Necrológicas
  • Carlos Alberto Cárdenas Bahamonde
  • Rosa Adriana Pelaez Saavedra

Albañil es otro de los integrantes de banda colombiana que traficaba droga; quedó con arresto nocturno

Por La Prensa Austral Viernes 15 de Octubre del 2021
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
3,344
Visitas

 

 

Por tráfico ilícito de pequeñas cantidades de drogas, formalizaron ayer al ciudadano colombiano Janny Ferley Gamboa Salazar (35), integrante de la banda que el viernes de la semana pasada desbarató la PDI en Punta Arenas.

En el marco de la operación “Buenaventura” cayeron en el allanamiento 12 personas, de las cuales 11 fueron formalizadas, quedando 9 en prisión preventiva. De todas ellas uno sólo es chileno, un taxista que se encargaba del “delivery” o las entregas de la mercancía ilegal.

Gamboa, que tiene un hermano que el sábado compareció a control, se convirtió en el detenido número 13. No fue ingresado a la prisión ya que el fiscal Manuel Soto solicitó el arresto domiciliario nocturno y prohibición de salir de la región.

Expuso que el detenido, junto a otras personas, traficaba droga de manera concertada como cocaína y Cannabis sativa, del tipo “creepy”.

Gamboa era uno de los que “coordinaba permanentemente las entregas a diferentes distribuidores y consumidores de Punta Arenas, mediante contactos telefónicos y mensajería de texto u otras aplicaciones”.

El mismo enlace hacía con ciudadanos extranjeros radicados en la zona, “con quienes no sólo se facilitaban droga ilícita sino también a algunos consumidores y de esta manera mantenían un círculo cerrado de tráfico ilícito de drogas”, mencionó Soto.

La investigación de la PDI, que partió en enero de este año, coordinada con la Fiscalía, desembocó el viernes 8 de octubre en el allanamiento a ocho domicilios particulares. Con las órdenes de entrada y registro 50 medio centenar de detectives asestaron el golpe a los traficantes.

 

Albañil

De oficio albañil, como declaró ayer en la audiencia, en la casa donde Gamboa Salazar vivía junto a otra persona, en calle Caupolicán Nº0331, en uno de los dormitorios la policía encontró una alcancía con $875.000 en dinero efectivo. En un velador dos teléfonos celulares y una balanza digital. Además, en una caja guardaba $104.000 y en una billetera otros $270.000 en efectivo, que en total sumaban $ 1.249.000.

También le encontraron varios comprobantes de envío de dinero. Y en una zapatilla Nike un envoltorio transparente con poco más de 3 gramos de cocaína. En otro calzado de las mismas características ocultaba más de 300 gramos de marihuana tipo “creepy”.

En el mismo allanamiento, la PDI encontró dos cuadernos sobre un televisor con anotaciones de entregas y pagos, más tres “voucher” de depósitos y uno correspondiente a una transferencia internacional.

En un dormitorio hallaron una maleta de color negro con una bolsa de basura en el interior que guardaba marihuana en bloque, con un peso de 303 gramos; además de varios voucher correspondientes a depósitos. Y en el baño, detrás del pedestal del lavamanos, guardaban 40 bolsas nylon utilizada frecuentemente para la dosificación de droga.