Necrológicas
  • Carlos Alberto Cárdenas Bahamonde
  • Rosa Adriana Pelaez Saavedra

FONDO E, en caída libre

Por Emilio Boccazzi Campos Lunes 1 de Noviembre del 2021

Compartir esta noticia
202
Visitas

En agosto pasado, escribí en esta misma columna respecto a la irresponsabilidad del sistema Político (Gobierno y Parlamento) de no desarrollar acciones para evitar o, compensar, la fuerte caída del Fondo E de los Multifondos del Sistema Previsional.

A las explicaciones plausibles de todos los economistas de todo color político, para explicar esta brutal caída que, en los últimos 12 meses, alcanza pérdidas por más de un 20%, sólo un proyecto presentado por el diputado Silber crea un Bono Post Laboral de 500 U.F. para quienes jubilen entre el 1 de enero de 2021 y diciembre del 2022. Algo que al día de hoy ni siquiera es Ley de la República. O sea, los adultos mayores, los que se encuentran a pasos de jubilar, “cooperarán” con el sistema, repitiendo lo que he dicho en innúmeras ocasiones: un nuevo “PAGO DE CHILE”. Algunos adultos mayores han llegado a perder en el último año hasta 20 millones de pesos de sus fondos para jubilar.

Recordemos nuevamente, que cuando se creó el sistema de los Multifondos (A, B, C, D, y E), en términos políticos y de “diseño” (¿?), se iba progresivamente desde los fondos más riesgosos a los fondos más conservadores. Es decir, en el diseño se buscaba resguardar, que la persona a medida que se acercaba a su edad de jubilar, se pudiera “refugiar” en los fondos C, D y principalmente el Fondo E. ¡Qué mal refugios diseñaron! Ni para hacer una casa de muñecas sirven.

Por otro lado, lo que avanza sin tropiezos por parte de la clase política, la que, obnubilada con las elecciones presidenciales, parlamentarias y la acusación constitucional contra Piñera o, lo que dicen o hacen o, no hacen los constitucionales, (casi como en la casa de vidrio), y para “enguindar la torta”, la larga novela del cuarto retiro del 10 por ciento de los fondos de las AFP, las temáticas de los adultos mayores que están jubilando o a punto de ello, ni para las tiras cómicas, como se dice. Al despeñadero después de trabajar en muchos casos por 40 años para recibir este trato.

En este embriagador cóctel (y con mala resaca), donde el cuarto retiro copa toda la agenda, y donde las volteretas y gran negocio político para algunos “honorables parlamentarios” en época de reelección, el temazo de las pérdidas pavorosas que ha tenido el fondo diseñado por el “sistema” como el más conservador, no ocupa espacio en ninguna referencia, en ningún debate presidencial, en síntesis, para ellos no existe.

Hoy en Chile, se encuentran atrapados en el Fondo E 1.200.000 personas, de las cuales sobre 200.000 tienen más de 55 años, es decir, personas que se encuentran a poco de jubilar en el caso de las mujeres y un poco menos en el caso de los hombres.

Cuando se apruebe el cuarto retiro (que espero personalmente para buscar reducir mi crédito hipotecario), probablemente las caídas del Fondo E serán aún más desastrosas. Las indicaciones que han intentado incluir los “honorables” para reducir la culpa y la conciencia, poco y nada, habla de esta realidad oculta y silenciosa, de quienes entran lisa y llanamente a la realidad de la vejez y la pobreza, después de pagar religiosamente sus cotizaciones y haber aportado a Chile y su Sociedad durante, 30, 35, 40 o más años de vida laboral.

Así como el Estado de Chile se ha gastado vía un IFE Universal (que no es tan universal, y que llega a muchos que no lo requieren y no les llega a muchos que sí lo requieren con urgencia) alrededor de 3.200 millones de dólares mensuales, poco se escucha de los adultos mayores, que HOY y MAÑANA temprano se estarán jubilando. Una profunda y urgente indicación para compensar a los que HOY se jubilan es perentoria.

Chile, país de profundas injusticias. Y las mayores con nuestros padres y madres y muy prontito con nosotros. El Pago de Chile con Neruda y la Mistral es sólo una muestra. Deudas históricas con los profesores jubilados, pensiones de miseria con los adultos mayores. Añoro propuestas y realidades de ocuparse de quienes tenían ñeque y voz, y galopantemente van perdiendo fuerza y deben escuchar a estos badulaques, los cuales ya están felices y forrados.