Necrológicas

El mal endémico de los automovilistas: estacionarse en lugares prohibidos

Por La Prensa Austral Lunes 20 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
1,159
Visitas

En lo que va del año, el Programa de Fiscalización de la Seremi de Transportes ha cursado 88 multas por aparcar en lugares demarcados como prohibido, estacionamientos reservados o simplemente sobre las aceras.

Esta es una de las infracciones más recurrentes, corroborado también por el Departamento de Inspecciones de la municipalidad local.

Un fenómeno acrecentado por el aumento del parque automotor que el año 2005 rondaba los 30 mil vehículos en Punta Arenas, cifra que en la actualidad alcanza las 70 mil unidades.

En cualquiera de estas situaciones los vehículos se hacen merecedores de una infracción, señaló el seremi de Transportes y Telecomunicaciones Marco Mella Bórquez.

Infringir las normas vigentes sobre el estacionamiento puede generar un parte empadronado, sanción que puede ser cursada por Carabineros, por un inspector municipal o un inspector del Ministerio de Transportes. Y si la multa no es regularizada a tiempo, puede imposibilitar la renovación del permiso de circulación del auto, además de quedar reportado en el Registro Nacional de Multas Impagas.

Infracciones graves

Estacionar donde las señales oficiales lo prohíban, estacionar en los puentes, estructuras elevadas y pasos bajo y sobre nivel de las vías públicas, en las cuestas y en las curvas de los caminos, estacionar dentro de un cruce, estacionar en las calzadas o bermas de los caminos públicos de dos o más pistas de circulación en un mismo sentido.

También lo es usar indebidamente estacionamientos exclusivos para personas con discapacidad, detener o estacionar un vehículo en doble fila, respecto a otro vehículo detenido o estacionado junto a la cuneta, estacionar frente a las puertas de garajes de casas particulares y de estacionamientos comerciales y estacionarse a menos de 10 metros de un signo Pare, Ceda el Paso, y de advertencia de peligro.

En el caso de la locomoción pública, detenerse en la intersección de calles a dejar o tomar pasajeros en segunda fila o en paraderos no autorizados.

En todos estos casos la multa oscila entre 1 y 1,5 unidades tributarias mensuales ($ 52.631 y $ 78.946).

Durante el 2019, la Seremi cursó 278 infracciones por vehículos mal estacionados. En 2020, debido a las restricciones de movilidad a causa de la pandemia, esta cifra bajó a 51. Sumado a las infracciones que se han cursado en este año, suma 417 del último trienio.

“No se debe estacionar mal los vehículos no sólo porque estaríamos infringiendo la Ley, sino también porque se puede ocasionar un accidente, al interrumpir la visibilidad de quienes circulan en la vía pública, automovilistas o peatones”, remarcó Mella.