Necrológicas
  • María Nelly Miranda Rodríguez
  • María Angela Muñoz Cárcamo

Otra vez el centro fue escenario del desenfreno de los jóvenes

Por La Prensa Austral Lunes 8 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
9,990
Visitas
  • Los “derrapes” de vehículos, incluso sobre la vereda, volvieron a tomarse la esquina de calles Pedro Montt y Lautaro Navarro.

Las imágenes viralizadas durante las últimas horas a través de las redes sociales son elocuentes. Dan cuenta de otra jornada de fin de semana de desórdenes públicos en la céntrica esquina de Pedro Montt y Lautaro Navarro, donde decenas de jóvenes son parte de un divertimento que no sólo termina poniendo en jaque la seguridad de los vecinos y de la propiedad pública y privada, también la de los propios protagonistas.

La situación a todas luces ya parece insostenible, y aunque su origen es de larga data, fue hace algunas semanas cuando una agresión y una riña encendieron las alarmas de las autoridades y los entes vinculados a seguridad, con al alcalde Claudio Radonich dirigiéndose al día siguiente a la misma intersección para fustigar a través de la prensa este tipo de acciones y dar cuenta de las medidas que se buscarían adoptar para ponerles freno.

Horas después se conoció de las gestiones concretas: cierre perimetral de los edificios aledaños para evitar la reunión de jóvenes con consumo de alcohol y reuniones con locales del centro que expenden bebidas alcohólicas.

Posteriormente, las autoridades municipales se reunieron con la administración de la discoteca que se ubica en calle Pedro Montt. La fiscalización al interior y el registro de cámaras al exterior deslindaron de toda responsabilidad a dicho local, incluso pusieron en entredicho y observancia el funcionamiento de un establecimiento aledaño.

Con esos antecedentes, el Concejo Municipal aprobó la patente de la “disco” argumentando que no existen reclamos ni evidencias que permitan sostener que dicho lugar es el origen de los problemas que se generan en horas de la noche y madrugada en la mencionada esquina del centro de Punta Arenas.

Ayer desde el municipio se señaló que uno de los acuerdos entre los estamentos de seguridad, con participación de autoridades, policías y de la propia entidad edilicia, fue el reforzar la fiscalización en calle Pedro Montt con Lautaro Navarro. De hecho, el reforzamiento hizo que al menos durante dos semanas no se registraran situaciones vinculadas a desórdenes. No obstante, bastó un poco de flexibilidad en el control para que nuevamente los jóvenes se desbordaran con el consumo de alcohol en la vía pública, el paso de vehículos “roncadores” y acciones como las que se aprecian en los registros viralizados: derrapes de automóviles incluso sobre la vereda.

Parte de los ediles reconocen la gravedad de los hechos y la complejidad a la hora de enfrentar el problema, tomando en cuenta la cantidad de personas que se dan cita los fines de semana en dicho punto y la insuficiente dotación que tiene Carabineros para desplegar acciones de tal envergadura.

El tema volverá a ser analizado esta semana al interior del municipio, intentando nuevamente coordinar acciones con el resto de los organismos ligados a la seguridad.