Necrológicas
EDITORIAL

Coronavirus y retroceso a Fase 4

Por La Prensa Austral Martes 2 de Noviembre del 2021

Compartir esta noticia
70
Visitas

Atribuido a la variante Delta del coronavirus y al relajo en el cumplimiento de las medidas sanitarias, en las últimas semanas ha sido sostenida el alza de contagios tanto a nivel nacional como regional.

El fin de semana, Magallanes fue sindicada como la región con el mayor incremento de infectados en los últimos 14 días, lo que motivó la preocupación de la jefatura sanitaria y ayer el ministro de Salud, Enrique Paris, anunció que, a partir de mañana, todas las comunas de la Región de Magallanes retrocederán a la Fase 4 del Plan Paso a Paso.

Nuestra región fue la primera en avanzar a Apertura Avanzada el pasado 6 de octubre, accediendo la población y el sector productivo a mayores libertades respecto del desplazamiento y aforos.

Sin embargo, existía inquietud en el ministerio por el sostenido aumento de casos. El domingo, por ejemplo, se reportaron 14 infectados nuevos y ayer 5 más. De a poco, pero en forma constante, ha ido subiendo el número de casos activos, llegando ayer a 45 y al 1% de positividad diaria e igual porcentaje respecto de la semanal.

En este escenario, alivia el saber que, de las 260 personas hospitalizadas en la red de salud de la región, ninguna ha sido diagnosticada de Covid-19.

Mientras recibíamos la mala noticia del retroceso de fase, ayer se verificó el primer embarque de pasajeros de cruceros de turismo antártico en Punta Arenas, reiniciándose con ello las operaciones de esta industria en la zona.

Así como esta actividad quiere retomar su ritmo luego de más de un año y medio paralizada producto del coronavirus, hay otros rubros que apuestan a la mayor llegada de turistas a la región. Para ellos y para la población, en general, lo peor que puede pasar es que, por descuido de las personas o relajo de las medidas de contención del virus, suframos un rebrote de Covid-19 en la zona.

Cabe, entonces, retomar las campañas de prevención, insistir en el autocuidado, no descuidar la trazabilidad ni las fiscalizaciones, tanto como mantener activo el programa de vacunación y disminuir la tasa de rezagados.