Necrológicas
  • Mario Devandas Mansilla
  • Oscar Melgarejo Bravo

Aprovecharon las vacaciones de invierno para pulirse en la locución y animación

Por La Prensa Austral Jueves 4 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
384
Visitas

La mayoría ya tenía la experiencia de pararse frente a un público y animar eventos. Algunos partieron de muy chicos, y la pandemia les cortó ese avance. Ahora retomaron este proceso, ya que en estas vacaciones de invierno volvió a realizarse el Taller de Locución y Conducción de Eventos, que funciona hace 16 años bajo el alero del Departamento Extraescolar de la Cormupa.

El locutor Pedro Guichapany Miranda está a cargo del taller, en que diez estudiantes de entre 9 y 16 años de edad han aprendido sobre la metodología de lectura en voz alta, memorización, improvisación, postura de la voz, impostación, postura escénica, entre otros ejercicios. Todo con miras a los eventos que deberán conducir durante el segundo semestre como la edición Nº 16 de “Declamando la Patagonia”, que se realizará el 31 de agosto en el Instituto Superior de Comercio. Otro evento en el que participarán es el Gran Cuecazo Escolar, programado para el 14 de septiembre en lugar por confirmar y el Festival Folclórico Estudiantil en la Patagonia, cuya edición Nº 19 se desarrollará los días 19, 20 y 21 de octubre en el gimnasio de la Escuela Portugal.

La más pequeña es Antonella Yaguello, que va en cuarto básico en la modalidad exámenes libres, y cuya particularidad es que es bisnieta del recordado locutor regional Daniel Ruiz Oyarzo. Respecto del taller, detalló que “hemos estado haciendo trabalenguas, trabajando textos, modulando la voz, aprendiendo a ser locutores. Al principio puede resultar difícil, pero con la práctica, puedes lograrlo y se te hará más fácil.

Aprender a improvisar

En tanto, Sabina Pérez, que cursa octavo básico en la Escuela Hernando de Magallanes recordó que “cuando chica, en mi colegio, con lo poco que sabía hacer sobresalía: recitaba poesías en la formación, que es lo que más recuerdo. Ahora con el taller sé que necesito aprender a improvisar”.

Una de las que lleva más tiempo en el taller es Javiera Hernández, estudiante de primero medio en el Liceo María Auxiliadora. “Partí en 2017, en cuarto básico, entonces estuve harto tiempo animando el festival y otras presentaciones como locutora. Se pasa bien en el taller”. Ese mismo año entró Christopher Gallardo, estudiante de primero medio en el Liceo Experimental Umag y que ya ha animado en tres festivales estudiantiles “casi siempre trabajamos juntos con Javiera y nos complementamos muy bien. Lo primero que realizamos fue por un cambio de planes a último segundo. Sobre el taller, el ambiente es bakán, aprendes a improvisar, lees uno que otro trabalenguas, se pasa bien”.

María Ignacia Levién también va en octavo básico en la Escuela Hernando de Magallanes y participa en el taller desde 2018. “Entré porque en el colegio estoy en el taller de televisión y leía en actos, las noticias del colegio, soy bastante buena en eso y después la tía me ofreció venir acá. He mejorado bastante el hecho de leer ante el público e improvisar cuando algo pasa, porque no todo es perfecto”. A su vez, su compañero Ariel Arcaya se mostró interesado en tener un programa de radio “informativo sobre lo que está ocurriendo en este tiempo, porque mucha gente ya no ve las noticias y no saben qué está pasando. El año pasado comencé con este interés, pero en el taller estoy desde 2019. He mejorado poder hablar frente a un público porque antes me ponía nervioso y no podía ni siquiera decir una simple palabra”.

Superar la timidez

Nicolás Ruiz, del Liceo Luis Alberto Barrera animó el festival folclórico estudiantil en 2019, su única experiencia de este tipo. El estudiante de primero medio contó que con el taller también superó la vergüenza de hablar ante una audiencia, además de mejorar la modulación. Francisco González, del mismo liceo, pero de cuarto medio, entró cuando cursaba octavo y animó en 2018, el Festival Santa Cecilia “en la Escuela Juan Williams, donde estudiaba. Ahí fui ‘recogido’ por el tío Pedro y al año siguiente volví a animar el festival. Y como el slogan del festival es ‘Cantares del Reencuentro’ nosotros también nos reencontramos este año para reactivar el habla, la locución y la animación para el festival y otros eventos que se realizan. Me interesa seguir en este tema, y también participo en música y ese es otro de los motivos para ser parte del festival fue este taller, la música folclórica”.

Benjamín Fuentealba, estudiante de tercero medio del Liceo Juan Bautista Contardi está en el taller desde que iba en sexto básico “cuando en una edición de ‘Declamando en la Patagonia’ representé a mi colegio y el profe me preguntó si me interesaba participar en el taller de locución. Me gusta porque se aprende mucho, a modular que ha sido lo más importante, actualmente me cuesta improvisar, pero de a poco se va superando. Bueno, siempre se mejora lo de estar frente al público. He participado en festivales desde el 2017 a 2019 y otros eventos. Esto yo lo veo como un hobbie, pero igual es bastante interesante, y como tampoco estoy tan seguro de por qué camino me quiero ir así que esta opción igual está presente”.

También formó parte del taller Valentina Sánchez, de tercero medio del Liceo Experimental Umag y todos ya están preparados para los eventos que organiza la Corporación Municipal y que los reencontrará con el público.