preparen y no digan: ‘¿Me podría repetir la pregunta?’, es que le hacemos una previa, para que pongan a investigar a sus equipos y se jueguen mostrando la ansiada “voluntad política” para apoyar en el desarrollo humano, social y económico de los Habitantes de la Región de Magallanes y Antártica Chilena.

La semana pasada les dejamos enunciadas preguntas y reflexiones, respecto del asunto energético o de la energía, Magallanes y Chile. Hoy seguiremos con una materia de alta connotación política y geo-política, como lo es la CONECTIVIDAD de nuestra Región y su inserción al desarrollo del país, de la Antártica y del mundo.

Todos sabemos (los magallánicos, en especial) que nuestro país se desmiembra a partir del seno de Reloncaví y pasamos a constituir una zona archipielágica, sólo comparable a lo que ocurre en las latitudes más altas del hemisferio norte, especialmente en Escandinavia y los Países Nórdicos.

Esta desconexión o corte físico de Chile nos separa, donde, entre otros obstáculos físicos, tenemos los cientos de kilómetros que constituyen los glaciares y el Hielo Patagónico Norte y Sur.

Una maravilla de la naturaleza y una de las reservas de agua dulce más grandes del mundo constituyen estos Campos de Hielo kilométricos, sin embargo, son barreras naturales importantes, que de a poco se han ido salvando con el transporte multimodal. Desde que el Estado de Chile implementó el inicio de las operaciones en la década de los 80, el transporte en los llamados “Roll on Roll Off”, uniendo la ruta Puerto Montt-Puerto Natales, comenzamos a tener un mayor grado de autonomía en la provisión de nuestros insumos. Esta ruta se implementó y estímulo por parte del Estado de Chile, en momentos álgidos de nuestra relación con el vecino país de Argentina. Se buscaba la “independencia” en el transporte y no depender del histórico paso terrestre por la República Argentina, para ir o conectar con “Chile central”.

Sin embargo, desde la Instalación de la industria de la salmonicultura en la Región de Magallanes (otro ‘temazo’ a discutir en próximas columnas), indican los transportistas terrestres de los distintos gremios y asociaciones que el acceder “al transbordador” es más difícil que tener una buena jubilación y que, a través de los precios y las condiciones que impone la naviera, prácticamente hace inviable acceder a este transporte, debiendo tener que “sortear” los casi 2.500 kilómetros para entrar a Chile utilizando el territorio argentino. Indican los transportistas del rodado que todas las preferencias las tendría la Industria del salmón, no entendiendo que la región importa gran parte de su cadena alimenticia y otros insumos para el desarrollo de la zona desde el norte del país.

¿Qué haremos, señ[email protected] [email protected] presidenciales, para que la conectividad Chile por Chile se potencie y se consolide? ¿Podremos establecer subsidios al transporte Chile-Chile y se comprometen a revisar y mejorar las eventuales conductas monopólicas que desincentivan el transporte por Chile, teniendo en cuenta que ésta es una materia vital, de geopolítica y de afectación a la vida diaria de todos los magallánicos y quienes aquí residen? ¿Es factible estudiar, a su juicio, el establecimiento de un transbordador de propiedad pública, atendidas las condiciones de aislamiento y desconexión física que no tiene ninguna otra región en el país?

¿Cuál es su voluntad política y qué compromiso asume en la terminación del camino Vicuña-Yendegaia, que está a unas decenas de kilómetros de su término? ¿Es factible tirar toda la carne a la parrilla y terminar de una vez por todas ese camino, que permitirá unir a la Provincia Antártica (Puerto Williams), con Tierra del Fuego y, a su vez, con Punta Arenas, constituyéndose en un camino de enorme potencial turístico además?

¿Cuál es su visión del desarrollo naviero en la región y cómo piensa efectivamente conjugar de manera más potente la frase “Punta Arenas es la Puerta de la Antártica”? ¿Qué tipo de infraestructura portuaria está pensando para “dar con el ancho” de la potencialidad emergente de la industria del hidrógeno verde y los hidrocarburos?

Y, por último, en esta escueta columna le pido: haga alguna reflexión de estadista y piense en la Carretera Austral (qué si bien se ubica en nuestra vecina Región de Aysén), necesitamos que progresiva y continuamente vaya en mejora y consolidación, de manera de que más temprano que tarde Chile tenga un territorio conectado, a través de las distintas formas de transporte. [email protected] [email protected], lo esperamos en las próximas semanas en el Core.