Necrológicas
  • Flor Elena Rabanal Canto
  • Vicenta García del Valle
  • José Tulio Serón Díaz

Covid eleva a más de 300 las atenciones diarias en la urgencia del Hospital Clínico

Por La Prensa Austral Miércoles 19 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
256
Visitas

No es sólo la pandemia Covid la que mantiene tensionada a la primera línea de la Salud. Y es que las atenciones vinculadas al consumo de alcohol, ya sea por accidentes de tránsito, riñas o simplemente por constatación de lesiones, representan el 16% de las consultas.
La enfermera supervisora de la Unidad de Emergencia del Hospital Clínico Magallanes, María Luisa Cárcamo, comentó que la consulta total sobrepasa las 300 atenciones diarias, lo que representa el doble de lo que se observa en un verano habitual. En ese mismo periodo del año pasado la consulta diaria fue prácticamente la mitad (150), a pesar de que venía un rebrote, aunque -reconoce- no a este nivel.
La profesional, advierte que entre 30 y 50 atenciones diarias (por turno, generalmente en las noches) son atenciones vinculadas al consumo de alcohol. “Estos casos inciden en la presión asistencial. Afortunadamente no siempre son graves, pero sí hay situaciones mediáticas que son de cuidado y que por la gravedad de los hechos son pacientes de riesgo vital, que demandan que todo el equipo de salud se vuelque a su atención. Por otro lado, tenemos pacientes que vienen a constatar lesiones porque conducían ebrios o por agresiones menores, ellos vienen con dispositivos policiales y, por lo tanto, son personas que tenemos que atender antes que el resto, porque de dejarlos mucho tiempo, implica que la comunidad se queda sin este tipo de dispositivos”, explicó.
La profesional agrega que muchos pacientes exigen esta priorización, porque no siempre entienden la priorización para estas personas, que es algo que siempre ha estado considerado desde antes de la pandemia.
Otras consultas

Respecto del resto de las atenciones, las consultas principalmente son por patologías cardiovascular, infarto, sospecha de accidentes vasculares, patologías crónicas descompensadas, accidentes de tránsito y agresiones, traumatismos y la patología común médica que es la que se recibe en la unidad.
La enfermera recordó que desde el inicio de la pandemia se está trabajando con flujos de atención diferenciados, eso significa que el funcionario de salud que categoriza la atención discrimina si se viene a una atención respiratoria o a una atención común, de manera de evitar contagios.
“Dentro de la atención común (no respiratoria), contamos con traumatólogo, un pediatra (que igual ve patología respiratoria), un cirujano y un internista. En el sector respiratorio, se ve toda la patología sospechosa de Covid y todas las consultas se manejan como si el paciente estuviera contagiado, independiente que no tengamos acceso al resultado de la PCR que es posterior”, comentó para añadir que los que dan positivos son los menos y que la mayoría presenta otras patologías.
María Luisa Cárcamo sostiene que si bien la red asistencial se encuentra tensa por el aumento de las consultas, el llamado sigue siendo a consultar cualquier síntoma. “Los tiempos de espera están aumentados, pero es vital que la gente consulte y no que la gente siga haciendo su vida tal cual. Si se tiene congestión nasal, dolor de cuerpo, cefalea, tos, mialgias o fiebre, se debe consultar”, recomendó.
Asimismo, recordó que la unidad de urgencia cuenta con enfermeros, técnicos, auxiliares de apoyo y administrativos, todo un sistema que -admite- a veces se ve sobrepasado, pero que de alguna manera logra ser reforzado con la entrega de los profesionales.