Necrológicas
  • Angela Irlanda Navarro Arteaga
Acción judicial de contestación fue dirigida por una funcionaria, no por el juez

No se le permitió al Club Catef responder en audiencia por defensa de su sede

Por La Prensa Austral Martes 25 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
212
Visitas

No está asegurado judicialmente aún que el Club Social, Cultural y Deportivo Catef de Porvenir pueda mantener la propiedad de su casa sede, que como se sabe, es pretendida por el actual concesionario -que mantiene contrato de arriendo con esa institución- Juan Carlos Oyarzún. La afirmación se desprende de lo conocido tras la citación judicial para la comparecencia de la parte afectada por el intento de apropiación del bien raíz, en el Juzgado de Letras de la capital fueguina, la que se efectuó de modo virtual (a través de internet) y curiosamente, no fue dirigida por el juez titular, sino por una funcionaria del tribunal.

En la denominada “Audiencia de contestación” efectuada el martes de la semana recién pasada, se recibió la respuesta del presidente del Club Catef, Juan Carlos Kalazich, pero no se le permitió a su abogado representante replicar, porque la audiencia fue dirigida por la mencionada funcionaria, que al efecto no tiene la facultad de autorizar la contestación verbal. Por lo anterior, Kalazich interpuso un recurso de reposición el viernes pasado, para que se le permita a su abogado contestar por escrito.

Se espera replicar
y aportar pruebas

Lo que espera ahora el dirigente deportivo, es que se le deje contestar y luego, que le den periodo probatorio, lo que es decisión exclusiva del magistrado. Todo ello ante el argumento de la contraparte en el sentido que el Club Catef “no existe, que no tiene personalidad jurídica, ni que Juan Carlos Kalazich sea su presidente”, por lo que no podría representar a la entidad “Catef”, en consecuencia la oposición a la tenencia por el concesionario no sería válida, según la tesis del abogado del concesionario.

De hecho trascendió que la documentación de la institución fueguina, que se encontraba a resguardo en la oficina del Club Catef en la misma sede en disputa, habría sido destruida, por lo que se debió solicitar copias en los organismos estatales para demostrar su vigencia legal. Como había anunciado Kalazich -quien no pudo ser ubicado por estar en su labor ganadera fuera de Porvenir- si es necesario para defender la tenencia de la sede, recurrirá a todas las instancias superiores de la judicatura.

Otras instituciones
en alerta

La disputa judicial, que ya fue favorable a Catef en la solicitud rechazada a Oyarzún por Bienes Nacionales, y dada la difusión que le otorgó Fueguinas, en todo caso sirvió a otras organizaciones porvenireñas (entre ellas el Club de Volantes y el Partido Socialista de Tierra del Fuego) para regularizar sus papeles, ya que se conoció que hay otros ocupantes de edificios institucionales que están ejecutando el mismo tipo de recurso para solicitar para sí la propiedad de los inmuebles ocupados, en los que de buena fe se les ha permitido residir o tenerlos a su cuidado.