Necrológicas
  • Angela Irlanda Navarro Arteaga

Escritor Juan Mihovilovic regresa a los orígenes con su nueva novela “Utero”

Por Cristian Saralegui Domingo 12 de Diciembre del 2021

Compartir esta noticia
121
Visitas

Una nueva obra sumará a su extensa producción literaria el escritor Juan Mihovilovic Hernández, que después del largo tiempo de la pandemia, volverá a reencontrarse con los magallánicos, para presentar su más reciente novela, “Utero”, de editorial Zudamérica.

La cita es mañana lunes, a las 19 horas, en el Club Croata, donde por primera vez contará detalles de este trabajo.

Tanto por el título como por volver a Punta Arenas, Mihovilovic ve esta oportunidad como un retorno a los orígenes. “El libro salió el año pasado, pero por la pandemia, no había tenido una presentación presencial. Hubo una en la Feria Internacional de Santiago, por Zoom, pero no es lo mismo, aparte que por cábala, siempre presento primero en Punta Arenas”.

El escritor y abogado define que “Utero” es una novela de búsqueda hacia el origen de la existencia. “Está muy vinculada a mi vida en el barrio Yugoeslavo de mi época, tiene relación con mi adolescencia, con la infancia, pero el narrador está contando desde un presente donde va intercambiando los tiempos, entonces, abre el presente y vuelve al pasado, y hay mucha elucubración reflexiva, psicológica, filosófica y una visión de mundo, respecto de cuál es el sentido de la vida y por qué vuelve como personaje, a buscar su origen en nuestra ciudad”, sintetizó el autor, que durante tres años elaboró su relato, que fue concluido a mediados del año pasado y publicado en octubre de 2020, con muy buena aceptación de parte de la crítica.

Profundizando más en el texto, Mihovilovic desarrolla que hay una combinación de realismo y ficción. “El personaje se mueve en entender que está llegando a una etapa de su vida en que está más cerca de la muerte que de la vida y hace un vínculo existencial muy potente con sus padres, que murieron en 2017 y a partir de eso va explorando la psicología individual de sus hermanos, la gente que lo rodea, volviendo siempre a este entorno yugoeslavo, del barrio, donde se fue conformando su personalidad; creo que es un resumen de muchos de mis tiempos anteriores, y eso lo hace, para mí, una obra importante dentro de las que he escrito”, desarrolló sobre la novela, que puede adquirirse en las librerías Entrepáginas y Marangunic.

Marino Muñoz Agüero será uno de los presentadores del libro, junto a la profesora de Literatura, Valeria González, “que hizo su tesis de grado sobre mis trabajos anteriores, hace como cinco años y que creo que es la persona que más conoce de mi obra”, destaca Mihovilovic, que en abril de este año se retiró de sus labores como juez, que desarrollaba en la Región de Aysén.

El juez y el literato

Para Juan Mihovilovic, combinar ambas actividades no supuso un problema, pues “mi vía de escape es el Derecho, pero yo escribo desde los 11 años. Si bien me gustó la profesión de juez, que ejercí por 26 años, siempre busqué momentos en la noche, fin de semana, vacaciones, para poder escribir, y eso hacía que me nutriera mucho de lo que veía en el ámbito judicial, donde se ven bastantes las miserias humanas, así que desde ese punto de vista, en muchas de mis obras hay situaciones de orden humano- judicial, que es lo que más me interesa”, reconoció.

“Utero” evidentemente, no escapa a este interés, aunque siempre desde otra mirada, porque “el libro tiene que ver con la interioridad del personaje y querer comunicarse con el otro, con la persona humana”.

A la hora de establecer características especiales de esta novela, en relación a su anterior producción, Mihovilovic establece que “tiene un alto grado de emocionalidad. Es una novela de corte existencial, de acuerdo a algunos críticos; es bastante realista en algunos aspectos, porque tiene que ver con la muerte de los padres del personaje, la enfermedad mental de uno de sus hermanos, con la necesidad de ir desentrañando el universo que lo hizo siempre girar en un sentido, que finalmente, estaba en el barrio Yugoeslavo. Su retorno tiene que ver con la conformación de la personalidad que va hasta los 15 a 17 años, la que después de estar conformada, le sirve como antecedente para poder tener una vida en experiencias concretas, pero con un sustrato bien potente de su formación tanto intelectual como de madurez inicial”, expuso.

De todas maneras, en este trabajo, Mihovilovic ve una síntesis con otra de sus obras, como “Yo, mi hermano”, “Desencierro” o “Grados de referencia”, lo que puede notarse en nombres de calles, por ejemplo.