Necrológicas

FNE recomienda prohibir que Gasco, Abastible y Lipigas participen en la distribución de gas a consumidores

Por La Prensa Austral Viernes 8 de Octubre del 2021

Compartir esta noticia
169
Visitas

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) recomendó prohibir que las empresas Gasco, Lipigas y Abastible participen en la distribución de gas a los consumidores y propuso una serie de cambios regulatorios al negocio del gas natural, buscando una rebaja en el precio de estos combustibles.

En el marco de una investigación del mercado del gas, la entidad constató que el mercado no está funcionando adecuadamente y plantea que si se acogen sus recomendaciones el valor de cada cilindro de gas licuado debiese bajar un 15% y el precio del gas natural para los clientes de Metrogas bajaría entre un 13% y 20%.

“Este estudio confirma que el mercado del gas no es suficientemente competitivo y nuestras recomendaciones buscan que esta situación cambie lo antes posible en beneficio de los consumidores, porque estamos convencidos de que los precios pueden ser significativamente menores a futuro si se ajusta la regulación”, planteó Ricardo Riesco, fiscal nacional económico.

La recomendación de dejar fuera a las tres empresas de la distribución busca fomentar la competencia, con el fin de que los distribuidores minoristas puedan vender cilindros de cualquier marca, sin estar “atados” a una mayorista.

Una posible aplicación de esta materia debe ser regulada por la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (Sec), que se encuentra facultada para aplicar sanciones disuasorias a los infractores.

Las empresas respondieron y Abastible dicen que son trasparentes, mientras que Gasco apunta a que hay datos inexactos y que se podría perjudicar a los consumidores, como también Lipigas, quienes señalaron que las recomendaciones no resuelven el problema de fondo que el gas se importa y que el gas ha subido en un 100%.

Odecu y
posible colusión

Stefan Larenas, presidente de Odecu, comentó que “la conclusión del estudio de la Fiscalía Nacional Económica es gravísima. No funciona la libre competencia en el mercado del gas y quien paga, nuevamente la cuenta, son los consumidores. Como país tenemos que decir basta”.