Necrológicas

Con 41 pasajeros volvieron los vuelos desde las islas Malvinas/Falklands tras más de dos años

Por La Prensa Austral Domingo 3 de Julio del 2022

Compartir esta noticia
205
Visitas

El aeropuerto Carlos Ibáñez del Campo lleva un buen tiempo funcionando con normalidad, desde que se inició la pandemia del Covid-19. Todos los vuelos dentro de Chile estaban llegando con normalidad, pero faltaba el regreso del itinerario entre Punta Arenas y las Islas Malvinas/Falklands. Pasaron dos años y medio para que Latam retomara este servicio, fijado los días sábado con una frecuencia a la semana. 

Una espera que quienes se desempeñan en las islas que pelean Argentina con Inglaterra, se había hecho eterna. Chilenos y gente de otros países realizan diversas funciones en el archipiélago, por temporadas o más a largo plazo; pero siempre con esta opción de volar, que con la aparición de la pandemia, se cortó. Hasta ayer.

Cuarenta y un pasajeros arribaron en el vuelo LA894 que salió a las 13,57 horas desde Mount Pleasant y arribó a las 15,30 a Punta Arenas. Para esperarlos, se desplegó un operativo tanto sanitario como de documentación, pues había personas cuyos pasaportes habían vencido durante este periodo.

Obviamente, la alegría era manifiesta. Arturo Guala expresó que “ya eran casi tres años sin poder viajar. Hubo un primer vuelo de repatriación, pero éste es el primer vuelo comercial que se abre. Yo trabajo de barista en una cafetería, hace seis años, se hizo largo, normalmente trabajas un año entero y te puedes escapar un mes. Soy de Punta Arenas, pero hace mucho tiempo no vivo acá. Con el Covid, el primer año y medio estuvimos completamente libres, y poco a poco se fue abriendo la frontera para que llegara gente de Inglaterra, porque ellos sí podían viajar y llegó el virus hace unos seis meses y comenzó a esparcirse, pero ya la gente estaba toda vacunada”.

En tanto, una familia portomontina lleva 14 años en las Malvinas/Falklands, pero hace tres años no podían viajar. A la espera de volar mañana a su ciudad natal, Henry Cisterna indicó que “nuestros pasaportes estaban vencidos y no podíamos viajar hacia Inglaterra, entonces la única posibilidad era esperar. Vivimos allá, soy mecánico y venimos todos los años”, declaró junto a su hija Camila y su esposa Angela Alvarado.

Jorge Cisternas se desempeña hace seis años como electricista en Falkland Island Company. “Allá es súper tranquilo, una vida completamente normal, pero la diferencia es que no contamos con la posibilidad de visitar a nuestros seres queridos. En mi caso me contacté con la gente de la Dirección Chilena de Extranjeros, a los que quiero agradecer su coordinación. Yo soy de Viña y me toca todo el vuelo de vuelta, pero con muchos deseos de estar con mi hija, que no la veo hace cinco años”.

En espera para seguir viaje hacia Lima, Perú, Santiago Cabezas lleva trabajando 12 años en las islas y siempre se daba un tiempo para viajar. “Estábamos muy complicados por no poder salir, menos mal ya se puede. Trabajo en construcción, y la vida muy tranquila a pesar del clima”, comentó junto a su hijo José.

Quien vivió una odisea fue el marino mercante Isaac Romero, también peruano, que lleva seis meses en Malvinas/Falklands. “Por la pandemia, tuve que llegar a las islas por Inglaterra, muy largo, cuatro días de viaje, ahora hay más facilidad. Viajaba de Perú a Holanda, de ahí a Inglaterra hasta las Falklands”.

Milena Verdugo trabaja en un jardín infantil, es de Valparaíso y lleva tres años en las islas. “Esperamos caleta, pero ya estamos aquí. Yo vivo con tres amigos. No había podido viajar de vuelta y ahora tomaré el vuelo hacia Santiago”.

Capitán y trámites

El capitán del vuelo, Andrés Pérez manifestó que “para nosotros es un orgullo ser parte de la tripulación después de dos años, ocho meses. Vimos muchas caras de felicidad, hubo aplausos al aterrizaje. Fuimos para allá con 25 pasajeros y regresamos con 41”.

Se desplegó un operativo especial para atender casos puntuales, sobre todo de pasaporte y documentaciones. Al respecto, el director subrogante de la dirección de la comunidad chilena en el exterior, Antonio Kaiser, explicó que “nuestro propósito es acercar el Estado a los compatriotas que residen fuera del país. Producto de la pandemia estuvieron dos años aislados, sin tener dónde renovar documentos, cédulas, por lo tanto, los estamos recibiendo, para que puedan hacer sus trámites lo antes posible antes de volver a trabajar en las islas. Aquí está el Registro Civil y Chile Atiende para derivar lo más rápido posible a los trámites más urgentes, como renovación de cédula y pasaportes, e incluso, una inscripción de nacimiento de un niño de dos años, para que pueda tener su cédula”.