Necrológicas
  • Hernán Soriano Barahona

Hoteles fueguinos esperan reponerse con hospedajes durante el Gran Premio

Por La Prensa Austral Martes 9 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
360
Visitas

El sábado y domingo próximos se corre en rutas isleñas el Gran Premio de la Hermandad Chilena Argentina en Tierra del Fuego, y aunque el entusiasmo no es el mismo de años anteriores previos a la pandemia, por el menor número de corredores en esta versión y los problemas económicos en ambos países, el movimiento ya se percibe en Porvenir, donde los hoteles esperan mejorar su alicaída situación, después de dos años sin poder atender en forma normal a los turistas. Y es que el Gran Premio representa un plus para mejorar las cosas, al menos en parte, dicen los hoteleros.

En el Hotel España, ícono de albergue de corredores trasandinos, las últimas 2 semanas se ha repletado la capacidad con los pilotos que hacen “hoja de ruta” y las habitaciones están todas tomadas, reservadas y pagadas con antelación, dijo la administradora Pamela Sandoval. “Son más que nada argentinos y a contar del miércoles y hasta el lunes 15 estamos completísimos con el tema de la Hermandad. Mañana comenzamos a convertir habitaciones dobles en cuádruples, las dobles en triples y las individuales en dobles, porque debemos agregar una gran cantidad de camas adicionales”, aseguró.

Dijo que hay 60 pasajeros confirmados para las carreras, a los que se suman los que van a comer y reunirse, fácilmente atienden a un centenar. Parecido panorama se vive en el Hotel Selknam, donde la capacidad está llena desde el jueves 11 hasta el próximo lunes, afirmó su propietaria, Jessica Ozuljevich. En su caso, la mayoría son corredores puntarenenses y pocos argentinos, los cuales requieren solamente alojamiento.

En los hostales la cosa es diferente: en la Residencial Génesis aún hay cupo para unas 10 personas, sostuvo su dueña,
Gladys Cerda, ya que sólo cuatro pilotos han reservado alojamiento. Aunque su hostal atiende a empresas, le quedan habitaciones y se puede ampliar la capacidad de camas, pero confiesa que los argentinos que la han llamado demuestran este año, poca solvencia económica por la situación en su país, ya que sacan cuentas y no les conviene.

“Igual uno entiende y les puede hacer precio, es cosa que lo pidan”, sugirió. Algo parecido ocurre en el Hostal Kawi, donde son pocas las reservas de deportistas argentinos, pues también atienden a operarios de empresas, pero hay disponibilidad porque justo se produce el cambio de turnos durante la prueba automovilística. “Hay una sola reserva de argentinos que llegan el día 12, y conocidos que están reservando por WhatsApp”, subrayó Rosa Soto, en representación de su hijo, Adolfo Ojeda, el empresario hostelero.