Necrológicas
  • Carlos Alberto Cárdenas Bahamonde
  • Rosa Adriana Pelaez Saavedra
Exigen renuncia de dirigentes del nivel central

Mujeres se tomaron sede del PPD en Santiago en rechazo a las “decisiones centralistas”

Por La Prensa Austral Jueves 7 de Octubre del 2021
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
54
Visitas

L

a imposición por parte del nivel central del partido de candidatos para las elecciones de noviembre sigue golpeando fuerte al PPD. Ahora, un grupo de militantes, mujeres de diversas comunas del país, ocuparon la sede de la colectividad en Santiago en rechazo a lo que calificaron como “malas prácticas de la directiva nacional, quienes no han respetado los procesos democráticos internos, entre otras acciones altamente cuestionables”.

La información fue compartida por la directiva regional del partido, que se encuentra divulgando un comunicado a nivel nacional en el que se hace un fuerte cuestionamiento a la actual testera del Partido Por la Democracia, que “camina en una dirección distinta a lo que indica el sentido común para una organización política que se define de izquierda, descentralizada y feminista. Se dice de izquierda y no respeta su declaración de principios ni su propio Estado de Derecho, descentralizada, y niega la toma de decisiones a las regiones y comunidades, feminista e impide que mujeres militantes representen a través de la orgánica a los colectivos ciudadanos donde ejercen liderazgo. Es claro que esta organización política vive su etapa terminal si mantiene esta lógica de funcionamiento”.

“Secuestro político”

Agregan que quienes están en esta acción reivindicativa son mujeres de distintos territorios y regiones del país, “convencidas que es posible recuperar el PPD para causas justas y necesarias como las que protagonizó en muchos momentos en los 34 años que van de su historia; estamos convencidas que es posible recuperar el PPD del secuestro político en que lo mantienen un puñado de dirigentes que lo ven y lo usan como parte de su propiedad privada; estamos convencidas que es vigorizante para la democracia hablar fuerte y claro como lo hacemos hoy, como lo hacemos mujeres que vivimos la militancia con dignidad y no desde el servilismo a una elite política y empresarial.

Para que esto sea posible, plantean que se requiere que la presidencia, secretaría general y tesorería nacionales sean sometidas a un evento democrático, donde las personas militantes de todo el país puedan hacer uso de su derecho a elegir y ser elegidas. Aseguran que en los tres casos se quebrantaron estos derechos, dando paso a instalaciones de facto. En estas tres funciones quienes las ejercen fueron designados, elegidas/o a dedo por unos cuantos, que son los mismos que mantienen en cautiverio al PPD.

“Natalia Pergentilli, José Toro Kemp y Yolanda Pizarro, militantes designadas/o para cumplir funciones dirigenciales, han sido incapaces de conducir al PPD por una senda de respeto al Estado de Derecho, y de observancia a valores y principios que dan fundamento a la existencia y a la acción de la organización. Han sido incapaces, en este tiempo, de garantizar la democracia partidaria posibilitando el funcionamiento justo de la organización. El suponer que son dirigentes y dirigentes aptos para conducir al PPD en esta nueva etapa de profundización democrática que vivimos como país, sería una ingenuidad inexcusable. Exigimos la renuncia inmediata de estas tres personas militantes designadas, para dar paso a una elección de liderazgos que encabecen, con criterio de bien común, el trabajo por la recuperación política de la organización y su retorno al servicio, desde la centro-izquierda, a Chile y sus regiones.

Exigen renuncias

En este mismo sentido, dicen, “exigimos la renuncia inmediata del conjunto del Tribunal Supremo conducido por Nicolás Camus Lavín, que desde su presidencia ha convertido a este órgano en la policía política del gobierno partidario de turno”, enfatizan.

Luego se refieren a las atribuciones de los consejos regionales del partido, facultados para proponer al Consejo Nacional los candidatos a alcaldes, concejales y cores, “sin embargo el secretario nacional José Toro Kemp no inscribe candidaturas emanadas de los consejos regionales y ratificados en el Consejo Nacional, aludiendo a “un error”. Errar es humano, pero cuando estos aludidos errores son la justificación para encubrir las acciones fraudulentas emprendidas para fortalecer una opción dejando fuera otras que sí contaban con la legitimidad que da el ejercicio democrático, entonces estamos asistiendo a la debacle de la democracia y nosotras no somos cómplices de tamaña perversidad”.

En el caso de Magallanes, las discrepancias justamente se han focalizado en la lista de candidatos que lleva el PPD y que, asegura la dirigencia regional, no corresponden a los propuestos desde esta zona.