Necrológicas
Involucra al menos 2.500 animales ovinos con marcas de distintos dueños

El 9 de noviembre se inicia el tres veces postergado juicio por “mega abigeato”

Por La Prensa Austral Martes 26 de Octubre del 2021

Compartir esta noticia
354
Visitas

Si no hay otros temas legales o externos que obliguen a un nuevo retraso, el 9 de noviembre comenzará a desarrollarse en el Juzgado de Letras y Garantía de Porvenir el postergado juicio procesal penal contra los hermanos Vladimiro Moisés, Andrés Jorge y Miguel Mauricio Gallardo Poll, además del hijo de uno de ellos, Jorge Luis Gallardo Guerrero, y el trabajador de campo Jonathan Alexis Cayupel Leviñanco. Todos ellos imputados en su momento por la Fiscalía por el denominado “mega abigeato en Tierra del Fuego”, robo de ganado presuntamente perpetrado entre abril y mayo de 2019 y que involucró a 2.500 animales ovinos, que fueron descubiertos por un denunciante y desbaratado por personal de Carabineros en un predio ganadero de sierra Boquerón.

La información la confirmó desde Punta Arenas el fiscal especializado en análisis criminal y focos investigativos, Felipe Aguirre, a quien le correspondió investigar el caso, indicando que probablemente no estarán los 80 testigos señalados inicialmente, aunque sí los seis peritajes enunciados: de armas, fotográfico, en planos, de señal contable por las facturas que los imputados decían tener, y de informática, relacionado al análisis de las comunicaciones entre los imputados por sus teléfonos celulares.

Lo que enfrentan

los imputados

Respecto a los acusados, Aguirre recordó que uno de ellos, Andrés Jorge Gallardo Poll, de entonces 68 años, fue gravemente agredido en la noche de año nuevo del presente año, siendo trasladado al Hospital Clínico Regional de Punta Arenas, donde después de varios meses logró recuperarse, y de hecho, compareció en una audiencia posterior a su convalecencia. Los imputados son acusados de cometer los delitos que conforman el “mega abigeato” de modo concertado.

Según los relatos previos, el grupo ingresó el 30 de abril de 2019 al lote 83 del sector Santa María, sin autorización de sus arrendatarios, los hermanos Rigoberto y Heraldo Oyarzún Gómez (este último hoy fallecido), ocupando el inmueble y cerrándolo con candado, donde dejaron pastando unos 3 mil ovinos ajenos. El 1 de mayo de ese año arrearon otro piño lanar, lo que fue detectado y denunciado a Carabineros por los afectados.

Cuando personal de la Sip de la 3ª Comisaría de Porvenir, del Sag y los mismos afectados ingresaron al lote, descubrieron actividad ganadera, ante lo cual los servidores públicos iniciaron su tarea de revisión de marcas y señas de los animales. Fue cuando el imputado, Vladimiro Gallardo Poll, se opuso a la acción de la autoridad y liberó a los ovinos, por lo que fue detenido. En la acción, se le encontró en su camioneta un arma de fuego y munición, que resultó ser un rifle que había sido robado tiempo antes en Punta Arenas.

En cuanto a los animales, se constata que tenían distintas marcas, muchos sin señas legales, de los cuales la mayor parte fue después reconocida por diversos ganaderos que habían denunciado su desaparición desde sus propiedades, avaluándolos en sumas cuantiosas, en algunos casos sobre 28,8 millones de pesos por majada. La usurpación predial se evidenció en un contrato de arriendo falso, ya que el acuerdo legal lo tenían los hermanos Oyarzún Gómez, que al inicio del invierno no lo ocupaban, por tratarse de un campo de verano.

Juicio tres veces

postergado

Cabe recordar que en octubre de 2020, mes en que se iba a realizar la acción judicial del caso vía online, ésta fue entonces postergada para el 5 de abril del presente año, debido a que la pésima señal de internet existente en Porvenir podría afectar, e incluso impedir, algún testimonio o exposición vital para el desarrollo del juicio. Sin embargo, más tarde se anunció una nueva postergación, que la semana pasada, finalmente decantó en la nueva fecha.