Necrológicas
Iniciativa de la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio

Artistas extranjeros mostraron lo mejor de sus países en el cierre de exposición “EmigrArte”

Por La Prensa Austral Domingo 17 de Octubre del 2021

Compartir esta noticia
178
Visitas

Durante este último mes, en El Magallanes han aparecido las historias de diez artistas de distintos países que desarrollan su actividad en Magallanes. Por varios motivos llegaron a estas tierras, algunos por la situación social y política de sus países, caso de Venezuela y otros, para buscar suerte o hacer un cambio radical en sus vidas. Esta decena de artistas fue reunida por la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio en una exposición titulada “EmigrArte”, que primeropublicó cápsulas de video en su cuenta de YouTube.

Para cerrar esta colorida muestra, y dado a que las condiciones sanitarias de la pandemia lo permitieron, el pasado miércoles se puso cierre a esta exposición virtual, pero ahora en un espacio para que la comunidad pudiera visitarlos y conocerlos. Así, la sala de exposiciones de Zona Franca acogió muestras gastronómicas, fotográficas, pictóricas y por la tarde, música, teatro y baile.

 

Angélica Florez llegó

desde cali y combina

los sabores de Colombia

con los ingredientes

regionales

 

La gastronomía ha ido ganando su espacio dentro de las actividades culturales. Tan importante como el arte, la danza y la música, los sabores y mezclas distintivos de cada país van nutriendo, en el amplio sentido de la palabra. Es lo que desarrolla la chef Angélica Florez, llegada de Cali, Colombia, hace once años.

“Con la Seremi de las Culturas llevamos trabajando cinco años en la gastronomía migrante, con niños, adultos, a través de talleres que han sido muy bien acogidos. Ha sido muy enriquecedor poder dar un poco de nuestra cultura, a través de la cocina. Hicimos talleres en Laguna Blanca, en juntas de vecinos, con un programa especial de la Seremi de Cultura, que se llama Cecrea, y ahora estamos con estas cápsulas, que por el tema que se vive actualmente, no los podemos hacer presencial”, sintetizó Florez.

A pesar de las dificultades de no poder presentar su trabajo en ferias a nivel masivo, la chef valora la virtualidad igualmente, pues “con estos videos hemos podido llegar a muchas más personas y ha sido muy bien acogido, porque no lo ven solamente los niños, sino que muchas personas”, reflexionó.

En estos once años, ha podido notar la evolución en la manera en que se recibe a los extranjeros, reconoce, porque “hubo muchas diferencias en un principio, pero poco a poco nos fuimos integrando a la comunidad y se ha ido aceptando. De una u otra forma, somos un aporte igual, muchos tenemos nuestras familias, hijos y ya somos parte. Ha cambiado bastante, hoy en día encuentro que hay mucha aceptación y más positivo que antes, que era novedoso, nuevo y ya podemos ver a niños integrados en los colegios, gente compartiendo en los trabajos. No se ve como ese negativismo de un principio, hay más inclusión”, recalca la cocinera, que ha desarrollado talleres con el Liceo Politécnico, de la especialidad de Gastronomía. “Nos agradecieron la posibilidad, porque ver otras comidas, tocar otros productos y mezclarlos, fue enriquecedor para ellos”.

Una facilidad que tiene actualmente en su labor es poder contar con productos que, hace once años, ni se veían por estas tierras. “Ahora hay distribuidores mayoristas que traen todo desde Colombia. Aquí hay una tiendita colombiana con más de 120 productos, igual hay una verdulería de unos ecuatorianos que traen mucha fruta y verdura, chontaduro, plátano verde, la yuca, el maracuyá, el mango, la guayaba; muchas cosas”, valoró Angélica Florez.

 

Betzy Cárdenas, casi dos décadas bailando los ritmos peruanos en Magallanes

 

Con sus trajes típicos, la ciudadana peruana Betzy Cárdenas, acompañada de Jaime Alvarado, fue una de las que cerró la exposición “EmigrArte”, el pasado miércoles 13 en Zona Franca. Pese a que lleva aproximadamente 17 años viviendo en Magallanes no ha perdido su esencia ni las costumbres de su país, especialmente en lo que se refiere a la danza, que busca cultivar de manera permanente.

“Cuando cumplí los 18 años, llegué por el reto de conocer, entonces me decidí, se me dio la oportunidad de estudiar, me quedé y pensaba regresar una vez que terminara, pero finalmente permanecí en la región. Actualmente trabajo como administrativa y tengo dos hijos”, sintetizó Cárdenas, quien llegó desde Lima Cañete.

Pese a que siempre ha existido una velada rivalidad entre chilenos y peruanos, la artista afirma que su integración ha sido muy satisfactoria: “La gente ha sido muy amable. El primer año sí costó mucho, porque como en la región no estaban acostumbrados a recibir extranjeros, mantenían su distancia, pero ahora la gente ha aprendido a aceptar y a convivir con personas del extranjero”.

Si bien ya en su país bailaba, recién hace cinco años retomó esta actividad en Punta Arenas. “Me ha ayudado mucho para nuestra integración, de hecho preparamos un taller con la Seremi de las Culturas, donde fuimos integrando gente de Magallanes, les gustó y tenemos un grupo súper lindo. Siento que las artes, la cultura de cada país, son una buena entrada para que la gente aprenda a socializar entre todos”, expresó Betzy Cárdenas.

Finalmente, respecto de su participación en “EmigrArte”, exteriorizó que “presentamos tres tipos de danza peruana, de la costa, la sierra y la selva, y aunque al principio fue virtual, tuvimos que adaptarnos a este formato. En Zona Franca pudimos mostrar una marinera norteña. Me parece muy bien porque es una oportunidad para nosotros de integrarnos y que nos hagan partícipe, hay encuentro entre todos”, concluyó la artista que ya se radicó en la región, junto a sus hijos Sebastián y Esteban, ambos magallánicos.