Necrológicas
  • Eudalia del Carmen Ojeda Ojeda
  • Rosa Mancilla Ampuero

Aula hospitalaria: la educación más allá de las barreras

Por La Prensa Austral Sábado 6 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
45
Visitas
  • Un grupo de 27 niños, con distintas enfermedades y tratamientos, continúa con sus clases.

Veintisiete menores -entre niños y jóvenes- sometidos a distintos tratamientos médicos, dan vida al Aula Hospitalaria donde tienen la posibilidad de recuperarse y también de aprender dentro de su proceso de restablecimiento de su condición de salud, ya sea en el Hospital Clínico o en su domicilio.

La directora de la Fundación Inclusiva, Camila Scarabello González, destacó que el programa nació de una alianza con el Servicio de Salud, a partir de 2020, por lo que las clases se iniciaron en Pandeli, vía remota, por las medidas sanitarias imperantes. Desde esa fecha se han atendido a cerca de 80 niños.

El ingreso es por derivación del médico tratante, permitiendo así que puedan continuar con su rutina y no tengan retrasos escolares.

“En noviembre pasado comenzamos con las clases presenciales en el Hospital Clínico, con niños cuya condición de salud es compatible con la presencialidad, aunque este año aumentaron las derivaciones y estamos con 27 niños, que vienen de manera presencial, sin embargo hay otros a los que vamos a ver a sus casas y algunos que están hospitalizados”, planteó Camila Scarabello

Añadió que la presencialidad implicó un cambio importante y es que el vínculo que se genera con sus profesores es diferente, aunque por la condición de salud, aún hay niños que deben permanecer aislados y en ese caso se debe implementar la educación remota.

Subraya que si bien están suscritos al currículum nacional, hay una flexibilización curricular que depende de cada caso, de la situación y de la estadía de cada niño, siendo una educación más personalizada. Ellos son atendidos de manera multigrado, es decir, en una misma sala pero cada uno con su propio objetivo, similar a lo que sucede en escuelas rurales.

Los equipos están compuestos principalmente por educadores diferenciales, que tienen experiencia en estas adecuaciones y además de profesores regulares.

Preocupa subvención

El Aula Hospitalaria está reconocida por el Ministerio de Educación y recibe subvención del Estado. “La Fundación aporta en el financiamiento porque la subvención siempre es insuficiente, sobre todo porque se basa en el modelo de asistencia al igual que el resto de los colegios, pero muchas veces no podemos atender a los niños porque están súper complicados de salud, si un niño está en una Uti no le puedes hacer clases y corre el modelo de asistencia, entonces hemos tenido muchos problemas con eso”, complementa.

Admite que han estado en conversaciones para ir avanzando en el reconocimiento del Aula Hospitalaria, que tiene elementos propios del contexto que no se pueden tratar de nivelar. “La subvención es insuficiente y muchas veces se aportan los recursos para poder completar los recursos, porque, por ejemplo, la educación a domicilio, requiere de un despliegue mayor, donde en el caso de un alumno de educación media que necesita más de un profesor, ese despliegue es más difícil de financiar”.

Finalmente, Camila Scarabello apuesta porque en Chile se cree la modalidad de Aula Hospitalaria en Chile y de hecho hay un proyecto de ley en el Congreso, de modo que pudiera existir un reconocimiento en términos de recursos, metodología y de currículum, pero además una subvención que sea propia y adecuada a la modalidad.