Necrológicas
  • Hernán Soriano Barahona

“Desesperadamente dedicado a ti”. Adiós a Olivia Newton-John

Por Marino Muñoz Aguero Domingo 14 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
133
Visitas

Hay noticias que se llevan parte de nuestros días; no podemos generalizar valga la aclaración, pero a algunos (as) nos pasa, y la partida de nuestra querida y admirada Olivia Newton-John a otros universos, es un ejemplo de ello.

Olivia nos traslada a esas lejanías de 1975, cuando se hizo conocida en Chile y se publicaron sus discos. Ello nos obligó a hacer un alto en la esquizofrenia rockera que nos volaba la cabeza (Yes, Led Zepellin, Pink Floyd, Emerson, Lake and Palmer y otros) para encontrar un remanso de paz en su dulce y tierna voz que nos regalaba suaves melodías. Esa voz y esas canciones formaban un todo indivisible con su imagen, su vestimenta y sus modos. Sus primeras interpretaciones eran en general composiciones de otros autores, ya conocidas en sus versiones originales, y se alternaban entre la balada de amor y el “country”, como por ejemplo, “Me and Bobby McGee” (Fred Foster / Kris Kristofferson), “If” (David Gates), “If Not for You” (Bob Dylan), “Take Me Home, Country Roads” (John Denver) o “I Love You, I Honestly Love You” (Peter Allen / Jeff Barry). Luego vendría la etapa de la consolidación de éxitos grabados por ella en edición original o haciendo interesantes versiones propias: “Have you never been mellow”, “Greensleeves”, “Jolene”, “The air that i breathe”, “Sam” o “Don’t Stop Believin’”.

Eran de esas canciones para escuchar en la tranquilidad de una tarde en casa de nuestras amigas de los quince años, cuando existía aquello de “juntarse a escuchar discos” y luego tomar once (“tomar café”, como decimos los magallánicos) bien atendidos por las mamás (las “tías”) disfrutando de una rica cocoa Cadbury, scones con “Jam” (apelativo magallánico de la mermelada), uno que otro dulcecito o unos bravos milcaos si teníamos suerte.

Pero, al final de ese periodo (1971-1977) vendrían cambios trascendentes. En 1978 filma “Grease” junto a John Travolta y en cuya banda sonora figura “Hopelessly Devoted to You” (que se conoció en Chile como “Desesperadamente dedicado a ti”). La comedia ambientada en Estados Unidos en los años ’50, transforma a la hasta entonces “niña buena” en pandillera californiana. Si “Grease” llegó a ser la película musical más exitosa de la historia, fue en gran medida por Newton-John. Ese cambio de imagen lo proyecta a sus nuevas producciones empezando por “Totally hot”, también de 1978, que nos trae a una Olivia más rockera, enfundada en ajustadas tenidas de cuero negro y donde la pista “Deeper Than the Night” fue uno de los impactos musicales de ese año.

En 1980 participa en la película “Xanadú” junto a Gene Kelly y la producción musical del conjunto “Electric Light Orchestra”, film que en general, no tuvo buena recepción. Pero, en 1981 la cantante alcanza a nuestro juicio, el punto más alto de su carrera con el álbum “Physical”, del cual la canción homónima, estimamos, es la más escuchada de todas las que grabó y uno de los íconos de la música “ochentera”. Esta vez, con una imagen sensual y una estética “flashdance”, la artista se luce en el video promocional interpretando la atrevida letra de la composición. Esta línea la mantuvo hasta el álbum “Soul kiss” de 1985, de ahí en adelante sus registros denotaban un regreso a sus orígenes musicales, pero con el apoyo de las nuevas tecnologías instrumentales y de grabación.

Newton-John grabó 43 albumes: 28 de ellos en estudio, 6 en vivo y 9 bandas sonoras de películas; todo lo anterior, sin considerar diversas compilaciones. Su primera producción “If not for you” fue publicada en 1971 y la última “Friends for Christmas” en 2016, con la colaboración del cantente inglés (nacionalizado australiano) John Farnham. Vendió más de 100 millones de álbumes y muchas de sus canciones alcanzaron el primer lugar de los más prestigiados rankings a nivel mundial, todo lo cual la hizo  acreedora de múltiples reconocimientos a lo largo de su trayectoria.

La cantante nació en Cambridge, Reino Unido en 1948 y no en Australia como se señala erróneamente (sólo pasó la infancia y adolescencia en ese país) y en 1975 se fue a vivir a Estados Unidos. Se casó tres veces y tuvo una hija. Fue una reconocida activista contra el cáncer y en defensa de los animales y el medio ambiente. En 2017 actuó en el Festival de la Canción de Viña del Mar.

Olivia Newton-John desarrolló una carrera brillante y ascendente durante la cual supo adaptarse a los vaivenes del gusto popular, sin perder su esencia y sin convertirse jamás y ni siquiera adoptar poses de diva. Admirando su versatilidad, reconocemos que nos quedamos con la Olivia de los inicios cuando nosotros rondábamos los quince años; esa Olivia para escuchar comiendo scones con “Jam” y tomando cocoa Cadbury con nuestras amigas. La artista falleció el pasado 8 de agosto en California, Estados Unidos. Hoy la despedimos desde estas páginas patagónicas con esta crónica “Desesperadamente dedicada a ella”.