Necrológicas
Rector de la Umag y Centro Subantártico Cabo de Hornos

“La tarea de posicionar a Magallanes como el polo científico más austral del planeta la hemos asumido con el mayor de los compromisos”

Por La Prensa Austral Lunes 1 de Noviembre del 2021

Compartir esta noticia
305
Visitas

El cambio climático global es una realidad y requiere de nuestro accionar en el más breve plazo y, en ese sentido, las comunidades de esta región extrema esperan soluciones de una ciencia para el desarrollo territorial.

El desafío de realizar investigaciones científicas que permitan estudiar y conocer cómo afecta el cambio climático a nuestra sociedad, cómo a través de la ciencia se aporta a la biodiversidad y la sustentabilidad, sobre todo en una región como Magallanes que es catalogada como un laboratorio natural.

Para enfrentar este desafío en ciencias e investigación está próximo a entregarse un edificio único en el mundo: El Centro Subantártico Cabo de Hornos de la Universidad de Magallanes en Puerto Williams, cuyo financiamiento fue realizado por el Gobierno Regional de Magallanes.

En esta nueva infraestructura, convergerán el desarrollo del ecoturismo, la formación técnica y la investigación avanzada de los cambios globales, siendo un aporte también para la comunidad de la comuna Cabo de Hornos. El recinto se encuentra en la etapa de entrega y observaciones, y fue creado a partir de un diseño sostenible que incluye techos vegetales, un sistema de uso eficiente de la energía, áreas para investigación y educación, además de diversos espacios comunes.

El rector de la Universidad de Magallanes, Juan Oyarzo, resalta que “la tarea de posicionar a Magallanes como el polo científico más austral del planeta la hemos asumido con el mayor de los compromisos. Un proyecto que nace de un trabajo de más de 20 años en ciencia, conservación y educación en este territorio subantártico. Me refiero a la Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos y también hoy al Parque Marino Islas Diego Ramírez-Paso Drake, dos hitos de gran trascendencia para la soberanía nacional”.

“El Centro Subantártico será la primera construcción científica regional en acoger el mayor fondo basal adjudicado por la Umag en toda su historia institucional: $1.400 millones anuales por 10 años, para convertirse en un centro de investigación internacional innovador que integrará las ciencias ambientales, el arte y la ética, a fin de orientar los caminos de la sociedad global y la vida sostenible en este planeta”, destacó el rector Oyarzo.

Hace un par de semanas visitó las futuras instalaciones del Centro Subantártico el subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, quien manifestó:  “Quedé muy gratamente impresionado de los avances que muestra el Centro Subantártico Cabo de Hornos. El maravilloso edificio que lo albergará permitirá incrementar el impacto de este centro, único en el mundo.”

La autoridad educacional dejó en claro que esta infraestructura “transforma a la isla de Navarino en un verdadero polo científico, que enriquece no sólo a la Región de Magallanes, sino que a todo nuestro país. Adicionalmente, resalto el proyecto de docencia que se desarrollará a contar del año 2023, a través de carreras técnicas que se impartirán en él, lo que tendrá un efecto muy positivo en la comunidad local. En definitiva, habrá que estar atentos a la evolución e impacto que tendrá este centro en los próximos 10 años”.

El subsecretario de Educación Superior del Ministerio de Educación, Juan Eduardo Vargas, visitó Puerto Williams acompañado del rector de la Universidad de Magallanes, Juan Oyarzo, para recorrer las instalaciones del nuevo Centro Internacional Subantártico Cabo de Hornos (CHIC, por sus siglas en inglés), que opera bajo una alianza de cooperación que lidera la Universidad de Magallanes.

Tras recorrer el edificio, que acogerá a los investigadores, el subsecretario llegó hasta la Estación de Campo del Programa de Conservación Biocultural Subantártica donde también estuvieron presentes diversos personeros representantes de la comunidad de Puerto Williams, encabezados por el delegado provincial presidencial, Nelson Cárcamo.

Allí el vicerrector de Investigación y Postgrado, Andrés Mansilla, expuso sobre los alcances del reciente fondo basal, aprobado por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), que permite aportar financiamiento por diez años para el desarrollo de ciencia en el CHIC.

La visión de los investigadores

Investigadores que residen en Puerto Williams y que trabajan al amparo del Programa de Conservación Biocultural Subantártica, impulsado por la Umag, Universidad de North Texas, Instituto de Ecología y Biodiversidad y Fundación Omora, destacaron la oportunidad de mostrar lo que se realiza en la comuna Cabo de Hornos.

Kelli Moses, coordinadora de Programas Internacionales, señaló que “el subsecretario quedó encantado con el edificio. Estaba muy impresionado por la infraestructura y remarcó mucho la oportunidad que se abre para interactuar con la comunidad de Puerto Williams. Destacó la posibilidad de participación de la comunidad y al recorrer el edificio pudo apreciar sus instalaciones y proyectaba cómo funcionará a futuro con los estudiantes y los investigadores. También se interesó en la metodología de conocimiento ambiental de campo”.

Elke Shüttler, investigadora en ecología, expresó que “estuvo muy bien la visita porque demuestra que el nuevo Centro Internacional Subantártico Cabo de Hornos con este financiamiento a nivel nacional ya está en la agenda y realza lo que hacemos acá en el sur. Me alegra que haya interés por lo que estamos haciendo y lo que podemos aportar a la ciencia desde el territorio. Ahora también destaca el estilo del edificio que tiene una arquitectura amigable con el medio ambiente, con certificación led, y es un modelo para Chile.  También será importante que se financie investigación y se extrapole al mundo lo que estamos haciendo a largo plazo”.

Juan Rivero, investigador de aves, opinó: “El subsecretario hizo hincapié en lo que podría ser la transferencia y cuáles serán las necesidades que pueda cubrir el centro con respecto a la comunidad local. Comentamos acerca de las particularidades que tiene Puerto Williams, un lugar en el cual las infraestructuras que serían necesarias para el desarrollo del Centro Subantártico Cabo de Hornos, qué podemos aportar a la comunidad y allí en las conversaciones se vio lo que podría surgir como escuela de hostelería, algún diplomado, ofreciendo educación a favor de la comunidad. También será relevante lo adelantado por el profesor Andrés Mansilla que se instalaría el laboratorio de marea roja para ofrecer ese servicio que realmente es necesario acá”.

Sin lugar a dudas,  el Centro Subantártico Internacional, es un claro ejemplo de la importancia de hacer ciencia desde el fin del mundo, aportando al conocimiento de la biodiversidad, la sustentabilidad y el cambio climático.