Necrológicas
EDITORIAL

Convención y renuncia de Rojas Vade

Por La Prensa Austral Martes 21 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
43
Visitas

Desde su instalación, la Convención Constitucional ha estado recorriendo un camino pedregoso, no exento de polémicas y con el tremendo desafío de articular un debate interno entre sus 155 integrantes, que representan no sólo posiciones políticas contrapuestas propias de los partidos conocidos, sino que agrega a nuevos actores, provenientes de la denominada sociedad civil. Los primeros están acostumbrados a buscar un punto de acuerdo; los segundos irrumpen en la vida pública con otra perspectiva y siendo protagonistas de dinámicas distintas de diálogo y de poder.

Por ello, la información que entregó La Tercera respecto de las mentiras de Rodrigo Rojas Vade respecto de su supuesto cáncer y todos los hechos derivados de tal golpe noticioso añadieron un factor de tensión inesperado, conflictuando no sólo a la mesa directiva de la Convención, sino que dividiendo a sus miembros en torno a entregarle o no apoyo.

En días anteriores, la presidenta de la CC, Elisa Loncón, había planteado que no era favorable la presencia de Rojas Vade tanto por su propia salud como para el cuidado de la misma Convención.

Ayer, Rojas Vade confirmó la decisión que había dejado entrever en redes sociales: “No trabajaré en la Convención y presentaré mi renuncia, porque la nueva Constitución debe reflejar un país digno, donde quienes cometen errores, los reconocen y asumen las consecuencias”, indicó.

Por la razón que esgrime, lo cierto es que hubiera sido más oportuno que hubiera adoptado tal decisión desde el primer momento en que se conoció la falsedad de sus dichos y hechos, pues impuso a sus colegas una tremenda e innecesaria carga, aportando, además, un descrédito que ni sus pares ni la Convención como cuerpo colegiado se merecerían.

Hubiera sido una pésima señal el que Rojas Vade siguiera como constituyente. Una vez más y usando las mismas palabras de éste: el trabajo encomendado a la Convención es demasiado importante y el éxito pasa porque este órgano mantenga su legitimidad y apoyo ciudadano.