Necrológicas
Tradicional ceremonia en comunidad franciscana

Hasta un hurón fue bendecido en honor a la festividad de San Francisco de Asís

Por La Prensa Austral Lunes 4 de Octubre del 2021

Compartir esta noticia
241
Visitas

Con la participación de decenas de familias se vivió la tradicional bendición de animales y plantas en honor a San Francisco de Asís. La ceremonia se llevó a cabo durante la tarde de ayer en el frontis de dicha comunidad religiosa, en calle Vicente Kusanovic, en la población Carlos Ibáñez.

Pasadas las 16 horas se dieron cita frente a la capilla fieles de la comunidad franciscana y vecinos quienes llegaron con más de una mascota a esperar la bendición del fraile Nadio Aguilera. También se sumaron personas de otros sectores de la comuna, en esta especial jornada en que reinaron perros de todas las razas, aunque igual hubo gatos y hasta un hurón blanco.

El fraile Aguilera destacó que en el marco de la Festividad de San Francisco de Asís quisieron recordar el espíritu que lo animaba. “San Francisco era amante de  la naturaleza y en toda la creación veía las manos de Dios”, apuntó, añadiendo que fue una instancia de reencuentro, ya que la pandemia había impedido realizar esta ceremonia.

Camila Zapata concurrió junto a sus dos perritos Atom y Ami, ambos shih tzu. Hace 5 años que participa de esta ceremonia. “Mis tías y mi abuela son del sector y ellos nos hicieron recuerdo de esta actividad. Fue una linda ceremonia porque además está destinada a plantas y la naturaleza”, complementa.

Otra de las participantes fue Jessica Gallardo, quien llegó junto a Haise, un hurón canadiense de tres años. “En la casa juega y está suelto todo el día, le gustan los globos y las burbujas, también esconde los calcetines”, subraya, señalando que siempre ha participado de la bendición de mascotas, al recordar que antes tenían una perrita samoyedo, fallecida.

Por su parte, Verónica Cárdenas y Camila Vegas lo hicieron acompañadas de su gatito Tommy que cumplirá un año en diciembre. Lo adoptaron porque son amantes de los gatos y ya habían tenido una gatita. “Queríamos venir, pero siempre nos perdíamos en la fecha, pero hoy (ayer) pudimos hacerlo y fue muy lindo, porque ellos son nuestros compañeros. Tommy es muy regalón, duerme en los brazos, busca cariño”, puntualizó una de ellas.

Por último, Rosa Soto llevó por segundo año a su perrita Almendra, de 4 años. Ella es parte de la comunidad, así que siempre participa de esta actividad y en lo que pueda colaborar.