Necrológicas
  • Oscar Luis Cárdenas Ordenes
  • Ema Costa Iribarren
  • Manuel Suárez Mattioni
  • Mercedes Pizzulic Piffautt

Buques inmortales: patrullero Cabrales, “explorando nuevas rutas”

Por La Prensa Austral Domingo 24 de Julio del 2022

Compartir esta noticia
166
Visitas

Francisco Sánchez Urra
Historiador

Las labores de muchos buques de la Armada de Chile son silenciosas, a veces desconocidas pero trascendentes para el desarrollo nacional y la conexión de nuestro territorio.

El patrullero de Servicio Hidrográfico Corneta Cabrales es parte de este grupo de buques, en donde largas comisiones de sondaje y mantención de las ayudas a la navegación son parte del quehacer permanente, estando hoy lejos de su puerto base de Punta Arenas, actualizando cartas náuticas para una segura navegación, fundamental para la seguridad y el desarrollo de nuestra Patria, lo cual une a las diferentes dotaciones en un servicio fundamental, autodenominándose “Cazadores” y siendo su lema “Explorando nuevas rutas”.

El inicio de una historia

surcando los mares

El 28 de junio de 1996 se realizó la apertura de bitácora del patrullero Cabrales, unidad que recorre nuestros mares aportando a las diferentes áreas de misión institucional en servicio de Chile, explorando nuevas rutas en zonas apartadas de la Región de Magallanes y Antártica Chilena.

Su historia se remonta al año 1992 con la planificación del proyecto “Taitao”, llevado a cabo por Asmar Talcahuano, el cual tuvo el propósito de construir seis unidades con las capacidades de efectuar trabajos de señalización marítima, fiscalización pesquera, apoyo logístico a unidades de tarea y zonas aisladas, como además patrullajes costeros y oceánicos.

La unidad naval lleva el nombre de un héroe de 15 años, Gaspar Cabrales Besodilla, quien siendo dotación de la gloriosa corbeta Esmeralda, el 21 de mayo de 1879 entregó su vida a la Patria, al igual que el comandante Arturo Prat Chacón, llamando al combate con sus toques de corneta, instrucción que cumplió hasta su último aliento en aquella jornada inmortal.

Entrando en servicio el 28 de junio de 1996, fue destinada al puerto base de Valdivia, prestando diversos servicios en las diferentes áreas de misión de la Armada de Chile. Posteriormente el año 2000 el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (Shoa), planteó la necesidad de contar con un buque con las capacidades para cumplir con tareas hidrográficas y oceanográficas dentro de sus roles principales, siendo el Cabrales reorientado en sus funciones, recibiendo un sistema de sondaje Multihaz, asumiendo así el importante rol de “Trabajos hidrográficos y oceanográficos”.

Equipamiento de

punta para labores

hidrográficas

Es de esta manera que la nave se encuentra equipada con instrumental de punta, lo que lo convierte en la plataforma más moderna de Sudamérica, destacando: dos ecosondas multihaz, uno para ser utilizado en profundidades menores de 200 metros y con una capacidad de recepción simultánea de 1.440 haces por barrido, y otro para aguas profundas entre 200 y 1.200 metros con capacidad de recepción de hasta 320 haces por barrido; posicionador satelital DGPS; un ecosonda direccional que permite ubicar en forma oportuna cualquier peligro submarino que atente contra la integridad de la nave; un ecosonda monohaz; un perfilador acústico; un sonar de rebusca lateral; una draga marina para muestras de fondo, y equipamiento que le permite efectuar enlace directo con las estaciones satelitales de marea.

La labor hidrográfica cuenta además con el apoyo de una lancha acondicionada denominada Albatroz, con el fin de efectuar trabajos en aquellas áreas, que por la baja profundidad de las aguas no pueda ser realizado por el buque.

Explorando las

complejas rutas

australes

Entre el año 2000 al 2006 el patrullero operó con puerto base en Valdivia, para posteriormente ser asignado a la Tercera Zona Naval, con puerto base en Punta Arenas, en donde se ha mantenido 16 años cumpliendo importantes tareas encomendadas, realizando una gran variedad de comisiones hidrográficas, apoyo y reaprovisionamiento a zonas aisladas, patrullajes, renovación y reparación de señalización marítima y combate a la contaminación acuática.

Hoy la unidad se encuentra explorando nuevas rutas, desplegada en una comisión hidrográfica realizando sondaje en el área norte de la jurisdicción de la Tercera Zona Naval, la cual tiene contemplada 25 días de arduo y meticuloso trabajo, el cual es fundamental para la actualización de cartas de navegación y mantener rutas seguras para la dinámica actividad marítima de la zona.

Es de esta manera que Cabrales se mantiene recorriendo los rincones australes de Chile la dotación de la unidad continúa explorando nuevas rutas, siguiendo la senda de servicio y entrega que por 26 años ha marcado el carácter de sus tripulaciones, inspirados por la Patria y sus altos destinos, explorando nuevas rutas superando las difíciles condiciones meteorológicas y geográficas de la Región de Magallanes y Antártica Chilena.

Visión de comandantes

El capitán de fragata Juan Sepúlveda, comandante durante el año 2019 de los “Cazadores” recuerda que “ser comandante del Cabrales ha sido uno de mis mayores desafíos y orgullo profesional, principalmente porque creo que esta unidad naval es distinta a otras con que cuenta la Armada de Chile, porque si bien navegando a lo largo del país como el resto de los buques, tiene como función principal efectuar el levantamiento hidrográfico de los distintos canales y aguas nacionales, es decir, tiene la tarea constante de explorar y abrir nuevas rutas. Lo anterior, lleva consigo una serie de riesgos que sólo es factible sortear gracias a los modernos sistemas y equipos con que cuenta la unidad, pero por sobre todo por el profesionalismo y dedicación que entregan diariamente la tripulación que la conforma”.

Sepúlveda señala que “tengo los mejores recuerdos del personal que conformamos esa unidad el año 2019, donde navegamos 23.000 millas náuticas equivalentes a más de 41 mil kilómetros, realizando diversas tareas como las comisiones hidrográficas, señalización marítima y apoyo a zonas aisladas”.

Concluyendo, el comandante Sepúlveda señala que “el PSH 77 Cabrales y las personas que la tripula, aportan significativamente  a las áreas de misión, destacando por su constante contribución al desarrollo nacional y la seguridad e intereses territoriales”.

Para el capitán de fragata Eduardo Moreno, comandante de la unidad durante el año 2021, señala que “haber sido el comandante del PSH 77 Cabrales ha sido un privilegio único e inigualable. En primer lugar, las características de la unidad permiten desplegarse hacia lugares privilegiados de la región austral, en donde se disfruta de un contacto muy estrecho con la naturaleza en áreas que escasamente han sido visitadas”.

Moreno comenta que “al mismo tiempo, resultó enriquecedor el  aprendizaje obtenido acerca de los procesos batimétricos e hidrográficos que permiten actualizar la cartografía de navegación, y así contribuir a la sociedad en brindar rutas de tránsito más seguras en los canales australes. Finalmente,  el haber dirigido a un grupo humano en donde a diario se respira camaradería, motivación y orgullo de pertenecer a su unidad, facilita el trabajo en equipo y hace más sencillo aquellos desafíos que aparentan complejidad”.

La primera mujer

La teniente primero Daniela Machuca fue la primera oficial segundo comandante de la nave, responsabilidad que desempeñó durante el año 2021, recordando que “es grato haber tenido la oportunidad de haber sido la segundo comandante del PSH Cabrales, dado que para nosotros como hidrógrafos, el PSH Cabrales es la plataforma donde nos hacemos especialistas, desde el 2016 al 2018 estuve realizando variadas comisiones a bordo, donde uno le toma el peso de forma real, lo que conlleva una comisión hidrográfica, todo lo que compete una planificación diaria; la preocupación por nuestra gente que trabaja en bote, el cálculo de los tiempos, la consideración de la componente meteorológica, la acuciosidad de la data compilada y entre otras coordinaciones que permiten obtener un producto cartográfico a futuro”.

Afirmando que “fue una bonita experiencia haber sido la segundo Comandante el año 2021, cuando el Buque cumplió 25 años desde su construcción, haber recibido y ser un apoyo para los nuevos hidrógrafos en comisión”.

Es de esta manera que el patrullero se mantiene recorriendo los rincones australes de Chile la dotación de la unidad continúa explorando nuevas rutas, siguiendo la senda de servicio y entrega que por 26 años ha marcado el carácter de sus tripulaciones, inspirados por la Patria y sus altos destinos, explorando nuevas rutas superando las difíciles condiciones meteorológicas y geográficas de la Región de Magallanes y Antártica Chilena.