Necrológicas
Tras su paso por la zona, el alcalde de Temuco abordó la atención de mascotas

“Es paradójico que la universidad del Estado no se haya interesado por impartir la carrera de Medicina Veterinaria”

Por La Prensa Austral Martes 12 de Octubre del 2021

Compartir esta noticia
296
Visitas

S

orprende cuando el alcalde Temuco, Roberto Neira, enumera los logros y los temas aún en carpeta respecto de los planes que su comuna está desarrollando en materia de atención de salud para mascotas y de tenencia responsable.

Por eso, cuando por estos días en  Punta Arenas el alcalde Claudio Radonich anuncia una clínica veterinaria municipal a través de la externalización del servicio, los concejales consideraron prudente y recomendable conocer la experiencia de la capital de La Araucanía durante la visita del jefe comunal a Magallanes.

“Vamos a tener una ambulancia de urgencia sanitaria e incentivamos la adopción entregando animalitos adiestrados en nuestro centro”, destaca Neira a modo de ejemplo.

La autoridad temuquense conoció de los esfuerzos que está tratando de llevar adelante el municipio de Punta Arenas, con sus programas y la pronta puesta en marcha de la clínica municipal. Y aunque dice no estar de acuerdo con la externalización del servicio, reconoce que ha diferencia de lo que ocurre en su comuna, aquí la carencia de la carrera de Medicina Veterinaria juega en contra. “El alcalde (Radonich) está por entregar este servicio a terceros, algo que no comparto porque las veterinarias no siempre van a priorizar a las personas que vengan de la municipalidad y porque no hay completo control de la situación. Un veterinario que está contratado por el municipio pasa a ser funcionario y tiene responsabilidad administrativa y si no atiende bien o comete negligencia médica con el animal el afectado tiene la posibilidad de recurrir a esa responsabilidad. Esta es una opinión en base a nuestra experiencia, no cuestiono lo que está haciendo su alcalde, porque eso es un tema que debe verlo con su concejo”, señala.

Neira agregó que el problema particular que se tiene en Punta Arenas es que no existe la carrera de Medicina Veterinaria, “pero es parte de la gestión, porque estoy seguro que la Universidad Santo Tomás se interesaría en abrir la carrera si se hiciera un convenio con el municipio o el gobierno regional. Además, esta es una zona ganadera, que requiere de veterinarios y es paradójico que la universidad del Estado no se haya interesado por impartir esta carrera”.

El plan de su municipio

El alcalde Neira cuenta que desde hace algunos años funciona en Temuco la clínica veterinaria municipal con dos veterinarios y estudiantes en práctica, “porque hemos entendido que aquí no se está sólo frente al cuidado de las mascotas, sino también ante un tema de salud pública. Ahora trabajamos en dos innovaciones que nos hemos planteado en esta área. La primera es que vamos a tener una ambulancia veterinaria, que es algo inédito, que permitirá llegar a las familias en situaciones de urgencias para nuestros animales. En lo segundo, en alianza estratégica con la Universidad Santo Tomás, impulsamos el primer laboratorio para animales, donde se tomarán los exámenes a un costo más bajo o sin costo en algunos casos”.

Agrega que también se trabaja en la ordenanza municipal de tenencia responsable, que será votada este mes; que se implementó una mesa de trabajo con participación del Colegio Médico Veterinario, universidades, Carabineros y la Bridema de la PDI; que para el próximo mes se espera la inauguración del centro de esterilización; que se cuenta con dos profesionales a cargo de un centro de adiestramiento para las mascotas que se entregan en adopción y que se está adquiriendo un vehículo para una “ecofiscalización” que asuma temas de tenencia responsable, principalmente para no permitir el maltrato animal, la detección de micro y macro basurales, y el cuidado de los humedales (Temuco es la ciudad con mayor número de estas áreas en el país).

Un punto que destaca el alcalde es el haber aunado posiciones y posteriores acciones con las diversas entidades, pero, por sobre todo, con la sociedad civil y los diversos grupos animalistas y medioambientales que han sido claves a la hora de aportar sus visiones.

“Estos temas dependen mucho de la voluntad política, de las gestiones y de tomar decisiones. Pero no todo ha sido positivo y muchas cosas se han ido aprendiendo en el camino. Han habido procesos complejos, más cuando incluso nos encontramos con problemas tan graves como que la gestión anterior estaba siendo investigada por exterminio de animales al interior del canil”, enfatizó Neira.

 

El conflicto de La Araucanía

 

Imposible no consultarle al alcalde de Temuco la realidad que se vive en su región y la percepción que tienen los habitantes de su comuna sobre lo que ocurre con el conflicto en La Araucanía.

“Estamos en un proceso que busca acercar 128 comunidades mapuches pertenecientes al distrito de la ciudad, las que conviven con 4 problemáticas: caminos, producción, electrificación rural y la falta de agua. Esto último es un gran problema en el que nosotros tratamos de aminorar entregando el recurso a través de camiones aljibes. Sin embargo, son sólo parte del problema. Si uno contextualiza se podrá decir que están quemando camiones, que hay enfrentamientos, asesinatos, pero hay que entender, no justificar, que esto se fue acrecentando en el tiempo por la pobreza que viven las comunidades mapuches”.

Neira resume lo anterior, mencionando que hace algunos días una persona llegó desde Santiago para invertir en una empresa de riego, “y en conversación con mi equipo dijo que la pobreza que ha podido ver en la Araucanía no existe en ninguna parte de Chile”.

Agrega que cuando se conoce la Araucanía profunda como Cholchol o Galvarino, y no se queda sólo con la imagen del turismo de Pucón o Villarrica, es posible entender el porqué se origina el conflicto. “Hay un sector de la población que se siente postergado, con altos índices de pobreza, con problemas de acceso y que no entiende cómo esta región ha sido postergada por un Estado que ha llegado tarde o simplemente no ha llegado; que impulsó una pacificación entre comillas, porque lo que hubo fue un exterminio; y que no hizo más que incorporar un territorio sin asumir más responsabilidades”.

Un pueblo, una nación

Pero, lo más sensible señala la autoridad municipal, es que no se ha entendido que “convivimos con una cultura diferente, con un pueblo que se considera una nación, que tiene idioma y autoridades ancestrales, que ve cómo el territorio está ocupado por plantas forestales que secan la tierra y que siguen y siguen siendo postergadas. Entonces, ello está muy relacionado con la pobreza, llevando a un grupo de mapuches a crear una instancia, que no comparto, donde se toma la opción de la violencia”.

El alcalde advierte que la “errada” gestión de Sebastián Piñera y parte de la política de Michelle Bachelet poco y nada hicieron por encontrar una salida. Esto, expresa, porque nunca entendieron que la solución al conflicto está en la propia Araucanía y no en Santiago.

Sin embargo, hoy con el esfuerzo de la propia ciudadanía y la intervención de los rectores de universidades y el obispo, monseñor Héctor Vargas, se ha llamado al organismo internacional Nansen (presidido por un chileno) para la instalación de un diálogo abierto en la ciudadanía. “Ellos son reconocidos por atender varios conflictos a través del diálogo, no de la negociación, y eso  ha permitido iniciar un proceso maravilloso que abre una luz de esperanza. El desafío ahora es convencer a las personas más extremas que se sumen y que entiendan que esto debe ser sin exclusiones, y que sólo se podrá avanzar cuando se recupere la confianza y los afectos”.