Necrológicas
  • Hernán Soriano Barahona
EDITORIAL

Feria Antártica Escolar y su regreso presencial

Por La Prensa Austral Martes 9 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
33
Visitas

– Nadie pudo imaginar que el regreso presencial de la Fae sería tan potente ni los jóvenes que llegaron a Punta Arenas pudieron pensar que recibirían un encargo tan vital: abrazar la ciencia y el conocimiento y ser, desde ahora, embajadores de la Antártica en todo Chile.

La noche del sábado pasado se dio a conocer que estudiantes de enseñanza media de Puerto Montt y Talca viajarán al continente blanco como ganadores y ganadoras de la XIX versión de la Feria Antártica Escolar.

Ellos participarán en una expedición científica con verdaderos investigadores e investigadoras polares en dicho territorio.

Como casi todas las actividades, la Fae también sufrió las drásticas restricciones que impuso la pandemia y este año significó el regreso presencial de este concurso, pudiendo llegar a Punta Arenas estudiantes de distintos rincones de Chile, quienes no sólo pudieron presentar sus proyectos ante un jurado de expertos y otro ciudadano, sino que pudieron compartir entre ellos, conocer investigadores y expertos que están trabajando en la zona en diversos campos científicos y visitar museos y lugares de interés.

Durante la ceremonia en que se conoció a los ganadores del concurso, la emoción fue la principal invitada. Terminar con el encierro y el distanciamiento social fue un gran paso para estos jóvenes y los profesores que le guiaron en sus trabajos. Para los asistentes, fue impresionante ver cómo una maestra del norte del país expresaba cuán impactante fue para ella poder subirse a la réplica del HMS Beagle, embarcación en la cual llegó a la zona Charles Darwin. Impactantes fueron las lágrimas y alegría desbordante de una joven de Puerto Montt al relatar que, por fin, encontró a otros estudiantes que comparten un lenguaje tan técnico como lo puede ser el científico, tanto como conocer a profesionales a quienes admirar y querer seguir. Tierna fue la declaración de un joven de Santiago que admitió que no sabía dónde quedaba la Antártica y que, luego de conocer a los pingüinos, dicha especie será su animal favorito.

Nadie pudo imaginar que el regreso presencial de la Fae sería tan potente ni los jóvenes que llegaron a Punta Arenas pudieron pensar que recibirían un encargo tan vital: abrazar la ciencia y el conocimiento y ser, desde ahora, embajadores de la Antártica en todo Chile.