Necrológicas

Sargento de la Fach enfrenta preparación de juicio tras propinar 9 puñaladas a funcionario del Ejército

Por Marisol Retamal Lunes 27 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
2,246
Visitas

Un violento hecho de sangre que estalló a comienzos de este año en un domicilio de villa Torres del Paine, al norte de Punta Arenas, entre dos funcionarios de la Fuerzas Armadas, dejó en grave estado a uno de ellos, mientras el autor aún se encuentra sometido a la medida de prisión en la Base Aérea Chabunco.

Cerrada la investigación de la causa judicial, llegó el momento de que la Fiscalía Local ponga en marcha la preparación del juicio oral, audiencia programada para esta jornada, aunque siempre está latente la posibilidad de que las partes puedan posponer el procedimiento para otra fecha invocando diferentes razones.

El único imputado, el sargento primero de la Cuarta Brigada Aérea, Juan Pablo Salazar Retamal, arriesga una pena de hasta 6 años de cárcel por el delito de homicidio frustrado, conforme a la acusación formulada por el fiscal Manuel Soto Basauren.

La feroz agresión se produjo al filo de la medianoche del 29 de enero de este año, cuando Salazar se encontraba en su domicilio de Pasaje Lago Sarmiento, de la villa Torres del Paine, momento en que llega al lugar Juan Francisco Orellana, quien ingresa al antejardín de dicho inmueble, apareciendo por la parte posterior Juan Pablo Salazar, premunido de un cuchillo parrillero, con el que lo apuñaló en al menos 9 ocasiones en diferentes partes del cuerpo. Debido al profuso sangramiento, la víctima se desvaneció en el sitio del suceso, debiendo ser socorrido por personal del Samu, que lo trasladó hasta el Hospital Clínico.

A consecuencia de lo anterior Orellana Gallardo resultó con lesiones graves consistente en heridas penetrantes toraco abdominales; shock hipovolémico; herida penetrante cardiaca; heridas penetrantes torácicas izquierdas (6); herida penetrante abdominal (3); evisceración no contenida; herida penetrante gástrica de cuero gástrico; herida transfixiante de yeyuno; hematoma retroperitoneal de origen no precisado; laceración hepática; laceración esplénica; sección de vasos cortos.

A juicio del ente acusador, son lesiones necesariamente mortales de no mediar tratamiento médico y quirúrgico oportuno, haciendo presente que la víctima permaneció hospitalizada y en riesgo vital. Orellana tiene la condición de sargento primero del Ejército.